F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
La caravana es fácil
Neumáticos ¡Ojo!
Estabilizador bola
Estabiliz.electrónic
El "Movedor"
El mantenimiento
Consumo y caravana
El gas. Legalidad
El peso máximo - MMA
La ITV y la caravana
Nuestras caravanas
El Club Duero (VLL)
APRENDER A GORRAZOS
BUENAS IDEAS
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




 

El peso máximo autorizado de la caravana (MMA).

 

 

  • La cifra de “peso máximo autorizado” o MMA que aparece en la ficha técnica de la caravana nos indica el peso máximo legal con el que podemos cargar nuestra compañera de viaje en condiciones de ruta.

 

  • ¿Y por qué nos interesa saber esa cifra?. Pues por varios motivos. El principal es que si la Guardia Civil o la policía de tráfico de cualquier país nos para y nos obliga a pesar la caravana, si nos pasamos del límite, aparte de sancionarnos, bien pudiera ordenar la inmovilización del remolque.

 

  • Otro no menos importante es el efecto que la suma de las “masas máximas autorizadas” del vehículo tractor y del remolque tiene sobre el permiso de conducir. Hasta el 9 de diciembre de 2009 el permiso de conducir clase B, es decir el que tenemos todos por defecto para conducir coches, nos autorizaba a conducir un conjunto vehículo-remolque cuyo peso máximo (MMA) sumado no superase la cifra de 3.500 kg.; si la superaba ese peso, que suele ser lo habitual cuando se junta un todo terreno y una caravana grande, entonces no quedaba otro remedio que sacarse el permiso de conducir clase B+E.

 

  • Pero cuidado, ¡QUE ESTO HA CAMBIADO A PARTIR DEL DÍA 9 DE DICIEMBRE DE 2009!. En efecto, ese día entró en vigor la modificación del Reglamento General de Conductores. Ahora los poseedores del permiso clase B pueden continuar conduciendo un remolque con masa máxima superior a 750 kg. siempre y cuando la masa máxima conjunta no supere los 3.500 kg. - es decir, como hasta ahora -  pero la novedad radica en que si la masa máxima del conjunto tractor-remolque no rebasa los 4.250 kg. no será obligatorio disponer del permiso de conducir B+E, bastando para ello superar una prueba de control de aptitudes y conocimientos, tanto de destreza en maniobras como de manejo del remolque en el tráfico real. En suma, que la principal novedad es que ahora uno puede ahorrarse la realización de la prueba teórica exigida para la obtención del B+E. No obstante, puesto que desconozco los detalles de todo esto, lo mejor es que, si el tema os afecta, os informéis directamente en la Jefatura Provincial de Tráfico respectiva.

 

  • Otra cuestión relevante es la resistencia de los neumáticos. Cada neumático, dependiendo de sus características, está pensado para soportar un peso máximo por rueda, que viene señalado en el flanco del neumático. Ese es un extremo que los caravanistas, por desconocimiento, solemos pasar por alto, pero que repercute directamente en la seguridad, pues si el peso real de la caravana excede del peso máximo que los neumáticos instalados puedan soportar, el riesgo de reventón aumenta bastante. De ahí la conveniencia tanto de asegurarnos que no corremos riesgo, como montar, si es posible, unos neumáticos reforzados que soporten un peso mayor.

 

  • Con independencia de lo anterior, hay que vigilar las presiones de las ruedas –al menos antes de la salida de viaje- y mantenerlas siempre bien hinchadas. Nosotros las hinchamos a 4 psi de presión, después de llevar ya dos reventones a cuestas.

 

  • En general tendemos a cargar demasiadas cosas en la caravana, muchas de ellas seguramente no siempre necesarias. El exceso de peso no sólo repercute negativamente en el consumo, sino que nos coloca en situación de riesgo ante un pesaje inesperado.

 

  • Lo normal es que el peso real de la caravana exceda el máximo autorizado. El problema suele ser complicado de resolver porque los propios fabricantes de caravanas empiezan por no hacer bien sus deberes. De entrada el peso de la caravana en vacío que consta en la ficha técnica rara vez coincide con el peso real. Seguramente porque cuando las homologan lo hacen con la caravana bastante “pelada”, sin incluir elementos de equipamiento que luego se entregan “de serie” al cliente: calefacción, aire acondicionado, toldo, etc.; Todos esos aparatos “se comen” gran parte del margen de peso teóricamente destinado “a equipaje”. El resultado final es que la caravana, una vez cargada con la ropa, la comida, la bombona de butano y los mil y un cachivaches, tiende a pasarse del límite legal.

 

  • Y si alguien se extraña, le invitamos a que lo compruebe y pese su caravana en cualquier báscula pública. Seguramente se llevará una gran sorpresa.

 

  • La realidad es que casi todos circulamos por encima de ese límite, así que lo único que podemos hacer, aparte de estar al tanto del asunto, es evitar sobrecargar la caravana a tontas y a locas. Caso típico… ¿quién no ha paseado por medio mundo el avance que ha montado tantas veces que le sobran dedos de la mano?.

 

  • Y hablando de la carga. Por razones de seguridad y de estabilidad de la caravana, conviene que nos aseguremos de repartir bien el equipaje por la caravana, teniendo buen cuidado de situar lo más pesado lo más cerca del eje que podamos. Al mismo tiempo es bueno no poner cosas muy pesadas en la parte trasera.

 

  • En suma, que conviene tener el tema del peso muy presente, especialmente en lo que a los neumáticos se refiere.

 

 

 

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

 

 

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

 

 

 

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

Descripción

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com