F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
París-Loira-Disney
Bretaña - Normandía
Castillos del Loira
Cité Automobile
Côte Azur-FêteCitron
Côte Azur - Toscana
Etilómetros oblig.
Evitar peajes A-63
Fête Citron 2017
Languedoc-Viaje gafe
Le Mans Classic
Manoir Autom. Lohéac
Museo Aviones Caza
Museo Matra
Museo Peugeot
Museo 24 h Le Mans
Norte Francia
Palais Bonbon Nougat
Perigord
Provenza en navidad
Saboya en Navidad
GRAN BRETAÑA
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




      

 

 

 

Palais des Bonbons

et du Nougat

 

(El Palacio de las Golosinas y del Nougat)

 

Montélimar- 2016

  

  

 

El Palais des Bonbons et du Nougat

 

"Palais des Bonbons et du Nougat", el Palacio de las Golosinas y del Nougat, se encuentra en Montélimar, ciudad del sureste de Francia.

 

Montélimar es famosa, muy especialmente, por su dedicación al "nougat", un primo cercano de nuestro turrón de Alicante. Más por aspecto que por sabor.

 

De textura mucho más blanda, se fabrica también a base de almendras, claras de huevo, azúcar y miel.

 

Con semejante tarjeta de presentación, Montélimar no podía dejar pasar la ocasión de rendir un homenaje al mundo de los dulces, los caramelos y las golosinas.

 

Porque conviene aclarar que, en francés, "Bonbon" significa "caramelo" o "golosina" y no "bombón de chocolate" como podría parecernos.

 

Pero el "Palais des Bonbons et du Nougat" ofrece mucho más que un viaje al mundo del caramelo y del nougat. Es un complejo volcado a la diversión de los más pequeños, pero también de los mayores.No solo nos explican los secretos del azúcar o la historia de las golosinas a través del tiempo.

 

También ponen a nuestro alcance un montón de atracciones y actividades más: el mundo del chocolate:  el de las abejas; la historia de la limonada; el pueblo provenzal; la sala de los juguetes y de las muñecas o un tributo a la famosa "Route N7", la carretera nacional que unía París con la Costa Azul y que era la "carretera de vacaciones" por antonomasia de los franceses.

 

Se completa con una pequeña granja con ponis, un cerdo vietnamita y un aviario exótico. También encontraremos de una enorme tienda de golosinas, un restaurante y una área de "pic nic".

 

Fuera de la entrada al museo, el complejo nos ofrece también dos atracciones más: "Bambadaboum", que es todo un mundo de juegos infantiles bajo cubierta y el "Accro Eiffel", un recorrido acrobático para los más audaces: tirolinas a tutiplén y mucho más.

 

En suma, la visita al "Palais des Bonbons et du Nougat" es una ocasión estupenda para aprender y disfrutar en familia de un montón de actividades. 

 

Pero las atracciones en Montélimar no terminan aquí. Si los aviones os gustan y los cazas en especial, estáis de suerte. A un par de kilómetros del "Palais du Bonbon" tenéis al "Museo Europeo de Aviones de Caza". Pinchando en la foto podréis haceros una muy buena idea de todo lo que allí os está esperando...

 

 

El Museo Europeo

de Aviones de Caza

 

Así nos recibirá el "Palais"

 


Aspectos prácticos

 

El "Palais" se encuentra a las afueras de Montélimar, precisamente en la famosa RN7.

 

Abre todo el año, pero sus horarios varían según la época del año. Por eso es conveniente asegurarnos primero del horario vigente en el momento de nuestra visita. El horario, en verano, es continuado, pero no el resto del año.

 

Más info en la web www.palais-bonbons.com

 

Como hay mucho que ver y no es cuestión de pillarse los dedos, es muy recomendable acudir lo antes posible. Especialmente cuando el horario está partido.

 

La entrada de los adultos es de 10,5 euros en 2016 y de 8,5 para los niños de 6 a 12 años. Los menores también pagan, aunque menos.

 

Si compramos la entrada combinada al museo y a la sala de juegos "Bambadaboum", los adultos no pagaremos más, pero los chavales sí. De todas maneras la entrada combinada es más interesante que pagar cada cosa de manera independiente.

 

El aparcamiento es gratuito y hay espacio para autocaravanas, aunque no para coche+caravana. En la foto de Google Maps apreciaremos mejor el espacio para parking, tanto en la zona de aparcamiento justo enfrente de la carretera, como la otra zona, más atrás. El "Palais" está señalado con el marcador rojo.

 

El "Palais des Bonbons" a vista de pájaro (Google Maps)

 

 

La "Odisea del Azúcar"  

 

 

La visita al museo comienza -tras pasar por taquilla y obsequiarnos con unas golosinas y nougats- en un ambiente misterioso y sugerente que nos sumergirá de lleno en el mundo del azúcar.

 

Aprenderemos a conocer los diferentes tipos de azúcar y un vídeo nos explicará todo el proceso de producción del azúcar refinado, desde el cultivo de la remolacha ("Betterave", en francés) hasta que el terrón termine en nuestra taza de café con leche.... 

 

   

La remolacha y el azúcar

 

Este simpático señor nos contará en un vídeo las andanzas de la fabricación del azúcar

 

Aprenderemos a reconocer los diferentes tipos de azúcar

  

       

Un dulce Mickey Mouse...

 

...con dos caras...

 

...¿Cuál te gusta más?

 

 

Entre otras muchas curiosidades aprenderemos que gracias a Napoleón y la derrota de Trafalgar

se popularizó la producción de azúcar a partir de la remolacha.

La pérdida del poderío marítimo francés en favor del británico limitó la llegada de azúcar de caña de las Antillas.

Ante tal escasez, en 1812 Benjamin Delessert preparó para Napoleón unos panes de azúcar tan ricos que el emperador, entusiasmado, ordenó cultivar la remolacha a todo tren.

En 1900 el azúcar de remolacha ya representaba más de la mitad del consumo mundial...

 

 

   

 

 

   

   

Con azúcar y manos de artista

se pueden hacen auténticas maravillas...

 


  

 

El siglo XX, el siglo de las golosinas...

 

 

 

 

Para mí, la sección "Un siglo de golosinas" fue una de las más bonitas e interesantes del "Palais". Es sólo un mural, pero un mural que nos muestra y enseña, cronológicamente, la evolución de los caramelos y golosinas que han marcado nuestra infancia y, cómo no, toda nuestra vida...

 

 

Los "Werthers" ya daban guerra en los albores del siglo XX...

 

   

  

 

 

 

 

 

Así aprendí que los caramelos "PEZ" nacieron en la década de los 40 o que el chicle lo trajeron los marines USA

 

 

   

 

En 1946 Morris dio a conocer a Lucky Luke al mundo...
 

Y en 1954 apareció el "Carambar".

Aquí lo conocimos con el nombre de "Palote".

   

 Y en 1958 nuestro "Chupa Chups" dio la campanada

 

 

 

 

En la década de los 60 la marca alemana "Haribo" llega a Francia. A nosotros, unos años después.

  

   

 

 

 No sabía, por ejemplo, que Dalí fuera el autor del logo de "Chupa Chups"

Y fue muy emocionante ver una imagen de nuestro entrañable 600 en la Feria de Muestras de Barcelona

    

Los '70 nos trajeron los ositos de gominola de "Haribo" y las píldoras de regaliz...

 

 

   

 

Y a Cassius Clay, Star Wars o el Planeta de los simios
  y también a Mazinger Z

  

En los '80 nos relamimos con las "nubes" y nos volvimos locos con el cubo de Rubik...

  

 

 

Los años 90 ya no aportaron grandes novedades al mundo del dulce, pero para mantenerse en el candelero,

las marcas golosinas se aliaron con los personajes y héroes de la tele y del cine

.. 

   

   

La llegada del siglo XXI y su empeño "light" puso de moda el caramelo de "azúcar sin azúcar"...

 

Así nos despide la exposición: "Con o sin azúcar... ¡Siempre se comerán golosinas!

 

 

Seguiremos nuestra "descubierta" del mundo del azúcar y la golosina penetrando esta vez en el mundo del cine. Allí apreciaremos cómo es posible que los actores se puedan partir botellas en la cabeza o traspasar una cristalera sin terminar hechos un ecce homo. El secreto está en el azúcar...

 

 

   

 

 

Louis de Funès

inmortalizado sobre azúcar

 

 

Las golosinas y los cinco sentidos...

 

En esta sección podremos poner a prueba nuestros sentidos a través de las golosinas... especialmente divertido es un artilugio con el que podremos escuchar un montón de canciones de todos los tiempos relacionadas con el mundillo del dulce. Algunas francamente empalagosas...

 

 

 

   

  

   

 

   

 

       

 

 

¿Quién dijo que los caramelos eran sólo para los niños?

 

 

Las golosinas en Francia y por mundo mundial...

 

"Francia es una caja de golosinas"

Un viaje por las dulces especialidades francesas

 

 

 

Podremos conocer mucho mejor la historia de los dulces y golosinas del país vecino

 

 

Pero las golosinas no son solo patrimonio francés. Es hora de conocer cómo se endulza al mundo....

 

   

Dulces de todo el mundo

 

A los chinos también les mola el dulce...

 

  

 

 

El mundo del chocolate y el azúcar hecho arte

 

El cacao y el chocolate, como no podía ser de otra manera, no podían faltar en un museo dedicado al mundo del dulce y de la golosina.

 

Aprenderemos a conocer mejor el cultivo del cacao, sus variedades y también disfrutaremos con las obras maestras en chocolate y en azúcar. Los grandes reposteros franceses se ponen manos a la obra...

 

 

 

   

  

   

 

 

   

Auténticas obras de arte en azúcar...

 

 

 

 

Miscelánea y el mundo del Nougat de Montélimar

 

Tras dejar el mundo del chocolate accederemos a un pasillo que nos conducirá al obrador en el que se prepara el famoso Nougat de Montélimar, el santo y seña de la ciudad.

 

Mientras, descubriremos máquinas envasadoras de limonada; el mundo de las abejas y la historia del nougat...

 

 

 

 

   

 

 

Una embotelladora "último berrido"

 

  

 

   

El mundo de las abejas

 

Una colmena "en vivo y en directo"

 

 

   

 

 Con gominolas y caramelos también se puede vestir "a la moda"

 

 


Descubriendo al Nougat de Montélimar...

 

Montélimar le debe al nougat su fama y su posicionamiento en el mapa mundial del dulce. Lo mismo que le ocurre a nuestra Jijona/Xixona con el turrón. A fin de cuentas, siendo ambos muy diferentes, no dejan de ser parientes más o menos lejanos.

 

Y conoceremos los orígenes del nougat, su receta, sus variedades y, en vivo y en directo, también cómo se elabora...

 

 

 

El Nougat de Montélimar

  

   

  

 

   

Los "Amigos del Nougat"

tienen su propia cofradía

 

Con el nougat también se puede

apoyar a la selección francesa

  


La elaboración del nougat...

 

 

 

 La receta del nougat. Lástima que la foto no acompañe...

 

 

 

   

Una tostadora de almendras

de principios del siglo XX

 

Aquí "se cuece" el nougat

 

 

Esto también es una tostadora de almendras, pero mucho más moderna

 

La masa del nougat antes de tomar forma

 

 

 

   

Una cortadora de nougat

 

La envasadora

 

   

Los perfumes para dar sabor al nougat

 

Los hay de muchos tipos tipos y sabores...

  

La visita al recorrido por el dulce mundo de las golosinas, el chocolate o el nougat va tocando a su fin y, dejando atrás al taller del nougat, entraremos en la tienda de golosinas. ¡A ver quién se resiste!

 

Pero no hay que alarmarse, que todavía queda mucho por ver. Llega la hora de descubrir otros mundos: la antigua carretera N7; el mundo de los juguetes y las muñecas o el pueblo provenzal.

 

A esos "mundos" se accede saliendo de la tienda. En el exterior nos espera la cafetería, la granja, el aviario y el "Bambadaboum". Hacía muchísimo calor y optamos por relajarnos un poco en la cafetería y viendo a los animalitos, sin saber que, luego, la cámara nos jugaría una mala pasada y nos quedamos sin las fotos del resto de la visita. Lo hemos compensado con fotos del propio museo y de otras personas. ¡Gajes del oficio!

 

Pero mientras tanto podemos conocer la tienda, la granja y el aviario.

 

 

La tienda, la granja y el aviario

 

  

   

 

 

Los ponis

 

   

  

El aviario exótico

  

  

   

El exterior está muy bien ambientado
 


 


La antigua "Nacional 7". El mundo de los juguetes y el pueblo provenzal...

 

 

 

 

   

Y aquí se nos fastidiaron nuestras fotos...

 

 

 

Estas fotos son propias del "Palais des bonbons" y de otros autores...

 

 

   

Homenaje a la RN7 de París a Menton

 

 

 

 

 ¡El Gendarme de Saint Tropez no podía faltar en una carretera que cruzaba la Costa Azul!


 

Le Village Provençal y los Santons

 

   

   

El mundo de los juguetes

 

Y de las muñecas...

  

Y ahora sí. Tras pasar un buen rato en compañía de antiguos juguetes y otras atracciones podremos dar por finalizado nuestro paseo por dulces mundos que, sin duda, nos harán recordar con cariño nuestra infancia...


Montélimar, 2016

 

 

 

  

  

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com