F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
La caravana es fácil
Neumáticos ¡Ojo!
Estabilizador bola
Estabiliz.electrónic
El "Movedor"
El mantenimiento
Consumo y caravana
El gas. Legalidad
El peso máximo - MMA
La ITV y la caravana
Nuestras caravanas
El Club Duero (VLL)
APRENDER A GORRAZOS
Rodamiento K.O.
Cerradura K.O.
Electricidad K.O.
Ventana K.O.
Cabezal K.O.
"Estreno" estabiliz.
BUENAS IDEAS
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




El día en que se nos rompió la cerradura de la caravana.

 

 

·         Eso precisamente nos sucedió de regreso del “viaje inaugural” de nuestra flamante “Rapido”. Paramos a descansar y al ir a cerrar la caravana la cerradura se negó a bloquearse. Algo en su interior se había deformado y no había manera de que funcionase correctamente.

 

·         El problema fue nimio porque dio la casualidad de que volvíamos a casa cuando pasó el desaguisado y la tenemos guardada en el garaje, pero si eso mismo nos hubiera sucedido en mitad de un viaje el problema hubiera sido bastante más peliagudo pues la caravana quedaba abierta.

 

·         Evidentemente no es fácil encontrar una solución “de urgencia” a un caso como este, excepto no dejando la caravana o autocaravana sola, claro.

 

·         En nuestro caso, al estar en garantía, el concesionario nos hizo llegar una cerradura de repuesto, aunque “el efecto secundario” que ha quedado es que desde entonces ya no es posible utilizar la misma llave para todas las cerraduras de la caravana.

 

·         No obstante desde entonces también llevamos una cerradura nueva de repuesto, por si se nos vuelve a plantear el problema, aunque han pasado nueve años y no ha hecho falta... y esperemos que siga sin hacerla, por supuesto. De todas maneras es una muy buena idea, siempre que el sistema de cerradura de la caravana lo permita, llevar una de repuesto. El coste es mínimo y si nos quedamos un tiempo sin poder cerrar nuestro elemento de acampada, el problema sí que nos puede salir muy, muy caro...

 

·         En general no es mala idea llevar, en la medida de lo posible, repuesto de algunos elementos “importantes”. La cerradura es uno de ellos y una bomba de agua es otro. Quedarnos sin agua es menos problemático que dejar la caravana expuesta a cualquiera, pero está claro que es un fastidio. Si queremos evitar esos inconvenientes, una bombita de repuesto en el arcón hará más agradable el viaje si hemos de tirar de ella.

 

·         Y lo mismo vale para la rueda jockey – aparte de que pueda romperse y dejarnos tirados sin poder mover la caravana, lo que ya nos ha ocurrido en la realidad- al estar expuesta a cualquiera, algún gracioso puede sentirse tentado a dejarnos sin ella. Y en ese caso la faena es gorda. Menos mal que cuando se nos salió el espárrago, por forzarlo demasiado todo sea dicho, y la dejó inutilizable, teníamos otra de reserva y la sangre no llegó al río.

 

 

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com