F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
PASOS PREVIOS
INFORMACIÓN ES PODER
LAS ETAPAS DEL VIAJE
La etapa paso a paso
Clases de etapas
El tipo de vehículo
El tipo de vía
Caravana y velocidad
La vida en ruta
Turismo en ruta
Paradas en ruta
Pernoctar en ruta
Haz tu hoja de ruta
Los mapas
El GPS
Maduración del viaje
El Libro de bitácora
Viva la experiencia
ELIGIENDO CAMPING
TEN MUY EN CUENTA...
NO TE OLVIDES DE...
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio





El GPS y la planificación de las etapas


Cómo programar un punto del mapa en el GPS

 

 

  • Admito haberme resistido largo tiempo al GPS. Fundamentalmente porque no había tenido ocasión de “verlo funcionar”, pero en cuanto eso sucedió, me convenció totalmente. Y ahora soy un fan. Y ya se sabe que los conversos siempre somos los peores...

 

  • Sí, ahora soy un fan porque va de maravilla y hace la conducción mucho más relajada, especialmente en ciudad, a condición de haberlo sabido programar bien, claro. Pero también soy muy consciente de sus limitaciones, que las tiene.

 

 

  • Quienes lo uséis habitualmente, seguramente ya habréis tenido ocasión de comprobar que o no siempre nos lleva a donde queremos ir –todo depende de lo bien que lo hayamos programado- o nos lleva al sitio en cuestión, pero no por donde queremos ir. Por eso mismo, al programar el GPS, salvo en ciertas ocasiones, nos conviene comprobar, mapa en mano, si la ruta propuesta por el cacharro es la que realmente queremos y nos conviene.

 

  • Ya he comentado en otro momento que gusta mirarme los mapas y me gusta aprenderme “casi de memoria” el itinerario a seguir, porque viene muy bien para enmendarle la plana al GPS cuando se empeña en sacarnos de la autopista y llevarnos por otro lado. Con ello quiero decir que no es buena idea “delegar” sin más en él. Más cuando a veces, por similitud de nombres, puede llevarnos a la punta contraria de nuestro destino.

 

  • Para nosotros, donde el GPS demuestra su mejor cara es callejeando por las ciudades. La tranquilidad con la que conducimos para llegar y salir del centro de cualquier ciudad –o para localizar un punto en concreto- no se paga con dinero.

 

  • Otra de sus grandes ventajas, la cual forma parte del proceso de preparación del viaje- es poder “localizar” de antemano la situación exacta de los camping, de los aparcamientos o de cualquier lugar al que preveamos que vamos a ir. Si previamente nos hemos ocupado de “localizarlo” bien en el mapa –la ayuda de webs como Via Michelin, www.viamichelin.es viene fenomenal para situar las coordenadas- y luego las “programamos” en el GPS, cuando necesitemos llegar a un camping o un parking en concreto, el aparatito nos llevará directos a la puerta. Ciertamente en casa lleva cierto tiempo este proceso, pero luego en viaje lo ganamos con creces. ¡Y qué comodidad!.

 

  • Y ya que hablamos de coordenadas. Cada vez es más frecuente encontrar en Internet o en guías turísticas las coordenadas geográficas de camping y muchos otros lugares. Pues bien, a pesar de ello, no está de más que comprobemos en nuestro GPS que la posición que nos dan coincide con la suya. No sé si las diferencias que a veces he encontrado obedecen a distintos calibrados de los aparatos, pero creo que es buena idea hacer una “constatación previa” de su bondad. ¡En algunos casos nos mandaban a bastantes kilómetros!, así que el asunto no es para tomarlo a broma.

 

  • Al preparar los recorridos de las etapas lo usamos para saber cuántos kilómetros hay entre dos puntos, así como el tiempo estimado de viaje. Y resulta muy útil para “ubicar” áreas de descanso y, en general, procuramos salir de casa teniendo previamente localizados en el GPS todos aquellos lugares importantes del viaje. Los guardamos en “favoritos”. Y si no caben todos en “favoritos” porque son muchos, entonces anotamos las coordenadas ce cada uno en la hoja de la etapa correspondiente del “libro de bitácora”. Así sólo hay que programar de nuevo el GPS sin perder el tiempo buscando el punto en concreto.

 

  • Otra gran ventaja del GPS, independientemente de que nos lleve adonde queramos ir, es que nos dice siempre nuestra posición exacta en todo momento y eso, ante una avería o accidente, es fundamental para que los servicios de ayuda nos puedan localizar con rapidez, sobre todo si nos encontramos en algún lugar poco fácil de encontrar. Realmente sólo por eso, todos los que viajamos con frecuencia deberíamos disponer de un aparatito de estos.

 

  • Dependiendo de las prestaciones de nuestro GPS, podremos disponer de manos libres para el teléfono móvil (si es bluetooth) u otras ventajas como un sistema de ayuda para localizar en las proximidades de donde nos hallemos servicios tales como gasolineras, talleres mecánicos, hospitales, etc.; no todos lo ofrecen, pero viene de perlas tener algo así. Nosotros ya hemos tenido ocasión de sacarle partido.

 

  • Y no digamos lo bien que nos viene para avisarnos de los radares, indicarnos la velocidad “real” a la que circulamos –ahora que parece que nos van a quitar los márgenes en los límites de velocidad- o cuando nos avisa de habernos pasado de la velocidad permitida…

 

  • Al viajar en grupo, si todos los vehículos implicados disponen de GPS, el “programar” previamente los puntos de encuentro o de destino facilita que, en caso de “dispersamiento” por extravío o por circunstancias del tráfico, todos acabemos en el mismo lugar.

 

  • También ayuda a “reencontrarse” si durante un mismo trayecto, no todos los vehículos circulan al mismo ritmo de marcha. Bastará con que los primeros en llegar faciliten su posición al resto…

 

  • Por último, aparte de procurar aprovechar al máximo todas las capacidades de nuestro GPS, que seguro que son más que las que usamos habitualmente, ¡no nos olvidemos de actualizarlo antes de cada viaje!.

 

  • En suma, un gran invento que nos ha hecho la vida muchísimo más fácil a los viajeros independientes...

 

  • Cómo programar un punto del mapa en el GPS. Algo fundamental, por ejemplo, al visitar Malta...

     

      Lo que sí recomendamos sin duda es llevarnos el GPS bien programado con todos los destinos previstos. El GPS siempre nos echa una mano en cualquier lugar, pero en Malta no sólo nos facilitará la vida en un tráfico tan estresante como el maltés, también nos aseguraremos de llegar fácilmente a nuestros destinos.

     

      Aunque habitualmente tenemos la precaución de llevar los lugares programados desde casa -la colaboración del “Street View” de “Google Maps” resulta imprescindible- al preparar este viaje hemos podido comprobar que hay algunos destinos turísticos notables en la isla -El “Popeye Village”, la “Blue Grotto” o el “Playmobil Fun Park” por ejemplo- que no vienen “prefijados” en el Tom Tom. Si no hubiéramos tenido la precaución de “currarnos el tema” desde casa, hubiera sido muy complicado programar allí su posición en el GPS, pues no sabríamos dónde localizarlos. Así pues os animamos a llevar “los deberes hechos” al salir de viaje. Ahorraréis tiempo donde más falta hace y aseguraréis el tanto.

     

      Para aquellos menos avezados en esos asuntos, diremos que el primer paso consistirá en localizar la situación del lugar elegido usando el ordenador. En muchos casos bastará introducir en el “Google Maps” el nombre del lugar a buscar y aparecerá su ubicación por arte de magia. Si no es así, entonces hay que rastrear en Internet hasta que nos aparezca la dirección, las coordenadas u cualquier otra clase de dato que nos permita situar el lugar que buscamos. Una vez localizado, lo insertaremos en el “Google Maps” para poderlo “ver” en el mapa.

     

      El segundo paso es programar el GPS, introduciendo el lugar deseado y guardándolo en “favoritos” para poder encontrarlo fácilmente cuando nos haga falta.

     

      Nosotros tenemos un “Tom Tom”, pero imagino que en otros navegadores o en otros Tom Tom el sistema será similar al que vamos a proponer:

     

      Se selecciona la opción “preparar ruta” (no la de “ir a”, ojo) y se elige una localidad o un punto de referencia que esté lo más cerca posible del punto que queremos programar. Una vez hecho ese paso y cuando haya planificado la ruta, pero antes de dar a “hecho, pulsaremos la opción “detalles” y, a continuación, “examinar mapa de ruta”. En esa pantalla podremos “señalar” cualquier punto del mapa que elijamos. Como se supone que estaremos cerca del lugar deseado, entonces no hay más que ir moviendo el plano hasta que localicemos el punto exacto al cual queramos que el GPS nos lleve.

     

     

       

    El "Popeye Village", en el Google Maps

     

    El mismo punto ya programado en el GPS

     

      Una vez localizado éste -al comparar los planos del Google Maps y del GPS- lo seleccionaremos pulsando el “punto azul” sobre el mismo y pulsaremos “hecho”. Entonces se abrirá una pantalla que en mi GPS se denomina “posición del cursor” y seleccionaremos “agregar como favorito”. Se abrirá una nueva pantalla para darle nombre al lugar elegido. Lo introduciremos y daremos al “OK”. De esa manera habremos archivado el punto en cuestión en “favoritos” para poder localizarlo fácilmente cuando tengamos que dirigirnos a ese lugar.

  • Este fragmento pertenece al viaje a Malta en Avión. Pincha aquí si quieres saber más sobre el mismo.

     

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com