F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
La caravana es fácil
Neumáticos ¡Ojo!
Estabilizador bola
Estabiliz.electrónic
El "Movedor"
El mantenimiento
Consumo y caravana
El gas. Legalidad
El peso máximo - MMA
La ITV y la caravana
Nuestras caravanas
El Club Duero (VLL)
APRENDER A GORRAZOS
BUENAS IDEAS
En confort
En seguridad
En electricidad
Kit de supervivencia
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




“Buenas ideas”

para hacer más confortable la vida campista.

 

 

  • Ciertamente en estos últimos años las caravanas y autocaravanas han experimentado un progreso exponencial en términos de diseño y confort hasta niveles increíbles y prácticamente podemos afirmar “que hoy no les falta de nada”.

 

  • No obstante ni todas son iguales ni todas tienen el mismo equipamiento. Y aún siendo “full equiped” siempre hay cosillas mejorables que podemos incorporar para hacer más agradable y confortable nuestra vida campista.

 

  • Veamos algunas de las “buenas ideas en materia de confort que llevamos instaladas en nuestra caravana:

 

  • El “milagro anti-calor”: parasol de coche para las ventanas de la caravana.
  • Agua caliente fácil: un termocalentador de acuario.
  • La alfombra “mágica” absorbe humedad.
  • El ventilador del frigorífico.
  • El carrito “porta-thetford”.
  • Vasos, cubiertos y platos de plástico.
  • La afeitadora a batería y el secador de pelo.

 

 LA COCINA DE INDUCCIÓN PORTÁTIL

 

Nuestro amigo Manu Sagas, lector de la web, nos aporta una interesante sugerencia que le tiene entusiasmado por sus buenos resultados.


La familia Sagas ha incorporado a su caravana una cocina de inducción portátil que permite calentar, de manera rápida y limpia, cualquier alimento.


Según su experiencia es útil para usar tanto fuera como dentro de la caravana, con la única salvedad de tener que usar sartenes y ollas o cazos adecuados para aparatos de inducción, con un diámetro superior a 14 cm.


Aunque el consumo máximo de esos aparatos es de 2.000 w -lo que podría complicar su uso en camping por falta de potencia- Manu nos cuenta que no ha tenido problemas en ese sentido y que con el selector en el número 3 (de nueve posibles) funciona perfectamente.


Su coste es moderado, entre 60-80 euros.

 

Gracias, Manu, por tu aportación.

 

 

La cocina de los Sagas

      

 

 

  • El “milagro anti-calor”: parasol de coche para las ventanas de la caravana.

 

·         El último de los “descubrimientos” y desde luego uno de los más espectaculares en términos de resultados.

·         ¿Queremos mantener la caravana fresquita cuando el calor aprieta?. Pues tenemos la solución muy a mano y de forma muy sencilla y barata.

 

·         La solución “milagrosa” para rebajar bastantes grados la temperatura interior de la caravana viene de la mano de los parasoles reflectantes para coche. Esos plateados que se colocan en el parabrisas del coche y que cuestan unos pocos euros.

 

·         Bastará con medir las ventanas de la caravana y buscar aquellos cuyas medidas mejor se adapten a sus dimensiones.

 

·         Pues bien, se trata de cubrir con ellos, por el exterior, las ventanas de la caravana expuestas al sol. El resultado es espectacular y nos permite incluso tener algo abiertas las ventanas a fin de crear corriente de aire sin que la temperatura interior de la caravana alcance niveles sofocantes. En cualquier caso siempre lograremos rebajar varios grados la temperatura. Increíble, pero cierto.

 

·         ¿Y cómo las sujetamos?. Nosotros hemos resuelto el problema de la siguiente manera: a base de gomas elásticas. Una en la parte superior del parasol, a unos 10 cm. del borde, en dos piezas independientes cosidas a los laterales y que se unen con un cierre, para que puedan librar el compás de la ventana.

 

·         Y otra en la parte inferior, a la misma distancia del borde, pero a diferencia de la anterior, esa es de una sola pieza cosida a ambos extremos, pues en la parte baja de la ventana ya no llega el compás de apertura. Hay que calcular bien su longitud, pues hay que procurar que la cinta elástica quede tensa para que el parasol no tenga holgura, pero al mismo tiempo procurando que la tensión no sea excesiva.

 

·         Y asunto resuelto. Desde luego animamos a todos a probar el sistema, que seguro os encantará.

 

 

 

  • Agua caliente fácil: un termocalentador de acuario.

 

·         Este es otro de los “grandes inventos” de los que estamos más satisfechos, por su simplicidad y excelentes resultados para disponer de agua templada en la caravana.

 

·         Como nuestra caravana no venía equipada con calentador de agua o “boiler” de serie y como también viajamos en invierno, disponer de agua “calentita” para el aseo es algo que se agradece muchísimo.

 

·         Conseguirlo es extremadamente fácil –al menos para los que disponemos de depósito de agua extraíble en el cofre delantero. La solución llega gracias a los termocalentadores de agua para acuarios. La temperatura máxima que estos aparatitos pueden alcanzar es de unos 30º C, más que suficientes para que el agua salga calentita para asearnos.

 

 

 

 

·         Funciona solamente a 220 v. para lo que hemos colocado en el cofre una toma de enchufe donde se conecta el termocalentador, que va colocado dentro del depósito de plástico del agua. Tiene forma de tubo de ensayo, así que no hay problemas para introducirlo en el interior. A su vez, esa toma de enchufe dispone de un cable en cuyo extremo hay un enchufe macho que se conecta al enchufe más cercano al cofre de la caravana.

 

·         Cuando llegamos a un camping y queremos tener agua caliente de inmediato lo que hacemos es llenar el depósito con agua caliente del camping y enchufamos el termocalentador que se encargará de mantener el agua calentita.

 

·         El termocalentador cuesta alrededor de los 30-40 € y dispone de termostato por lo que no hay que preocuparse por ese detalle.

 

·         En suma, un truco sencillo, barato y muy efectivo para tener agua caliente en la caravana sin necesidad de grandes gastos y sin ocupar espacio.

 

 

 

  • La alfombra “mágica” absorbe humedad.

 

·         Esta “alfombra mágica” también conocida como “alfombra-pato” está realizada con un tipo de compuesto que es capaz de absorber por completo la humedad de los zapatos –incluso barro- con solo pisar en ella.

 

·         Nosotros tenemos el suelo de la caravana cubierto con ella y estamos encantados porque el suelo siempre está seco aunque fuera esté diluviando a base de bien.

 

·         La venden en unidades de diferentes tamaños o a metros.

 

·         No es fácil encontrarla en el mercado. Nosotros la compramos hace años en una feria de caravaning a un matrimonio inglés que comercializaba este producto. Si estáis interesados en esas prácticas alfombras, sus datos de contacto son los siguientes:

 

·         Harrowand, S.L. regalos nauticos, shopping area, accesorios nauticos Dirección: Camp de Baix 41 – Sispony Ciudad:La Massana. Pais:Andorra. Código Postal:Teléfono:+376 837873Fax:+376837831.

 

 

 

 

·        El ventilador para el frigorífico.

 

·         Los frigoríficos de caravanas y autocaravanas, a diferencia de los “de casa”, carecen de compresor y funcionan por absorción de aire. Eso significa que si la temperatura exterior es elevada, su capacidad para enfriar se reduce considerablemente.

 

·         Tanto que, a veces, incluso dejan de enfriar y parece que se han estropeado. Eso lo hemos vivido a 40º de temperatura. Como nos pasaba por primera vez nos asustamos bastante creyendo que se había averiado, pero pronto descubrimos que no, que la causa era el aire excesivamente caliente que impedía al aparato enfriar en condiciones.

 

·         Con el fin de mejorar la situación –milagros tampoco hace el truco que vamos a proponer- hemos instalado junto a la rejilla de evacuación del frigorífico un ventilador de ordenador. De esa manera crea una corriente de aire detrás del frigo que rebaja un poco la temperatura del aire y ayuda a que enfríe un poco mejor.

 

·         Nosotros lo tenemos sujeto a la carrocería con una “T” metálica, pero el modo de sujetar el ventiladorcillo a la caravana dependerá del espacio y ubicación de cada una.

 

·         El ventilador se enchufa, con un cable al efecto, a una base de 220 v. y dado que nuestra habilidad “eléctrica” es limitada, el montaje nos lo hizo un amigo electricista.

 

·         En el lado “negativo” hay que mencionar que hace algo de ruido, por lo que si vamos a estar tiempo en el interior de la caravana puede que resulte algo molesto, pero nada que no se pueda soportar. Es un zumbido.

 

·         En cualquier caso es una “solución” bastante efectiva y que nunca estará de más.

 

·         También tenemos un ventiladorcillo colocado, a modo de extractor, en el interior del arcón donde se ubica la centralita eléctrica de la caravana y que desprende bastante calor a pesar de la rejilla al exterior existente en el arcón. De esa manera logramos que la temperatura en el interior del arcón sea algo menor.

 

 

 

·        El carrito porta-wc químico.

 

·         Es un misterio, pero no sabemos por qué el punto de vaciado para el depósito del “Thetford” o wc químico tiene la mala costumbre de estar casi siempre bastante lejos de nuestra parcela...

 

·         Bromas aparte, lo cierto es que cargar el depósito “lleno” hasta el desagüe es una tarea muy poco agradable. Fácilmente se alcanzan los 15 kg. y llevarlos “a pulso” no es nada bueno, ni para la espalda ni para nuestras sufridas lumbares.

 

·         Hace años que “aprendimos” de otros campistas más espabilados la manera de hacer más llevadera la maniobra.

 

·         La solución también es tan sencilla como barata. Y desde que la rueda fue inventada hace ya unos años, “el transporte de cargas” se ha visto claramente facilitado. Un simple carrito “porta-equipajes”, de esos que venden en los “chinos”, nos resolverá la papeleta.

 

·         Soy consciente de que no acabamos de descubrir la sopa de ajo planteando este truco, pero como siempre hay recién llegados al mundo del camping, seguro que alguien tomará buena nota de este truco tan simple como eficaz.

 

·         La única precaución que hay que tener es la de sujetar bien el depósito al carrito para que el traqueteo durante el viaje al desagüe, éste no decida hacer el camino por su cuenta y caerse del carrito. Por lo demás, todo son ventajas.

 

 

 

·        Vasos, cubiertos y platos de plástico.

 

·         Vale, de acuerdo, llevar vasos, cubiertos y platos de plástico en la caravana será “una buena idea”, pero ciertamente no “un truco”. Y realmente tampoco es el no va más de la conciencia ecológica que digamos.

 

·         No obstante durante las “etapas de desplazamiento” de los viajes, cuando paramos a hacer un refrigerio en un área de autopista, por ejemplo, estos prácticos utensilios nos prestan una buena ayuda a la hora de las comidas, evitando ensuciar la vajilla “habitual”.

 

·         Así pues es una buena idea llevar siempre en la caravana vasos, platos y cubiertos de plástico para lo que sea de menester, aunque eso sí, hemos de limitar su uso a lo imprescindible, que el planeta nos lo agradecerá.

 

 

·        La afeitadora a batería y el secador de pelo.

 

·         Otra práctica idea, esta vez para uso exclusivo de los “señores campistas”, es disponer en la caravana de una afeitadora a batería recargable. Evidentemente su utilidad alcanzará su cénit en aquellas pernoctas en las que no dispongamos de corriente eléctrica, como ocurre en las áreas de autopista, por ejemplo. De esa manera evitaremos lucir la típica “sombra del bandolero” propia de aquellos varones de barba cerrada cuando no se han afeitado en el día.

 

·         Como el colmo de una afeitadora a batería es quedarse sin carga cuando más falta hace –aunque eso casi nunca suele ser culpa de la maquinilla, sino de su dueño- hemos de tener la precaución de recargarla en casa antes de salir de viaje. Y no olvidárnosla, claro.

 

·         Otro artilugio eléctrico muy útil estando de acampada es el secador de pelo. Nosotros siempre llevamos uno en la caravana. No todos los camping disponen de un enchufe apto para su potencia en los aseos, pero cada vez va siendo más raro, afortunadamente, que eso ocurra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                       

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com