F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
Museo Auto Alemania
Museo Auto Bélgica
Museo Auto España
Museo F. Alonso
Museos Auto Francia
Museo Auto G.Bretaña
Museo Auto Holanda
Museos Auto Italia
Museo Auto Mónaco
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




   

 

 

 


 

 


Fernando Alonso Collection
 

  

  

 

En junio de 2015, Fernando Alonso inauguró su museo y circuito en su ciudad natal, Oviedo.


El museo se encuentra en el concejo de Llanera, a pocos kilómetros de la capital asturiana.


No hemos tenido todavía ocasión de dejarnos caer por Oviedo, pero en marzo de 2014 pudimos disfrutar de la colección de los coches de Fernando en Madrid, en la exposición que tuvo en la Sala del Canal de Isabel II y que constituye la base de la colección expuesta en Asturias.


Hasta que podamos visitar el actual museo, las fotos que encontraréis aquí se corresponden con

lo que estuvo expuesto en Madrid y que, salvo la nueva ubicación, es lo que podréis ver en Asturias. Una buena manera de ir abriendo boca.


Más info sobre horarios de apertura, tarifas, etc. en www.fernandoalonso.com/museo/


Por supuesto el tiempo pasa y ahora, en 2016 al menos hay dos coches más en el bote: el Ferrari 14T de 2014 y el McLaren MP-4 30 del año pasado. Sin contar a uno muy querido de Fernando y que no estaba en Madrid. Nada más y nada menos que el McLaren Honda de 1988 de su ídolo Ayrton Senna. Uno de los coches de F1 más implacables de la historia. Por algo Fernando siempre ha dicho que le debe al brasileño su afición.

 

Veamos las novedades, que no hay como echar mano de internet para "ilustrar" la cosa...


 

   

Su último Ferrari, el 14T de 2014

 

Y su primer McLaren Honda,  el MP4-30 de 2015

 

Fernando con el McLaren Honda MP4/4 de 1988 de Ayrton.

Ayrton Senna se llevó el campeonato con 8 victorias y 13 poles

Prost consiguió otras 7 victorias. Entre ambos ganaron 15 de las 16 de la temporada

 

La Colección Fernando Alonso es un hito en Europa y en el mundo, pues no hay otro museo igual. Al menos que yo conozca, ningún piloto europeo ofrece lo que ofrece Fernando, ¡Todos los monoplazas de su extensa y victoriosa carrera!


Es, por merecimiento propio, uno de los "santuarios" de todo buen aficionado a la Fórmula 1. Museos que exponen monoplazas de F1 hay muchos y muy buenos, pero dejando al margen la Colección Alonso, los otros dos museos que no hay que perderse son el de Donington Park de Inglaterra y,  por supuesto, el Museo Ferrari de Maranello. Los dos los tenéis un poco más abajo. En enero de 2016 he tenido ocasión de volver a Maranello y allí estaba  uno de los F150 Italia de 2011 de Fernando Alonso. Otro ejemplar lo encontraréis más cerca, en el museo de Oviedo.

 

   

 

 

 

 

Pincha en la foto y disfruta de Donington...



Los primeros pasos y los primeros triunfos en el karting...

 

La colección comienza con la época del karting, en la que, a los 3 años, Fernando empezó a vivir entre efluvios de gasolina.

 

La historia de Fernando Alonso es bien sabida por todos y en el karting ya mostró enseguida su instinto luchador y ganador. Tras llevarse varios campeonatos regionales, a los 12 y 13 (1993 y 1994) ganó el campeonato de España y el del Mundo al año siguiente, luciendo el número 14. El mismo que sigue llevando ahora en su McLaren. Todos esos kart forman parte de la colección. 

 

El kart campeón del mundo, 1995

  

 

 

 

   

 

 

 

   

 

 


 


 


 

 

Empieza su carrera en monoplazas...

 

En 1999, el ex-piloto de F1 Adrián Campos le ofreció correr el "Euro Open Movistar by Nissan" con un Coloni. Fernando no perdió el tiempo y se llevó el campeonato tras haber obtenido 6 poles y 6 victorias... 

 

La Colección Fernando Alonso en el Sala del Canal, Madrid 2014

  

El Coloni de la Euro Open Movistar by Nissan, campeón en 1999

  

El Lola F3000 de 2000. Vencedor en el mítico Spa-Francorchamps

 

   

Y llegó, con 19 años, a la Fórmula 1...
  

Fernando ya apuntaba maneras y no pasó desapercibido para los ojeadores de la F1. Ferrari fue la primera en interesarse por el asturiano y,  mediante un acuerdo verbal, su futuro parecía unido a la escudería Prost para ir fogueándose. Sin embargo, el italiano Flavio Briatore le ofreció fichar por Renault y allí se fue, aunque en 2001 fuera cedido a Minardi.

 

Así pues, debutó con Minardi -comprado por el australiano Paul Stoddart- en el G.P. de Australia de 2001. Aunque el coche no estaba para tirar cohetes, Alonso cuajó buenas actuaciones, obteniendo un décimo puesto en Alemania. Con el actual sistema de puntuación eso le hubiera supuesto su primer punto...

 

 

   

 

El Minardi European PS01 de 2001

 


   

Un jovencísimo Fernando Alonso, en su debut en la F1 - GP Australia 2001

 

Al final de 2001 terminó la cesión y en 2002 se convirtió en piloto de pruebas de Renault. Este Renault RS22 es el único que falta en la colección, quizás porque él no era titular...

 


La era Renault: la primera victoria en un Gran Premio

 

 

El Renault R23 de 2003. Su primera victoria en F1, en el Gran Premio de Hungría

 

En el podio de Hungría 2003

La primera victoria siempre es lo más.

 

En 2003 sustituye a Jenson Button y pasa a ser piloto oficial de Renault junto al italiano JarnoTrulli. 2003 señala el inicio de la "Alonsomanía". Fernando se convierte en el piloto más joven de la historia de la  F1 en lograr una pole position en Bahrein y, unas carreras después, un 24 de agosto en Hungría, sube al primer cajón del podio. ¡el ganador más joven de la historia y el primer español en lograrlo!

 

 

La conjunción entre los colores de la bandera asturiana y los de Renault

dieron a la "Alonsomanía" una seña de identidad increíble.

 

La temporada 2004 representó la inflexión antes de la explosión de 2005. El RS24 fue un buen coche, pero le faltó un punto de competitividad. Aún así Alonso obtuvo cuatro podios (un segundo y tres terceros) y terminó 4º en el campeonato. Por su parte, Trulli se llevó en Mónaco el único triunfo de la temporada. 

 

   

 

Alonso en el RS23

 

El RS24 de 2004

 

 

Los dos campeonatos del mundo: 2005 y 2006

 

 

 

El Renault RS25... ¡Alonso, campeón del mundo 2005!

 

La temporada 2005 significó para Fernando tocar el cielo. El RS25 resultó una perla y le reportó a Renault y a Alonso 7 victorias y el campeonato mundial. El primero para ambos. Y no fue fácil. El McLaren de Raikönnen le puso las cosas muy complicadas con sus 7 victorias. Fue un campeonato francamente disputado. Alonso se convirtió en el campeón del mundo más joven de la historia de la F1 y Renault, campeona de marcas. 

 

 

La temporada siguiente, la de 2006, significó la de la confirmación. El rival cambió. Schumacher y Ferrari relevaron a Kimi y a McLaren Mercedes y a punto estuvieron de llevarse el gato al agua, pero al final Alonso aguantó la presión del alemán. Una vez más, empate a victorias, siete para cada uno. Fernando y Renault revalidaron sus campeonatos.

 

Antes de acabar la temporada, Alonso hizo público su fichaje por McLaren Mercedes. Su sueño de recalar en McLaren, el equipo de su querido Ayrton, se hacía realidad...

 

 


El RS26 de 2006, la montura del segundo campeonato del asturiano

   

El grito del campeón. Brasil 2005

 

 

El trofeo de ganador del su primer GP de España

en Montmeló (2006)

 

 

Renault conmemoró sus campeonatos de 2006

 

 

   

 

 

 

 

 

McLaren Mercedes - 2007 

Un tercer campeonato que tuvo que haber sido y no fue...

 

 

 

El precioso McLaren Mercedes MP4-22 de 2007. Un coche nacido para ser campeón y que no pudo ver cumplida su misión

  

Lo sucedido en McLaren en 2007 ha hecho correr ríos y ríos de tinta y no voy a insistir en ello. Solamente quisiera recordar que lo que comenzó siendo un sueño hecho realidad al ingresar en McLaren, la escudería mítica de Ayrton Senna, fue convirtiéndose, poco a poco, en una pesadilla con tintes de sainete y de thriller a partes iguales.

 

McLaren y Ron Dennis ficharon a Fernando a mediados de 2006, cuando era campeón del mundo en título. Al ingresar en el equipo a primeros de 2007 era ya bi-campeón mundial. Una ventaja que Dennis y el equipo no supieron ni gestionar ni aprovechar. Peor no se pudo haber hecho.

 

Siempre me he preguntado cómo es posible que Ron Dennis fichara y tuviera en sus filas a todo un bi-campeón mundial en título para luego pasarse la temporada jurando y perjurando que en el equipo no había ni primeros ni segundos, equiparándolo -al menos sobre el papel- con todo un debutante, por muy prometedor que éste fuera, que lo fue. Seguro que hubiera habido tiempo para todo, pero...

 

 

En el viaje de Renault a McLaren, Fernando se dejó su cabellera...y algo más.

 

¿El resultado de semejante dislate? Eso también es historia. El coche era muy bueno y Fernando, en buena lógica, debiera haberse anotado su tercer campeonato consecutivo y McLaren haberse llevado el de constructores porque tenía una auténtica máquina de ganar, el McLaren MP4-22.  Al final, ni lo uno ni lo otro. Debido a los errores de unos y otros, Fernando acabó fuera del equipo y el equipo acabó fuera del campeonato, con una multa de 100 millones de dólares por el caso "Ferrarigate". Otro sainete que salpicó la temporada. Ferrari y Kimi, que estaban donde había que estar, lograron pescar en río revuelto y e finlandés se encontró un campeonato que siempre vio muy lejano.

 

En fin, han pasado casi diez años de todo aquello y ahora Fernando ha regresado a la que debiera haber sido su casa por muchos años. El tiempo cura las heridas, aunque de momento, a mediados de 2016, las cosas no van saliendo como se esperaba, pero todo se andará.

 

En cualquier caso, para mí, Fernando Alonso "fue" y será para siempre el auténtico campeón de 2007. 

 

   

Ganador del GP de Monaco en 2006 y 2007

 

Celebrando el triunfo en Mónaco 2007

 

Lo cierto es que el MP4-22 es muy bonito y fue muy competitivo. 8 victorias en su palmarés, con 4 para Alonso y otras tantas para Hamilton, aunque tales datos quizás resulten un poco engañosos. El GP de Hungría hubiera tenido que ser para Alonso, no para Lewis, pero ese episodio fue uno de los más  determinantes de tan rocambolesca y estrafalaria temporada. 

 

 

   

 


 


 

 

Renault 2008-2009 o el regreso del hijo pródigo... 

 

La presentación del RS28 con Nelson Piquet Jr como compañero de 2008

Fernando recuperó su cabellera y la tranquilidad.

 

Tras su efímera estancia en Woking y a falta de un lugar libre en Ferrari en 2008  -su otro sueño como piloto de F1- Fernando acabó regresando, con Flavio Briatore, a la que fuera su casa durante muchos años.

 

 

 

Pudo haber fichado por Red Bull, pero no quiso. Una vez fallida la experiencia McLaren, había que esperar el momento de sentarse en un Ferrari, el equipo más laureado de la historia de la Fórmula 1. Y no seré yo quien le reproche a Fernando su decisión.

 

A toro pasado es fácil hablar y si se hubiera decidido por Red Bull -en 2008 el equipo "que da alas" todavía carecía de pedigrí y de éxito- hubiera sido un puntazo. Su cuenta de campeonatos del mundo habría engordado exponencialmente. Pero a menudo, para triunfar de forma habitual, es necesario estar en el lugar adecuado y en el momento oportuno y esa suerte a Alonso le ha sido tradicionalmente esquiva...

 

En cualquier caso, Renault le ha querido siempre y los dos años pasados en la marca del rombo fueron un paréntesis en su carrera antes del gran salto a Ferrari.

 

El RS28 le permitió obtener dos victorias: la polémica de Singapur y la incontestable del GP de Japón. El coche fue especialmente competitivo en el último tramo de la temporada, con tres cuartos puestos, un segundo y dos victorias en las seis últimas carreras, terminando quinto en el campeonato.

 

El RS28 de 2008 - Otro ejemplar se encuentra en el Museo de Mónaco

 

La temporada 2009 no fue tan competitiva con el RS29 y sólo un tercer puesto en Singapur adornan su palmarés. Llegó la hora de Ferrari... 

 

   

 

 

El RS29 de 2009

 

 

De rojo Ferrari...

 

Los Ferrari F2012 y F138 de 2013, los dos Ferrari "más modernos" expuestos en Madrid.

En Asturias ya podemos disfrutar del F14 T.

  

Por fin, en 2010, llegó la oportunidad de vestir de rojo. Y empezó a lo grande, con victoria en la primera carrera de la temporada, en el circuito de Sakhir, en Bahrein. 

 

Ver a Fernando de rojo y ganando a la primera fue una pasada.

La cosa prometía y sí, a punto estuvo de dar la campanada...

  

   

El Ferrari F2010

 

Su parte trasera no era de lo más bonito...

 

Lo bueno que tiene la colección de Fernando Alonso es que exhibe todos sus monoplazas de F1, Ferrari incluidos. Algo sin parangón en ninguna parte dle mundo. Alonso estuvo cinco temporadas en el equipo de Cavallino Rampante, así que podremos disfrutar de cinco de los últimos Ferrari de F1, un privilegio que no se tiene ni en el propio museo Ferrari de Maranello.

 

El paso de Alonso por Ferrari,creo que ha sido bastante más exitoso de lo que puede parecer a simple vista. 3 subcampeonatos del mundo lo corroboran. Dos de ellos perdidos "in extremis" en 2010 -cuando todo soplaba de cara para el primer entorchado de rojo, por un error táctico desde el muro- y en 2012, cuando quedó a sólo 3 puntos de Vettel.

 

11 victorias con Ferrari, logradas con casi todos los coches que ha pilotado. Solamente el poco competitivo F14T de 2014, el último de la lista, no le ha permitido seguir engrosando su cuenta de triunfos.

 

Si bien siempre le quedará -y nos quedará- el regusto amargo de no haber podido lograr un campeonato del mundo vestido de rojo, el recuerdo de su paso por la Scuderia irá ganando entero con el paso de los años. Y es que Fernando ha hecho grandes cosas en Ferrari, pero es que en Maranello nada resulta fácil. Y, si no, que se lo pregunten ahora a Sebastian Vettel...

 

El Ferrari F2010. Su primer Ferrari y también el más victorioso, 5 triunfos.

   

El museo muestra vídeos del campeón asturiano

 

 

El Ferrari F150 Italia, que conmemoraba el 150 aniversario de la unificación italiana

le reportó un único triunfo en el GP de Gran Bretaña

  

 

   

 

El F150 Italia lucía orgulloso

la bandera italiana en el alerón

 

La colección muestra todo un abanico de monos, cascos

y trofeos. Aquí los de la temporada 2011.

  

Tras un 2011 que Vettel y Red Bull dominaron a placer con 11 victorias, la temporada 2012 no auguraba un panorama mucho más alentador ni para Fernando ni para el resto. Sin embargo no fue así y Ferrari empezó más fuerte que los de la bebida energética. Sin embargo Vettel y Red Bull se pusieron las pilas en la segunda mitad de la temporada y encadenaron una serie de cuatro victorias consecutivas en siete carreras. En ese periodo, Alonso sólo obtuvo una y ambos llegaron a la última carrera con opciones de título. Fernando terminó segundo y durante mucho tiempo acarició el título. Al final, Vettel logró un sexto puesto -después de haber hecho un trompo- y por sólo tres puntos se llevó su tercer título consecutivo. A veces la vida es así de dura...

 

 

 

El Ferrari F2012, con el curioso morro que hizo furor ese año. Una vez más Alonso rozó el título...

  

 

   

 

El Ferrari F2012 no pasará a la historia por su

belleza, pero si hubiese ganado el título...

 

El volante de un F1 moderno

tiene mucho de nave espacial

  

Los primeros años de lan segunda década del siglo XXI  fueron un duelo entre Red Bull y Vettel y Ferrari y Alonso, que siempre acabó en el saco austríaco.

 

En 2013 Red Bull volvió por los fueros de 2011 y su dominio fue aún más brutal. 13 victorias se anotó Vettel por sólo 2 de Alonso con el Ferrari F138. Por lo menos una de ellas fue en Montmeló. Aún así Alonso acabó logrando su tercer subcampeonato con el Cavallino, aunque a todo un mundo de Red Bull...

 

 

 

El Ferrari F138, el monoplaza más reciente expuesto en Madrid. Ahora ya no lo es...

 

En 2014 cambió la reglamentación de la F1. Se abandonaban los V8 de 3 litros en favor de los V6 Turbo y se abría una puerta a la innovación y a la oportunidad de dar en el clavo. Y, en efecto, un equipo dio el aldabonazo: Mercedes.

 

Ferrari presentó el nuevo -y poco agraciado- F14 T y los resultados no acompañaron.  Mientras Lewis Hamilton y su Mercedes plateado se pasearon a placer, logrando 11 triunfos, Fernando sólo pudo lograr dos podios y terminó sexto en el campeonato y muy desesperanzado con el equipo del Cavallino Rampante tras cinco temporadas en las que tremendos errores de estrategia dieron al traste con las expectativas de uno y otro.

 

Actualmente el F14 T forma parte de la colección...

 


 

 

El increíble retorno a McLaren Honda...

 

En 2015 Fernando tomó una sorprendente decisión: ¡Regresar a McLaren!

 

Esas cosas nos recuerdan que nunca se puede decir nunca jamás y, de la mano de Honda, Alonso y Ron Dennis se dieron de nuevo la mano. Este retorno marca una circunstancia cuanto menos curiosa. Si pasamos por alto a la temporada inicial en la que estuvo cedido por Renault a Minardi, la larga carrera de Alonso en F1 ha tenido lugar en sólo tres equipos, habiendo regresado posteriormente a dos de ellos.

 

 

 

Alonso y Button. Dos campeones del mundo sin un coche a su altura...

 

Eso sí, si el McLaren MP4-30 no fue el mejor coche de su carrera, Fernando no lo ha descuidado y, por supuesto, ya forma parte de su colección privada. La colección de Alonso es única porque permite contemplar la evolución de los monoplazas de Fórmula 1 del siglo XXI, desde el Minardi de 2001 hasta el McLaren de 2015. Un privilegio que sólo se puede contemplar en Asturias...

 

 

Fernando en su museo, con su última adquisición...

  

 

Alonso no corre solo...

 

Entre la mutlitud de objetos interesantes que podemos contemplar en su museo, los cascos de sus rivales en la pista ocupan un lugar de privilegio en su colección. Dedicados, por supuesto...

 

 

 


 

   

 

 

   

 

El de Kimi Raikkönen

 

El de Seb Vettel

 

Y el de su archirrival, Hamilton

  

 

El azul de Coulthard y el rojo de Schumacher

 

 

Despedida y cierre

 

Estamos en 2016, pero la colección de Fernando Alonso no dejará de crecer. Por ahora la próxima adquisición será, a buen seguro, el McLaren Honda MP4-31 de este año. Y no será el último.

 

 

 

 

En suma, la Colección Fernando Alonso es un regalo para todos los buenos aficionados a la F1 y al propio Fernando Alonso, que han de darse una vuelta por Oviedo y Asturias, porque allí no sólo hay una colección única en el mundo, sino también todo un paraíso.

 

 

 

Guardar

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com