F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
París-Loira-Disney
Bretaña - Normandía
Castillos del Loira
Cité Automobile
Côte Azur-FêteCitron
Côte Azur - Toscana
Etilómetros oblig.
Evitar peajes A-63
Fête Citron 2017
Languedoc-Viaje gafe
Le Mans Classic
Manoir Autom. Lohéac
Museo Aviones Caza
Museo Matra
Museo Peugeot
Museo 24 h Le Mans
Norte Francia
Palais Bonbon Nougat
Perigord
Provenza en navidad
Saboya en Navidad
GRAN BRETAÑA
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




 

 

 

 

La región de los Castillos del Loira, una de las más famosas y turísticas de Francia, nos reserva una muy agradable sorpresa a todos los que amamos el mundo del automóvil y la competición automovilística en particular.

 

 

El Museo Matra, que muestra lo más granado de la historia de la mítica marca francesa campeona del mundo de Fórmula 1 y de las 24 de Le Mans, se ubica en Romorantin Lanthenay, localidad situada en el margen más oriental de los Castillos del Loira, muy cerca de la autovía A71 en plena ruta Toulouse-París.

 

Por lo tanto su acceso es rápido y fácil. Además es un excelente complemento a toda visita a los maravillosos castillos renacentistas. Sin ir más lejos, el castillo de Chambord, posiblemente el más famoso de todos, queda sólo a un paso de los Matra.

 

El museo se ubica en unas antiguas instalaciones de la ya desaparecida Matra -en la que se construyeron los modelos de serie- y ocupa unos 3.000 metros cuadrados y muestra unos 70 modelos que ilustran su amplia y exitosa historia tanto en la competición como en la industria, con una amplia muestra de sus prototipos y una panorámica de la historia de un modelo ya mítico como es la Renault Espace, concebida y fabricada precisamente en Romorantin Lanthenay por Matra en asociación con Renault. 

 

Durante más una década, de1965 a 1974. Matra alcanzó la cima en la competición, especialmente durante el segundo lustro, venciendo en Fórmula 1 y Fórmula 2, así como en la Resistencia.

 

Debutó en Fórmula 1 en 1967 de la mano del piloto francés Jean Pierre Beltoise y se mantuvo, como constructora, en la máxima competición hasta 1972.

 

Asociada en 1968 con el británico Ken Tyrrell y su piloto estrella, el escocés Jackie Stewart, vencieron su primer Gran Premio de F1 en Holanda. Después llegarían otros dos hasta que en la temporada 1969, con el Matra-Cosworth MS80 arrasarían en el campeonato con 6 victorias más, llevándose el título tanto en constructores como en pilotos. Ese fue el primer título del mítico Jackie Stewart.

 

 

Stewart comandando una carrera en 1969

 

Al año siguiente Matra decidió construir su propio motor, un V12 y esa decisión supuso el divorcio deportivo con Tyrrell y Stewart. Ken Tyrrell fundó en 1971 su propia escudería, ganando los dos títulos ese mismo año con Stewart al volante.En 1973 Jackie ganaría también con Tyrrell su tercer y último campeonato.

 

Matra ya no volvería a ganar en la máxima disciplina hasta que, tras regresar en 1976 junto al equipo francés Ligier, al año siguiente obtendrían en Suecia y con Jacques Laffitte  la que fue su última victoria en F1.

 

Si 1972 marcó la decadencia en F1, no fue así en Sport Prototipos, el campeonato de resistencia, que tomó el relevo... ¡Y de qué manera!. Durante tres temporadas, del 72 al 74 ganaron las míticas 24 horas de Le Mans y los mundiales de 1973 y 74. Henri Pescarolo, a quien veremos más adelante en profundidad, fue su piloto fetiche.
 

   

 

LosMatra en las 24 horas de Le Mans 1973

 

Los viejos rockeros nunca mueren.

Pescarolo y Laffite en 2015, dos iconos de Matra

 

 

 

 

 

 


Pincha en la foto

y sabrás todo lo necesario

para preparar un viaje inolvidable a

los Castillos del Loira y al Museo Matra

 

 

  

Y para que llegar al Loira y al Museo Matra, en plena ruta a París desde la frontera de Irún,  sea aún más fácil, aquí tenéis la mejor manera de hacerlo cómodamente pagando lo justo en peajes...

 

La mejor ruta hacia los Castillos del Loira

 

 

Aparcar en el Museo Matra

 

El museo no posee aparcamiento propio. No obstante al lado mismo hay una zona de parking público con dos zonas de estacionamiento,por lo que dejar el coche o la autocaravana no ha de ser un problema. Además es gratuito.

 

Otra cosa es hacer lo que hicimos nosotros, que es verlo en ruta con la caravana enganchada. Ahí la cosa cambia, pues no es lo mismo hacerlo un domingo que un día laborable. La foto habla por sí sola. Estábamos prácticamente solos y no tuvimos ningún problema para aparcar, pero eso no será así la mayoría de las veces.

 

Hay que tener muy en cuenta que estaremos ocupando plazas de turismo y que, además, tanto para entrar como para salir habrá que maniobrar y eso, en definitiva,  puede ser un  problemón porque nada nos garantiza que se coloque un coche en un punto que nos impida salir o girar, no por nada los viales son bastante estrechos 

 

El edificio que se ve al fondo es el Museo Matra.

 

Pero no hay que desesperar, los caravanistas ruteros no vamos a tener que privarnos de nada. Quizás sólo andar un poco más. En los alrededores no faltan zonas en las que poder dejar el coche y la caravana durante unas horas.

 

Para no estar dando vueltas con el caracol detrás y arriesgarnos de meternos en un serio atolladero de calles mientras encontramos hueco, sería una prudente idea usar antes de ir el Google Maps y "seleccionar" previamente una zona alternativa de aparcamiento que no plantee problemas. De hecho esa habría de ser la primera opción para quitarnos los inconvenientes de encima tanto si es temporada alta como si se trata de un día laborable.

 

 

 

 

Aspectos prácticos

 

El museo abre todo el año excepto en Año Nuevo, Navidad y el primero de mayo.

 

De lunes a viernes el horario es de 9 a 12 y de 14 a 18 h. Los fines de semana y días festivos el horario es igual, salvo que abren a las 10 de la mañana. 

 

Este "bólido" a base de bidones nos da la bienvenida


Para lo mucho que ofrece es francamente barato. 6 € los adultos y 4 € los niños de 8 a 16 años, los estudiantes y las personas con alguna discapacidad. Los menores de 8 años y los parados entran gratis. (Noviembre 2015)

 

Más info en su web: www.museematra.com

 

Aunque cada cual tiene su ritmo de visita, digamos que una hora y media podría ser una buena referencia de tiempo para la mayoría de visitantes que quieran disfrutar el museo con una cierta calma.

 

El museo nos recibe con un espacio dedicado a la recepción, la tienda, una zona de vestíbulo "racing" y las siempre interesantes "toilettes" que están "ambientadas" con cuadros y chapas de competición. 

 

       

 

 

 El vestíbulo nos pone en "modo racing"

 

 

 

El museo se estructura en varias áreas:

 

Los motores Matra de competición, con sus famosos V12.

 

Matra y la competición

 

Los prototipos y el diseño industrial

 

Los "Sport" de serie.


Los coches "especiales"


El Renault Espace, diseñado y fabricado por Matra

 

Y, para terminar, una exposición temporal: "Ferrari à l'affiche" dedicada al papel de los Ferrari en el cine.

 

 

 

Matra en la competición siempre ha destacado por su faceta motorista y también como marca constructora "total", especialmente por sus éxitos en el campo de la Resistencia y su férreo dominio en en Le Mans los años 1972, 73 y 74 como ya hemos comentado.

 

Lo más curioso es que, siendo la primera marca francesa en coronarse campeona del mundo de F1 en 1969... ¡Lo hiciera con un chasis propio, pero con el exitoso Ford Cosworth V8!

 

En cualquier caso eso no empaña la brillante trayectoria motorista de la marca, especialmente fabricando sus famosos motores V12 que tantos éxitos le dieron en Le Mans y en F1.

 

La galería de los motores nos sumerge totalmente en un ambiente "racing"  con una iluminación en semi penumbra y, muy especialmente, por el sonido ambiente que sólo el rugido de un V12 puede ofrecer... 

 

El motor V12 M12/73  vencedor de Le Mans en 1974

  

   

Motor MS9 de 1968, el primer V12 de la marca

usado en Sport Prototipos

 

El MS76 con el que Matra obtuvo su primera victoria en F1 en 1977 de la mano de Ligier y J.Laffitte

  

       

La galería de motores

 

También hay V6 turbo

 

Y un V12 boxer

 

 

  

Una vez dejada atrás la galería de los motores, en la gran nave adyacente nos encontramos con los coches que más gloria y notoriedad han aportado a la Matra... ¡Sus Sport Prototipos!

 

La marca empezó a participar a mediados de los años 60 en el campeonato de Resistencia y, poco a poco, fueron escalando posiciones hasta alcanzar la cima con tres victorias consecutivas en Le Mans desde 1972 a 1974, ganando en el 73 y 74 el campeonato mundial.

 

 

   

 

 

El MS680 ganador en Le Mans y campeón del mundo

en 1974

 

El MS 670 ganador de Le Mans en 1972

   

Aquí estoy yo para atestiguarlo

  

 

   

El MS630 de 1967

 

El MS620 de 1966

    

   

La prueba fetiche de Matra

 

y su piloto fetiche

 

 

 

 

Y de los Sport Prototipos a los monoplazas. Desde luego si uno de ellos merece ocupar el más alto lugar en la memoria de la marca es, sin duda, el MS80 de 1969, campeón del mundo con Sir Jackie Stewart al volante.

 

   

Stewart firmando el cockpit

del coche que le proclamó

campeón del mundo por

primera vez

 

Yo me aficioné a la F1 un lejano 1973

y Jackie Stewart era mi piloto favorito.

 

Me gusta mucho la F1 y la sigo, ininterrumpidamente desde un muy lejano 1973. No, yo no soy un producto de la "Alonsomanía", aunque los éxitos de Fernando me han hecho muy feliz.

 

En 1973 Jackie Stewart ganó su tercer y último campeonato del mundo. Era la época de su rivalidad con Emerson Fittipaldi, pugna que se hacía extensiva a sus respectivos equipos Tyrrell y Lotus.

 

Ken Tyrrell y Colin Chapman eran las almas de sus equipos... ¡menuda pareja y qué época! La F1 actual ya no se parece nada a aquello. Lo único que no echo en falta de entonces son las muertes que cada año jalonaban las carreras. Stewart fue el primer piloto en tomarse en serio las medidas de seguridad. Al menos algo se ha ganado porque actualmente con las todopoderosas marcas y el dominio de los aerodinamistas, la emoción ha saltado por la ventana hace ya bastantes años.

 

Pero bueno, regresemos a Matra. Debutó en F1 en 1967 con el nuevo motor Ford Cosworth V8 que marcaría toda una época en la especialidad. Al año siguiente Matra se asoció con el equipo del británico Ken Tyrrell, con el escocés Jackie Stewart y el francés Jean Pierre Beltoise al volante, obteniendo Matra y Stewart tres victorias.

 

 

El Matra MS80 de 1968 de Beltoise

 

Los éxitos de 1968 auguraban más triunfos al año siguiente y así fue. Seis victorias, todas del lado de Stewart, coronaron al MS80 como el mejor coche del año y se llevó el campeonato del mundo de pilotos y de constructores de calle.

 

 

   

 

El Matra campeón del mundo de F1 de constructores

 

Y Stewart, campeón de pilotos

 

 

 

 

 

Tras la obtención del campeonato del mundo, la historia de amor entre Matra y Tyrrell terminó al año siguiente, en 1970. 

El constructor francés, una vez coronado campeón, se empeñó en motorizar el equipo con su V12. Ken Tyrrell no lo vio claro y la asociación terminó. No le faltó razón a Ken para su decisión y los hechos posteriores la confirmaron. El Ford Cosworth V8 había llegado para quedarse y el resto de motores no tuvieron nada que hacer hasta que Ferrari y Lauda rompieron su racha victoriosa en 1975.

 

Matra se sumergió en el anonimato y Tyrrell fundó su propio equipo en 1971, arrasando completamente en aquella temporada, pero aquí estamos por Matra y podremos contemplar el MS120D de 1972 del neozelandés Chris Amon.

Y si en F1 la cosa no iba demasiado bien, al menos en ese año Matra ganó Le Mans por primera vez.

 

Aún así, el Matra MS120D obtuvo una pole position y dos podios, uno para Amon y otro para Beltoise. De todas maneras sería su canto del gallo porque la marca abandonó la F1 al final de 1972 para concentrarse en los Sport Prototipos y, ciertamente, les fue muy bien. 

 

   

Dos vistas del MS120D de 1972

 

El último F1 de la marca

 

Habrían de pasar cuatro años para un nuevo regreso de Matra a la F1 como motorista del nuevo equipo Ligier. Tres años duró su asociación, desde el 76 a 1978. 

 

El Ligier Matra JS9 de 1978

 

Aunque fuera en 1977 cuando Jacques Laffite obtuviera la primera victoria de un motor Matra F1 V12 en el GP de Suecia el monoplaza que pude contemplar era el espectacular Ligier-Matra JS9 de 1978.

 

La muestra de monoplazas de la marca se completa con un F2 y un F3 que marcan los inicios de Matra en las carreras de velocidad. En 1965 Matra debutó en F3 y Beltoise ganó ese mismo año su primera carrera en Reims. Después llegaría la aventura de la Fórmula Uno.... 

 

   

El MS5 de F2 de 1966, pilotado por Graham Hill

 

El MS1 de F3 de 1965 de Beltoise

 

 

 

 

Matra fue un fabricante que no se detuvo únicamente en la competición. Su compromiso con el automóvil abarcó muchas facetas y una de las más exitosas fue la que consiguió con sus coches de Sport. Los Matra 530, Bagueera o Murena dejaron su huella en los años 60 y 70. Incluso con el Rancho se aventuraron en el mundo 4x4.

 

La otra faceta de Matra, la del diseño industrial la veremos más adelante.

 

 

   

 

El Matra M530 de 1967

 

 Otra versión del M530

 

   

El mítico Matra Bagheera de 1973

 


   

   

El no menos mítico Matra Murena, sucesor del Bagheera

 

El Matra Simca "Rancho" 4x4

 

 

 

 

En la planta inferior encontramos una muy amplia y variada muestra de la capacidad de la factoría Matra para diseñar todo tipo de vehículos experimentales y estudios de salón.

 

Matra ha colaborado estrechamente con otra marca francesa, Renault. El "Espace" no sólo fue construido en la fábrica de Romorantin hasta 2003, también salió de su mesa de diseño.

 

 

   

 El "Tata" de 1998 fue un estudio para

un coche utilitario en Vietnam

 

Estudios de coches urbanos

  

Imaginación no falta

 

   

Vista del pabellón de los prototipos

 

Estudio de estructura de seguridad del Avantime

  

   

Estudio de vehículo ecológico sobre base Espace

 

Adaptación para taxi en Malasia

 

Y posiblemente aquí tenemos el coche más curioso de todos, el urbano eléctrico "Zoom" de 1992. Este estudio fue encargado por Renault a Matra y tiene la peculiaridad de "encogerse" para poder aparcarlo, en batería, en cualquier hueco de la calle. Realmente original. Lástima que no pasara de maqueta de salón... 

 

 

   

 

El "Zoom" en posición de circulación

 

El mismo "Zoom" con las ruedas traseras "encogidas" para permitir su aparcamiento en batería

 

 

El espacio "Espace"

 

 

El "Renault Espace" tiene ADN Matra

  

 

   

 

Los primeros prototipos del Espace de 191 y 1994

 

La galería "Espace"

  

Un ejemplar extremadamente curioso es el Espace nº 500.000, firmado por los 3.600 trabajadores de la factoría de Romorantin. Henri Pescarolo y Jean Pierre Beltoise, dos de los pilotos míticos de Matra también estamparon sus firmas en su carrocería... 

 

   

El Espace 500.000

 

Más de tres mil firmas lo decoran

  

El Espace y el Avantime, los últimos fabricados en Romorantin

 

 

Miscelánea

 

El museo se completa con expositores de miniaturas, vídeos, murales y muy especialmente con algunos vehículos muy, muy especiales, entre los cuales destacan el Renault Espace F1 o la barqueta "Spider" de Sbarro. 

 

   

El Renault Espace F1 de 1994

 

El Sbarro Spider de 1998

 

Otros interesantes coches jalonan la exposición, como el Matra Jet, el Matra Simca de rally o el espectacular Pescarolo Courage que participó en las 24 horas de Le Mans del año 2000.

  

 

   

 

El Matra Jet 6 de 1967

 

Un Matra Simca de rally (1970)

  

El Pescarolo-Courage de Le Mans (2000)

  

Aquí tenemos todos los vencedores de las 24 de Le Mans desde la primera carrera en 1923 hasta 2014...

 

   

   

 

 

 

 

 

  

   


 

 

  

 

   

 

   


     

 

  

Y así, poco a poco, hemos hecho un apasionante viaje a través de la historia de Matra, una de las marcas míticas del automovilismo y orgullo de Francia. Por eso, si nos dejamos caer alguna vez por el Valle del Loira recordemos que en Romorantin-Lanthenay nos espera un pedazo de la historia de las cuatro ruedas.

 

Para terminar dejaremos constancia de una más que interesante exposición temporal dedicada a Ferrari y el cine. Quince días más y no la hubiéramos visto. Por suerte no fue así y aunque ahora ya no esté visible, vale la pena echarle un vistazo a lo que nosotros sí vimos, je, je...

 

La exposición une alguno de los modelos más emblemáticos de la marca del "Cavallino Rampante" con las películas en las que aparecieron. Una razón perfectamente válida para disfrutar de los siempre excitantes Ferrari, desde los GT a los F1.

 

Ferrari à l'affiche

 

 

Ferraris rojos y claquetas

 

 

   

 

El Ferrari 250 LM del film "Un hombre y una mujer" de Claude Lelouch (1966)

 

El Testarrossa de "Association de Malfaiteurs" de Claude Zidi (1987)

     

 

   

 

El Ferrari 599 GTB - Fiorano F1 (2007)

 

El Ferrari 250 GTO de "Vanilla Sky" (2001)

   

 

   

 

El Ferrari 312 B de 1970 de Jacky Ickx

 

 

 

Lamentablemente este ramillete de Ferraris ya no está visible en el museo Matra, pero si nos hemos quedado con ganas de más bólidos rojos y nos pilla en tierras italianas, quizás podremos acercarnos a Módena y Maranello para maravillarnos con los dos museos Ferrari. Y si Italia no nos cuadra bien, siempre podremos ponernos los dientes largos visitándolos virtualmente. Nosotros anduvimos por allí en enero 2016 y os lo contamos...

 

   

Visita el museo de Maranello pinchando en la foto..

 

Y también el de Módena

 

Y así terminamos la visita a un fantástico museo para todo amante del automovilismo. ¡Y en el Valle del Loira con sus maravillosos castillos! Una diversión de lo más apetecible para toda la familia.

 

¡El Museo Matra nos espera!

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com