F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
PASOS PREVIOS
INFORMACIÓN ES PODER
LAS ETAPAS DEL VIAJE
La etapa paso a paso
Clases de etapas
El tipo de vehículo
El tipo de vía
Caravana y velocidad
La vida en ruta
Turismo en ruta
Paradas en ruta
Pernoctar en ruta
Haz tu hoja de ruta
Los mapas
El GPS
Maduración del viaje
El Libro de bitácora
Viva la experiencia
ELIGIENDO CAMPING
TEN MUY EN CUENTA...
NO TE OLVIDES DE...
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




   Aunque en “El viaje, paso a paso” ya se ha tratado este asunto, no está de más insistir nuevamente en ello, ahora con un enfoque más centrado en la preparación de las etapas. Veamos, pues, las 10 reglas de oro del buen "etapista"...

 

Las 10 reglas de oro

de las etapas del viaje:

 

 

1.      Preparar bien cada etapa es garantizar el éxito de nuestro viaje, pues nos permitirá aprovechar nuestro tiempo y dinero, recursos siempre escasos, de la mejor forma posible.

 

2.      Preparar bien cada etapa requiere haber reunido previamente toda la información disponible sobre nuestro destino. Si desconocemos qué se puede ver o hacer en una ciudad o lugar, estaremos pasando por alto muchas y buenas oportunidades. Lo mismo vale para los desplazamientos. Si no elegimos la ruta que mejor se adapte a nuestras necesidades, seguramente estaremos desperdiciando tiempo y dinero en forma de peajes y combustible.

 

3.      Preparar bien cada etapa requiere hacer un listado con todas las cosas que nos gustaría ver y hacer. De esa manera no nos dejaremos nada en el tintero y, según el tiempo y el dinero de que dispongamos, podremos decidir qué cosas haremos y qué no.

 

4.      Preparar bien cada etapa requiere haber tenido en cuenta tanto el “ritmo” que queramos imprimir a nuestro viaje, como los gustos y apetencias de todos los “miembros del equipo”. No a todo el mundo le gustan los madrugones; no a todo el mundo le gusta hacer muchas horas de coche; no a todo el mundo le gusta pasarse el día de museos o tumbados al sol; no a todo el mundo le gusta...

 

5.  Preparar bien cada etapa es como resolver un rompecabezas, encajando cuidadosamente “cada pieza en su lugar” para que el resultado sea óptimo: desplazamientos, horarios, visitas, alojamiento, tiempos muertos, etc.; para ello nos  vendrá muy bien conocer bien cada tipo o clase de etapa.

 

6.      Preparar bien cada etapa requiere hacerlo con tiempo suficiente. Pocas veces el primer intento de “encaje de piezas” será el definitivo. Si nos tomamos el tiempo necesario, podremos ir “puliendo” poco a poco nuestro plan de viaje hasta dejarlo a nuestro gusto. Y no digamos si hemos de realizar alguna reserva anticipada, porque entonces el plazo de tiempo puede ser determinante.

 

7.      Preparar bien cada etapa requiere haber realizado previamente un presupuesto de los costes del viaje. La crisis achucha y no siempre los fondos disponibles para las vacaciones nos permitirán ir a determinados destinos o hacer ciertas cosas. Gracias a la “lista de apetencias” que hayamos hecho y viendo lo que nos puede costar hacerlas, podremos hacernos una idea bastante real de si nuestros deseos son factibles o no.

 

8.      Preparar bien cada etapa, paradójicamente, requiere flexibilidad. Por supuesto que nos conviene tener claro el plan a seguir, pero también nos vendrá muy bien tener previstas otras alternativas para cuando los planes iniciales se tuerzan. El ejemplo clásico de tales situaciones son aquellas actividades que dependen de determinadas condiciones meteorológicas: montañismo, visitas al aire libre, etc. Si el mal tiempo no permite hacerlas, entonces nos vendrá de perlas tener preparado un “Plan B” para aprovechar nuestro siempre escaso tiempo libre en otras cosas hasta que el mal tiempo amaine.

 

9.      Preparar bien cada etapa agradecerá llevar una “hoja de ruta” durante el viaje. En ella anotaremos todas las vicisitudes: kilometraje, tiempos, costes, informaciones, horarios, curiosidades, etc.; Lo que no se escribe, se acaba olvidando. Esta información será utilísima tanto para saber qué tenemos pensado para el día en cuestión como para anotar datos y curiosidades.

 

10. Y finalmente, si gracias a haber seguido estos pasos, hemos acertado en la preparación de nuestro viaje, la experiencia nos será de gran utilidad para ir preparando el siguiente... ¡Buen viaje!.

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com