F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
A de...
B de...
C de...
D de...
E de...
F de...
G de...
H de...
I de...
J de...
K de...
L de...
M de...
N de...
Ñ de...
O de...
P de...
Q de...
R de...
Reloj
Repuesto
Retorno
Ritmo
Rollo (buen)
S de...
T de...
U de...
V de...
W de...
X de...
Y de...
Z de...
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




 

 

 

epuesto

 

 

Desde luego no todo en la vida tiene repuesto, pero la lista de lo que sí lo tiene no es precisamente corta…

 

Y como campistas y caravanistas, nos vendrá muy bien tener a mano unos cuantos “repuestos”.

 

De esos que vienen al pelo cuando algo importante se estropea en el peor momento, empezando por los líquidos del “Thetford” y acabando por la rueda de repuesto de la caravana (y del coche, aunque ahora los fabricantes se empeñen en convertirla en una “especie a extinguir” con esa excusa de mal pagador que es “que ahora ya no se pincha”)

 

A mi me gusta ir bien pertrechado en piezas de repuesto.

 

 

 

Nos han pasado tantas cosas a lo largo de los años, que disponer de los materiales necesarios cuando las cosas se tuercen ayuda tanto a superar el obstáculo como a ahorrar tiempo en el trance.

 

La lista puede ser muy, muy larga y queda al gusto de cada cual su amplitud, pero llevar unas lámparas de repuesto, fusibles o las herramientas necesarias para la sustitución serán siempre buenos aliados para dejar atrás los contratiempos.

 

Ah, por último quisiera hacer una mención especial para algo tan importante como son los rodamientos de la caravana. Y lo bien que va llevar a bordo un juego de repuesto.

 

Como ya hemos tenido unos cuantos problemillas con ellos, lo mejor y más sensato es revisarlos periódicamente y cuando la rueda muestre holgura, sustituirlos antes de salir de viaje.

 

Una avería de rodamientos puede ser muy seria - pudiendo afectar a todo el eje- por eso nunca está de más llevar un juego de repuesto por si, durante el viaje, nos vemos en la necesidad de cambiarlos.

 

Y es que encontrar el repuesto necesario cuando uno está por esos mundos de dios ni es fácil, ni rápido ni mucho menos barato. En cambio, teniéndolo, cualquier taller nos lo podrá cambiar si hace falta.

 

Y si alguien todavía considera que eso no es una buena idea le sugiero que eche un vistazo a uno de nuestros viajes más “gafados”, el del Languedoc

 

Y luego hablamos.

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com