F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
PASOS PREVIOS
INFORMACIÓN ES PODER
LAS ETAPAS DEL VIAJE
La etapa paso a paso
Clases de etapas
El tipo de vehículo
El tipo de vía
Caravana y velocidad
La vida en ruta
Turismo en ruta
Paradas en ruta
Pernoctar en ruta
Haz tu hoja de ruta
Los mapas
El GPS
Maduración del viaje
El Libro de bitácora
Viva la experiencia
ELIGIENDO CAMPING
TEN MUY EN CUENTA...
NO TE OLVIDES DE...
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




El tipo de vía

 

  • En el apartado “caravana y velocidad” de esta misma sección, se exponen ampliamente los promedios reales que nos sirven para el cálculo de tiempo en los desplazamientos y que son el resultado de la experiencia acumulada durante nuestros viajes.

 

  • Como nuestro objetivo es reunir información suficiente sobre el tiempo que emplearemos en recorrer una determinada distancia para elaborar las etapas de nuestro viaje, el tipo de vía por la que circulemos será un factor crítico para ese cálculo, pues a nadie se le escapa que no es lo mismo circular por una autopista llana y despejada que subir un puerto de montaña.

  • Así pues lo primero que deberemos tener en cuenta para hacer nuestros cálculos es saber cómo serán las carreteras por las que circularemos. Los mapas y los calculadores de rutas en internet, como www.viamichelin.es nos ofrecerán dicha información.

 

  • Lo segundo es tener claros los límites de velocidad vigentes en cada uno de los países por los que hayamos de transitar, tanto para coche como para caravana o autocaravana, claro. Y ojo, tengamos también en cuenta que no en todos los países aplican márgenes de velocidad sin multar, por lo que haremos bien en informarnos lo mejor posible y si no, ante la duda, mejor respetarlos a rajatabla, por si acaso. Pensemos que en caso de detención nos podrían exigir el abono inmediato de la multa o, si las cosas se ponen feas, la posible inmovilización del vehículo. Vamos, que no está el horno para bollos con ese tema...

 

  • Otra variable a considerar a la hora de calcular tiempos de recorrido es el estado de conservación de la red viaria de cada país, así como la densidad de tráfico.

 

  • Aunque nuestros “promedios base” sean de unos 85-95 km/h. (en autopista y dependiendo de cada país) y en carretera “normal” de 60-65 km/h. hemos de pensar que no siempre nos será posible obtener dichas cifras. Especialmente si vamos a circular por carreteras secundarias o por trazados de montaña.

 

  • En las carreteras convencionales de la República Checa, por ejemplo, la velocidad media cae en picado, a 50-55 km/h.; ello es debido tanto a la orografía que no facilita los adelantamientos, como a la densidad de tráfico y a la existencia de vehículos extremadamente lentos. Abundan los camioncitos, los tractores, etc.

 

  • En las autopistas alemanas, si vamos en coche, en la mayoría de los tramos no estaremos sujetos a ningún límite de velocidad y podremos pisar el coche sin miedo, -siempre que la densidad del tráfico lo permita, claro- pero sí lo estaremos si circulamos con la caravana, con velocidad limitada a 80 km/h.; la verdad es que todas las veces que hemos ido a Alemania –y ya son unas cuantas- nunca nos han multado por circular entorno a los 90 y tantos km/h, pero...;

 

  • En Alemania, con la caravana, hay que tener en cuenta las limitaciones de adelantamiento a determinadas horas. Pincha en el enlace para saber más del tema.
  • En los fiordos noruegos, por ejemplo, muchas carreteras tienen, para nosotros, la categoría de “infames” ganadas bien a pulso. Estrechas, en muchos casos con un único carril con apartaderos y con una obsesiva fijación para que no pasemos de 60 km/h.

 

  • Lo del carril único, con “apartaderos” a cierta distancia para hacer posible los adelantamientos, no es patrimonio exclusivo de los fiordos noruegos. En algunas zonas remotas de las “Highlands” escocesas también las encontraréis. Y si circular por ellas en coche ya enerva, hacerlo con una caravana es un ejercicio de “suelta de adrenalina” bastante poco recomendable. Vamos, que si podéis evitarlas, no hay que pensarlo demasiado.

 

  • Todavía recordamos la veintena de kilómetros desde Olden al Glaciar de Briksdal, en los fiordos noruegos. Sí, el camping “Gryta” estaba en un paraje idílico y la verdad es que los sufrimientos para llegar hasta allí se vieron ampliamente compensados por la belleza y grandiosidad del paisaje, pero vamos, sudamos tinta china de la buena.

 

  • En fin, experiencias hay muchas, pero lo que tenemos que hacer es no olvidarnos de todas esas cosas a la hora de plantear las etapas y calcular tiempos y distancias.

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com