F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
Cómo cruzar Francia
Repostar barato (F)
Viajar con animales
Los peajes en Europa
Transporte Público
Alemania peculiar
Ferries y barcos
El Eurotúnel
Los trenes lanzadera
Avión+hotel+coche
Alojamientos varios
Volar barato
Alquilar un coche
G. Bretaña peculiar
COSAS DEL CARAVANING
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




Algunos ferries y transbordadores navales europeos. Nuestra experiencia.

 

 

  • Los que viajamos habitualmente en caravana o autocaravana estamos poco acostumbrados a estar sujetos a horarios y reservas anticipadas. Cuando por “exigencias del guión” nos veamos obligados a tomar un ferry o un tren-lanzadera en el transcurso de un trayecto habremos de procurarnos una buena y fiable información previa sobre horarios, reserva y compra de pasajes, trámites de embarque, etc. si no queremos sufrir después contratiempos y problemas añadidos.

 

  • Embarcar en un ferry no es algo tan raro. Inglaterra, Irlanda, Noruega, Dinamarca, Suecia o Marruecos son destinos muy apreciados por los campistas y aunque existen, en algunos casos, otras alternativas, no cabe duda que el barco es un medio de transporte a tener muy en cuenta.

Esperando en Skutvik el embarque hacia las Islas Lofoten (Noruega)

 

  • Por eso conviene reunir toda la información posible para que la siempre emocionante “aventura” de embarcar sea tan agradable como tranquila… y económica.

 

  • Tomar un ferry o un tren (el “Eurotúnel” para el trayecto Calais-Folkestone o los trenes “cruza montañas” tan típicos de Suiza) supone un elemento crucial en la duración del trayecto. Hay que adaptarse a los horarios, a los períodos de “espera” antes o después del embarque, a los controles aduaneros y a la propia duración de la travesía.

 

  • No es lo mismo embarcar en Calais rumbo a Inglaterra (o pasar el Eurotúnel), pues suele haber barcos y trenes muy frecuentemente, que hacerlo en otras rutas donde puede haber sólo uno o dos barcos al día.

 

  • Embarcar la caravana suele encarecer bastante el coste del pasaje. En general las tarifas tienden a tomar como referencia tanto la longitud total del conjunto como la altura. La mayor o menor longitud afecta fundamentalmente a las caravanas y la cota de altura a las autocaravanas. Si hay varias navieras operando un mismo destino, conviene comparar bien sus tarifas. A veces las diferencias económicas  pueden ser muy importantes.

 

  • Un ejemplo. Cuando embarcamos en Helsinki rumbo a Estocolmo, optamos por viajar con “Silja Line” y no con “Viking Line” por las enormes diferencias de coste entre ambas, en especial por el coste de la caravana. Y digamos bien alto que quedamos encantados con nuestra elección. Una travesía sencillamente fantástica con “Silja Line”.

 

  • Como las tarifas suelen variar bastante en función de tramos de longitud o altura del vehículo, no es raro sentirse tentado a falsear los datos a la hora de la reserva. No lo recomendamos, pero también hay que decir que en nuestra ya bastante amplia experiencia embarcando en ferries nunca hemos visto a nadie con un metro comprobando si las medidas se ajustan a lo declarado…

 

  • Las condiciones de pago son otra cuestión a valorar. Otro ejemplo. Para el trayecto en ferry entre Hirtshals (Dinamarca) y Kristiansand (sur de Noruega), “Color Line” admite la reserva sin pago previo, al menos en 2004. Una vez allí, se abona en efectivo o con tarjeta de crédito. Eso es muy interesante, especialmente en el caso de tener que anular el pasaje.

 

  • Los horarios diurnos o nocturnos y la temporada alta o baja influyen claramente en el coste del pasaje. Viajar de noche suele ser más económico a cambio del horario intempestivo, claro.

 

  • A menudo las navieras ofrecen interesantes ofertas. Precios de derribo por estancias muy cortas, regalar el importe de la caravana o remolque, rebajas importantes por reserva anticipada, “packs” completos de coche+caravana+pasajeros por un precio determinado, etc. En cualquier caso recomiendo buscar esa información y “movernos” para reservar lo antes posible. ¡Podemos ahorrarnos con ello un buen puñado de euros!.

 

  • La reserva anticipada se impone cuando tengamos que viajar en fechas críticas y en recorridos con pocas salidas diarias. Es la forma de asegurarnos de no quedarnos en tierra. Las consecuencias de una pérdida del barco podrían ser catastróficas, en tiempo y en dinero.

 

  • Si hemos de pasar la noche en un camarote deberemos llevar en una maletita los enseres “de choque” imprescindibles: pijama, útiles de aseo, calzado y ropa de recambio, maquinilla de afeitar, etc. ¡Una vez “aparcada” la caravana o autocaravana no podremos acceder de nuevo a la bodega del barco!.

 

  • A pesar de la fama de países caros – bien merecida por otra parte-, los ferries escandinavos, en general, resultan mucho más baratos que los británicos, que como casi todo en las Islas, están por las nubes (y no “por las olas”).

 

  • Lo mejor es contactar por internet directamente con la web de cada naviera, pero si se desconocen qué navieras operan una ruta, hay varias web en internet que informan sobre las distintas líneas de ferries en Europa. Una muy completa e interesante es www.directferries.es

 

 

 

 

·       Ferries al Reino Unido:

 

  • Un simple trayecto de 90 minutos entre Calais y Dover tiene un coste altísimo en comparación, por ejemplo, con los ferries noruegos. Eso es así y hay que asumirlo si queremos viajar con nuestro elemento de acampada al Reino Unido.

 

  • Desde Calais operan dos navieras: P&O y Seafrance. En 2003 viajamos con Seafrance y pagamos unos 430 euros ida y vuelta ¡incluida una rebaja del 40% por compra anticipada de varios meses!. En 1997 probamos el Eurotúnel, una curiosa experiencia. En aquel momento, muy cara. Actualmente las diferencias de precio entre el túnel y los barcos es muy pequeña y bien mirado el Eurotúnel sólo tarda 35 minutos en hacer la travesía…

 

  • Imprescindible informarse de las ofertas existentes en la web de ambas compañías. Eso sí, cuanto más larga sea la estancia en el Reino Unido, posiblemente el coste sea mucho mayor.

 

  • En caso de pasar las vacaciones en el norte de Francia, una opción interesante a considerar es la posibilidad de pasar uno o varios días (dependiendo del coste del ferry o del Eurotúnel) en Inglaterra. La zona de Canterbury y el condado de Kent son muy sugerentes y pasar allí un día o varios puede ser algo muy original.

 

  • En caso de viajar con un animal de compañía, “saltar el charco” se complica enormemente a causa de las restrictivas normas de acceso aduanero de los británicos. Informaros previamente de los trámites a realizar, que son muchos y complejos, en la web de la embajada británica: www.ukinspain.com.

 

  • Desde Santander (Brittany Ferries) o Bilbao (P&O) es posible trasladarnos a Inglaterra sin pisar suelo francés, pero hay que hacer bien las cuentas porque el coste del pasaje es astronómico con la caravana… ¡mínimo unos 1.200 € ida y vuelta en butaca! (2008). El viaje dura 24 h. y teniendo en cuenta que la travesía transcurre por mar abierto y a veces bastante bravo, los mareos pueden aparecer rápidamente a poco que el mar se “pique” un poquito. Es una opción a valorar muy cuidadosamente. A nosotros, desde luego, no nos parece nada atractiva, pero…

 

 

 

 

·       Ferries a Irlanda:

 

  • Acceder a Irlanda por mar puede hacerse desde la Bretaña francesa o desde Gales, en suelo británico. Nuestra experiencia en Irlanda nos lleva a desaconsejar esa opción, salvo en el supuesto de viajar con autocaravana (en cuyo caso hay que valorar los costes de embarque, que probablemente serán menores que el conjunto coche+caravana). Para ello os remitimos al relato de nuestro viaje a irlanda en 2006. Allí exponemos ampliamente nuestras razones.

 

 

 

 

·       Ferries de Alemania a Dinamarca y Suecia:

 

 

  • El ferry entre Puttgarden (Alemania) y Rodby (Dinamarca) es un clásico de los viajes a Escandinavia. Es el medio más rápido para acceder a Dinamarca, vía Copenhague y al puente del Oresund que une por carretera Dinamarca y Suecia.

 

  • La naviera que opera la ruta es “Scandlines” y su web es www.scandlines.de. Los trámites de embarque son rapidísimos. No es necesario hacer reserva previa, pues en verano la frecuencia de salidas es cada media hora en los momentos centrales del día y de una hora a primeras y últimas horas. La duración del trayecto es de 45’. Las tarifas son muy asequibles y dependen de si la autocaravana o el conjunto coche-remolque excede o no de 6 metros; de si se viaja entre semana o de viernes a domingo. Los pasajeros, hasta nueve, van incluidos en las tarifas.

 

  • “Scandlines” y “TT Line” operan otras rutas entre Alemania, Dinamarca y Suecia, por lo que cada cual deberá buscar el trayecto que mejor se adapte a sus necesidades y gustos.

 

  • En nuestra opinión la ruta más interesante para llegar a los fiordos noruegos o el Cabo Norte es tomar el ferry entre Puttgarden y Rodby y luego el puente-túnel del Oresund, de peaje, situado entre Copenhague y Malmö.

 

  • Si la intención es visitar únicamente Dinamarca, una alternativa muy interesante sería coger el ferry en Puttgarden, visitar la isla de Selandia –donde se encuentra Copenhague- y luego hacer el trayecto por carretera cruzando los dos puentes de pago entre las islas de Selandia y Fionia y Fionia y Jutlandia. Es el precio de viajar por un país dividido “en tres partes”. En ese caso “la salida” se haría por la frontera germano-danesa, en la parte continental del país. A la inversa es viaje es igual de atractivo y queda al gusto del viajero, pero hay que tener en cuenta que el peaje del puente entre las localidades de Nyborg (Isla de Fionia) y Halsskov (Isla de Selandia) es casi tan caro como el coste del ferry de Puttgarden. Y la ruta es algo más larga en kilometraje...

 

 

 

·       Ferries de Dinamarca a Noruega:

 

  • Por propia experiencia sólo recomiendo recurrir a los trayectos en ferry entre Dinamarca y Noruega si el destino elegido es Stavanger o el sur noruego. O también Bergen si quisiéramos hacer el viaje a esa ciudad directamente y por mar. Desde luego como alternativa para la visita a los fiordos o al Cabo Norte no resulta nada interesante, tanto por su coste como por la incomodidad de cruzar el montañoso sur noruego transitando por carreteras infames.

 

  • No obstante esta opción puede valer la pena si no queremos perdernos los blancos y soleados pueblecitos de la costa sur noruega, Lillesand sin ir más lejos, que es muy mono. Así lo hicimos en nuestro primer viaje a los fiordos en 2000. A la ida subimos por la costa sueca y de vuelta embarcamos en Kristiansand hasta Hirtshals, en la Jutlandia danesa.

 

  • En 2004, rumbo al Cabo Norte, empezamos por visitar la bonita Stavanger, en la costa oeste, y entonces hicimos la ruta a la inversa. Embarcamos con “Color Line” en Hirtshals. Ya hemos comentado que una gran ventaja de “Color Line” es no exigir el pago por anticipado, al menos así era entonces. Y no fue nada caro. Pagamos sólo 160 € todo incluido. Si os animáis a embarcar con esa naviera, os recomendamos comer o cenar en el buffet libre del barco. Comimos de fábula por unos 22 euros cada uno. Seguramente ahora costará bastante más, pero disfrutamos un montón…;

 

 

 

·       Transbordadores en los fiordos noruegos.

 

 

  • Sin duda uno de los “alicientes” de un viaje a los fiordos son los imprescindibles transbordadores que obligatoriamente hay que tomar para moverse por la zona.

 

  • Los transbordadores son barcos o barcazas, a veces muy grandes, que transportan vehículos y pasajeros de una orilla a otra del fiordo. La frecuencia de salida suele ser bastante alta por lo que las esperas no son largas, aunque es perfectamente posible que transcurra una media hora si el “ferry” se nos ha escapado en las narices.

 

  • Las travesías tampoco suelen ser muy largas, dependiendo, lógicamente, de los puntos que unan. De todas maneras es más que conveniente comprobar las frecuencias en las respectivas web de las navieras. A fin de facilitar la búsqueda, acompañamos algunas direcciones de internet, aunque en Google se pueden encontrar con relativa facilidad.

 

  • En términos prácticos, una de las mayores pegas es que no suelen admitir tarjetas de crédito, por lo que conviene prever dinero suficiente en metálico para el pago del pasaje. Y se paga en coronas noruegas, no en euros, claro, lo que obliga a prever en lo posible su coste para no quedarnos sin efectivo. El conductor suele ir incluido en el precio del vehículo. Se paga por longitud total del vehículo o conjunto de vehículos, por número de ocupantes y por zonas tarifarias previamente establecidas.

 

  • En Noruega es costumbre considerar “niños” (“voksne” significa adulto y “barne”, niños) a los chavales hasta 16 años, lo cual es una gran ventaja. Es habitual también que el pasaje se pague directamente al cobrador que va pasando por la cola de vehículos. En los transbordadores la altura de los vehículos no suele tenerse en cuenta.

 

  • Hay infinidad de rutas marítimas en toda Noruega, pero los ferries típicos para un visitante a los fiordos más famosos son los siguientes:

 

  • Los precios que se indican son los que nos cobraron en nuestros viajes en 2000 y 2004. Dado el tiempo transcurrido, es de suponer que habrán aumentado considerablemente, por lo que se hace imprescindible buscar información actualizada. De todas maneras espero que os sirvan para haceros una idea, cuanto menos de las diferencias entre unos y otros.

 

 

  • Laerdal –Kaupanger-Gudvangen. Es el típico paseo por el Naeroyfjord, el fiordo más estrecho de Noruega y que suele hacerse conjuntamente con la visita al tren de Flam. En 2000 el coste de 4 personas más coche fue de 420 NOK. - www.thefjords.no/timetables.asp

 

 

  • Fodnes (Laerdal) – Manheller (Sogndal) – Es el típico cruce del “Sognefjord” -el fiordo más largo de Noruega y que, a pesar de lo que pueda dar a entender su nombre, no significa “Fiordo de los Sueños” como se empeñan en llamarlo las agencias de viaje españolas, sino el mucho menos poético de “Fiordo de la Comunidad”, ¡qué le vamos a hacer!. Es necesario atravesarlo para pasar de Laerdal a Sogndal rumbo al glaciar de Briksdal y del fiordo de Geiranger. En 2000 nos costó a 2 personas, coche y caravana, 162 NOK (3.400 ptas. de entonces). En 2004 fueron 166 NOK, o sea, que apenas había subido en cuatro años. Sale a las horas en punto y a las medias. 15’ de trayecto. www.ruteinfo.net/ruter-f1/t/14-107.htm

 

 

 

 

 

  • Ferry Eidsdal-Linge – Une el fiordo de Geiranger con la Carretera de los Trolls. En 2000 el coste de 4 personas más coche fue de 109 NOK. 10’ de trayecto.

 

  • Ferry Stranda-Liabygda – Une Stranda con la Carretera de los Trolls. En 2000 el coste de 4 personas más coche fue de 102 NOK. 15’ de trayecto.

 

  • Ferry Skutvik-Svolvaer (Lofoten) – Aquí ya nos salimos de los Fiordos, pero las Islas Lofoten valen un viaje por sí mismas. ¡Qué maravilla!. Une Skutvik con Svolvaer, la capital de las Islas Lofoten. En 2004 nos costó a 2 personas, coche y caravana, 509 NOK.  – 2 horas de duración. http://ruteinfo.hurtigruten.com/en/default.aspx?rnr=38.  Existe una oferta en la página anterior por la cual, reservando el pasaje con antelación para junio, julio y agosto la reducción de precio es más que considerable. Echadle un vistazo.

 

  • Ferry Fiskebol-Melbu – Une las Islas Lofoten con las islas Vesteralen, rumbo al Cabo Norte. En 2004 nos costó a 2 personas, coche y caravana, 181 NOK.  – 1,30 horas de duración.

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com