F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
Cómo cruzar Francia
Repostar barato (F)
Viajar con animales
Los peajes en Europa
Los peajes Europa 2
Transporte Público
Alemania peculiar
Ferries y barcos
El Eurotúnel
Los trenes lanzadera
Avión+hotel+coche
Alojamientos varios
Volar barato
Alquilar un coche
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS AUTOMÓVIL
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




Alojamiento en hoteles, casas rurales y

hoteles de carretera.

 

 

  • Acostumbrados como estamos a viajar “con la casita a cuestas”, la necesidad de recurrir a la hostelería tradicional para las vacaciones o viajes de fin de semana se reduce bastante, pero no faltarán ocasiones en que nos haga falta contratar alojamiento en hoteles.

 

  • Y es que no siempre la caravana es la mejor opción de transporte y alojamiento cuando se trata de hacer una escapada de fin de semana o puente. Razones de tiempo pueden favorecer otras formas de viajar. A veces podemos optar por hacer el viaje en coche, tren o avión y alojarnos de modo “normal” (para algunos, claro).

 

  • Sin ir más lejos, en el puente del 1º de mayo de 2005 hicimos una “escapada-relámpago” a la reserva de aves de “Les sept îles”, en la costa bretona para observar, en vivo y en directo, a los frailecillos, aves migratorias que uno ve cuando puede y no cuando quiere. La única manera razonable de cubrir más de 2.700 km. de autopista en cuatro días y medio, visita incluida, era ir sin caravana. Coche y hotel fue la solución. En Bretaña, en Perros-Guirec, nos alojamos en un hotelito rural que era una monada y durante el trayecto de ida y vuelta, en hoteles de carretera “Etap” y “Première Classe”.

 

  • Los campistas de tienda de campaña también son usuarios potenciales de ese tipo de hoteles, pues las inclemencias del tiempo pueden hacer que, en determinadas ocasiones, les interese recurrir a sus servicios.

 

  • Antes de convertirnos en caravanistas y volviendo de un viaje por Holanda pasado por agua, con nuestra tienda de campaña, al llegar a La Rochelle (Francia), caía un diluvio tal que hizo impensable pasar la noche metidos en la tienda. Así que optamos por coger una habitación en uno de esos hoteles. E hicimos muy bien porque sólo del coche a la entrada del hotel ya nos empapamos a base de bien..

 

 

  • Si, por otra parte, tenemos necesidad de reservar hoteles “tradicionales” por internet, una web muy interesante, por precio y porque generalmente no obliga a pagar la reserva por anticipado, es www.booking.com ; La hemos empleado en multitud de ocasiones y siempre de forma muy satisfactoria. De todas maneras existen muchas web de este tipo en la red y antes de contratar nada, conviene investigar y valorar varias alternativas. A menudo un mismo hotel, en diferentes web, puede tener tarifas diferentes.

 

  • Una práctica económicamente prudente, una vez elegido el hotel en una de estas “agencias de viajes virtuales”, es comprobar las ofertas que pueda haber en la página propia del hotel. A veces son mejores. Alguna experiencia hemos tenido en ese sentido.

 

  • Como ventajas añadidas, “Booking.com” incluye un plano de situación de cada hotel, lo que permite ubicarlo y comprobar si su ubicación se ajusta realmente a lo que buscamos y también incluye opiniones de usuarios, que nos permitirán hacernos una idea de cómo está realmente el servicio del hotel.

 

  • Si bien es cierto que esas opiniones hay que valorarlas con cautela, si hay mucha gente que se queja, por ejemplo, de la calidad del desayuno-buffet, pues ya podemos ir pensando que maravilloso, maravilloso no va a ser.

 

  • Por cierto, una buena web de “críticas hoteleras” es www.tripadvisor.es. En ella encontraremos opiniones sobre multitud de hoteles de todo el mundo, lo que nos puede ser de mucha utilidad para guiarnos a la hora de elegir. A nosotros nos fue de gran ayuda para localizar en Roma un hotel que estuviera bien situado, que fuera correcto y que no se subiera a la parra en el precio, pues la hostelería de Roma y Londres tienen algo en común, ¡los hoteles son carísimos y bastante flojos para lo que piden!.

 

  • Por si a alguien le puede ser de interés, en Roma nos alojamos en www.hotelpiemonte.com - que es un hotel muy cuidado para lo que se estila por allí y muy cerca de la estación Termini, lo que significa que está excelentemente comunicado.

 

  • Cuando vamos a Londres, el hotel de nuestra elección, muy bien situado también, es el “Royal National”. Y lo dicho para Roma, vale para éste. Se encuentra próximo al “British Museum” y al lado de la estación de metro de “Russell Square”. Es un hotel gigantesco de 1.600 habitaciones. No esperéis maravillas, pero es correcto. Hemos ido varias veces. A nosotros nos lo recomendaron unos amigos y, a su vez, también lo hemos recomendado a más gente. Si el precio es bueno –depende de la web donde se contrate- es una opción muy interesante para la ciudad del Támesis.

 

  • Una interesante alternativa a los hoteles “clásicos”, especialmente indicada para medias y largas estancias y grupos de amigos o familias –siempre y cuando se disponga de vehículo propio- son las casas rurales. Una web muy interesante para alquilar una casita o también habitaciones sueltas es  www.toprural.com.  En esa web también es posible alquilar en Europa y aunque no tenemos experiencia directa en ese tema, amigos nuestros están encantados con ella.                             

 

  • Pero volvamos al tema de los “hoteles de carretera” franceses. Estos establecimientos suelen encontrarse, generalmente, en la periferia de las principales ciudades francesas, aunque a veces algunos “Etap” se sitúan en pleno centro urbano, como ocurre con Colmar (Alsacia). Son hoteles muy funcionales, generalmente de 3 plazas (cama de matrimonio más una litera), disponen de baño en la habitación y tienen también TV. Sus precios son muy competitivos y para pernoctas ocasionales son excelentes.

 

  • De todas maneras y como se aprende a gorrazos, nosotros hemos sufrido en nuestras carnes algún que otro problemilla con alguno de ellos. Y es que no hay que hacer siempre caso a la publicidad que afirma que están abiertos las 24 horas del día. Esa es una verdad a medias. Por ejemplo, en La Rochelle, en 2005, - once años después de “la aventura del diluvio”- nos fue imposible acceder a un “Première Classe”, a las once de la noche, a pesar de tener la reserva en regla, por no disponer de una tarjeta de crédito con chip electrónico incorporado. Afortunadamente ya las tenemos disponibles en España, a sí que si no la tenéis todavía, pedidla a vuestro banco. Os servirá para repostar también en las gasolineras automáticas francesas o cuando no haya cobrador en las garitas de los supermercados.

 

  • Sólo la providencial ayuda de una gentil francesa que pasaba por allí a horas intempestivas, nos “salvó” de tener que pasar la noche al raso (bueno nos hubiéramos buscado la vida en otra parte), pero gracias a su ayuda y aceptar “reservar una nueva habitación” con su tarjeta de crédito, francesa por supuesto, y pagándole en efectivo, pudimos dormir en el hotel. A la mañana siguiente presentamos una queja en recepción y resolvimos la cuestión de la reserva ya realizada. Se disculparon diciendo que estaban cambiando el sistema informático, pero ignoramos si actualmente será así o no y si tal problema seguirá existiendo.

 

  • En cambio, los hoteles de la cadena Accor no tienen ese problema. Se puede entrar con nuestras tarjetas, sin chip, a cualquier hora en los “Formule 1” y “Etap”. Los hoteles “Ibis” también son de Accor, pero a diferencia de los anteriores hay personal en recepción todo el día, por lo que no hay problema de acceso. Lo que ocurre es que sus tarifas, siendo económicas, son bastante superiores a la serie “Formule 1” y “Etap”.

 

  • Un aspecto muy interesante de estas cadenas hoteleras es que no obligan al pago anticipado de la reserva, si no que la tarjeta de crédito actúa como garantía en caso de no presentarse, cobrando en ese caso el importe de la primera noche. A veces, no obstante, hacen ofertas más económicas a cambio de pagar la estancia por anticipado sin posibilidad de desembolso.

 

  • Los  “Formule 1” y “Etap” son hoteles “primos hermanos”. Comparten el mismo concepto y las habitaciones son muy similares. La única diferencia real entre ambos, que no es poca, es que a cambio de un precio mucho más bajo (la habitación cuesta unos 30 € por noche) los “Formule 1” tienen el wc y la ducha en el pasillo y no en la habitación, lo que los hace bastante más incómodos. No obstante son una alternativa válida para dormir en un buen colchón cuando el bolsillo anda en crisis...

 

  • A título informativo digamos que los “Etap” y los “Première Classe” son hoteles de categoría y planteamiento similar, aunque pertenecientes a cadenas distintas.

 

  • Y ello sin olvidar a una forma de alojamiento tan típicamente británica como es el “Bed & Breakfast” (B&B), que como su nombre bien indica consiste en alojamiento y desayuno. Es la versión británica de la pensión de toda la vida, aunque con sus peculiares características, pues son familias las que regentan los establecimientos, que suelen estar en su misma vivienda, con habitaciones habilitadas para ello. El trato es muy personal y no es raro que reciban al huésped con una taza de té, pastas y un poco de charla informal. El desayuno es el típico “inglés” (en Irlanda, es “Irish”, no “english”) a base de huevos, tocino y salchichas, además de las típicas mermeladas, tostadas, etc.; Todo ello bien abundante. Un sistema buenísimo y muy recomendable. leer más sobre el bed & breakfast en el viaje a irlanda.

 

  • En suma, que si hemos de dejar la caravana/autocaravana en casa y viajar de forma “más clásica”, disponemos también de un amplio abanico de posibilidades gracias, una vez más, a las facilidades que nos ofrece internet.

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com