F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
Baviera en Navidad
Berlin y el Este
El Rin
La Oktoberfest
Museo Audi
Museo BMW
Museo Hockenheimring
Museo Mercedes 2016
Museo Mercedes 2009
Museo Porsche
Museo Téc. Sinsheim
Museo Técnica Speyer
Navidad en el Rin
Ruta 1001 museos
Selva Negra Navidad
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
GRAN BRETAÑA
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




     

 

 

El "Motor Sport Museum"

 

del circuito de Hockenheim


 

   

 

 

 

 

  

   

 

El "Motor Sport Museum" del circuito de Hockenheimring - sede habitual del GP de Alemania conjuntamente con su homólogo de Nürburgring - sito en la población alemana del mismo nombre en el suroeste de Alemania, es un pequeño  gran museo dedicado al mundo del motor, con especial protagonismo de los pilotos y marcas alemanas.

 

Como es lógico en un museo propiedad de un circuito de carreras, las motocicletas comparten protagonismo con sus "primos" de cuatro ruedas. En cualquier caso el disfrute está garantizado.

 

Además el acceso a la tribuna principal del circuito -justo enfrente del museo- suele estar abierta y, aunque sólo sea por un instante, podremos sentirnos parte de la historia de la F1 y del deporte del motor.

 

 

 

El circuito de Hockenheim, la razón de ser del "Motor Sport Museum"

 

Vista aérea del "Motodrom" del Hockenheimring (Google Maps)

El museo es el edificio que viene señalado en la parte inferior izquierda

   

El circuito de Hockenheim a vista de pájaro

 

   

Acaba de celebrarse el "Nitroolympx" de dragsters

 

Vista de la curva previa a la recta de salida

  

   

El acceso a la tribuna sur, frente al museo

 

Todavia quedaban algunos dragsters...

 

El circuito de carreras de Hockenheim o "Hockenheimring" se inauguró en 1932 y fue lugar habitual de entrenamiento de las "flechas de plata" de Mercedes y Auto Union (la antigua Audi) en el período de pre-guerra.

 

Junto al de Nürburgring es uno de los circuitos más importantes de Alemania y en su pista han tenido y tienen lugar algunos de los campeonatos mundiales, europeos y alemanes más señalados: la F1, el DTM, Turismos, Resistencia, Mundial de motociclismo, etc. 

 

   

 

 

 

En julio de 2016, sin ir más lejos, se ha celebrado el G.P. de Alemania de F1, con victoria de Lewis Hamilton y su Mercedes F1 W07.

 

 

Una buena noticia...

 

Si estáis en el Hockenheimring y disponéis de tiempo y de transporte propio tenemos una buena noticia para todos los amantes del automovilismo, del motociclismo, de la aviación y de todo lo que un motor pueda mover. Muy, muy cerquita de este museo os están esperando dos de los mejores museos del mundo dedicados a todas esas cosas: el maravilloso "Auto & Technik Sinsheim" y su "hermano menor", el "Technik Museum" de Speyer. La oportunidad perfecta para redondear la visita al "Motor Sport Museum". Tres museos excepcionales en un radio de 50 kilómetros.

 

Para ir abriendo boca, mientras preparáis el viaje al sur de Alemania, aquí tenéis los reportajes de nuestra visita a ambos museos. Un simple clic en la foto y...  

 

   

 

Auto & Technik Sinsheim

(Disponible en breve)

 

 

 Technik Museum Speyer

 

 

Aspectos prácticos 

 

   

La taquilla, junto a la tienda

 

La tienda, con productos "racing" del circuito

  

El "Motor Sport Museum Hockenheimring" forma parte del complejo del circuito de carreras de Hockenheim, a las afueras de la población del mismo nombre, entre las ciudades de Speyer (Espira) y la preciosa Heildelberg.

 

Esta región del suroeste de Alemania esconde multitud de atractivos: ciudades y pueblos de cuento, vinos de calidad y maravillosos museos. La visitamos a fondo en la navidad de 2011 - una época mágica que no conviene perderse, aunque sea al precio de perdernos este museo precisamente, claro que nos quedarán los de Sinsheim y Speyer (que no es poca cosa) - y también durante el verano de 2016.  Más info pinchando en...

 

   

 

Viaje: Alemania y sus museos del automóvil

(Disponible en breve)

 

 

Viaje:

Navidades en el Rin

 

Pero regresemos al museo del circuito. Hay una zona de parking al lado del museo, gratuita y arbolada. Como ya hemos comentado, la visita al museo hay que completarla con un vistazo a la pista desde la tribuna sur, de acceso libre.

 

La duración de la visita puede estar entre hora y media y dos horas, dependiendo del tiempo que estemos dispuestos "a invertir". No obstante, si el tiempo apremia, puede verse en poco tiempo ya que es pequeñito.

 

En 2016, la entrada cuesta 6 € para los adultos y 3 € para los más jóvenes. Los días de carreras y eventos, la visita al museo solo costará 1 euro, mostrando la entrada al circuito. 

 

El museo no abre todo el año. Sólo desde abril a octubre. Durante esos meses abre diariamente de 10  a 17 horas. Durante los días de carreras el horario se alarga, sin más precisiones. Más info en www.hockenheimring.de/en/museum 

 

El busto del mítico Jim Clark nos recibe, aunque el escultor no estuviera demasiado inspirado...

 

 

El "Motor Sport Museum Hockenheimring"

 

Tras pasar por taquilla, accederemos a un amplio vestíbulo en el cual las motocicletas se llevan todo el protagonismo. No en vano este museo expone la mayor colección de motos de competición de toda Europa. Y la de coches, no es menos interesante. Vamos, que es pequeño, pero matón.

 

El museo se estructura en dos niveles, con el piso superior a modo de terraza -dedicado íntegramente a las motocicletas y a una pequeña colección de maquetas- con amplias vistas de la planta de calle. 

 

Una vista general del Motor Sport Museum

 

La planta de calle se divide en dos partes. Ya sabemos que las motos nos reciben, pero pronto llegaremos al área"automovilística", que se reparte en cuatro zonas: tres monoplazas de fórmulas inferiores; la F1; el DTM, además de un curioso "Mercedes" Dragster y, por último, una segunda zona F1 que incluye también al F3 de Schumacher. Incluso alguno "vuela" y todo...

 

El museo ofrece también una pequeña sala de cine, en la que se proyectan documentales de la historia del circuito de Hockenheim. 

 

Una para "observadores" de altos vuelos... ¿Dónde hay un coche que vuela?

 

Vista del vestíbulo de entrada, desde el piso superior

  


El reino de las motos

 

 

   

Esto es lo que verán nuestros ojos al entrar...
  Los amantes del motociclismo lo pasarán en grande

   

 

 

 

   

Me encantaron los side-car de competición

 

No apto para timoratos...

  

  

Dejen paso a los monstruos..

 

El fin de semana anterior a nuestra visita venía de celebrarse el "Nitroolypx", un evento dedicado a la fuerza bruta de los dragsters y a quemar alegremente toneladas de neumáticos y metanol acelerando a tope.

 

Para que no nos olvidemos de que los dragsters también existen lejos de su feudo USA, el museo alberga a uno de esos "monstruitos": un Mercedes SEC Dragster la mar de vistoso.

 

El "animalito" pasa de 0 a 100 km/k en menos de un segundo y en sólo 6 se pone a ¡386! Claro que eso no resulta muy complicado cuando se tienen nada menos que 2.600 CV bajo el pie... 

 

   

 

 

 

  

Las fórmulas "de base"

 

No todo es Fórmula 1 en la vida. Aquí podremos contemplar cuatro ejemplares de las ya casi fenecidas Fórmulas 2, 3 y 4 que nos recuerdan que, para llegar a la cima, primero hay que echar a andar... 

 

En primer plano el Maurer F2 y, al fondo, la escuadra de F1

 

El museo exhibe orgulloso el último monoplaza de Michael Schumacher antes de debutar en la F1 en 1991: el Reynard-Opel Spiess de 1990, con el que venciera el campeonato alemán de F3 y el reputado GP de Macao.

 

 

El Reynard-Opel de F3 de M. Schumacher (1990)

 

Otro monoplaza que llama la atención, quizás por su rareza o por su color, es un Fórmula IV de 1960, el "Delfosse NSU Prinz" del piloto germano-argentino Curt Delfosse. El dato curioso de su historia es que fue probado en Buenos Aires, ni más ni menos, que por el mítico Juan Manuel Fangio. 

 

 El Delfosse-NSU Prinz (1960)

.. 

El repaso a las fórmulas básicas se completa con el "Maurer BMW", pilotado por Manfred Winckelhock.en el Europeo de F2 de 1981. Con este monoplaza, el germano subió al segundo peldaño del podio en la carrera celebrada aquí mismo, en Hockenheim y con el Fórmula 3 "Recaro Opel Spiess" de 2001.

 

 

   

El "Maurer BMW" de F2 (1981)

 

El "Recaro Opel Spiess" de F3 (2001)

 

 

El DTM o lo que es lo mismo, el "Deutsche Tourismus Meisterchaft"

 

El DTM alemán es el campeonato de turismos más importante de Europa y, muy posiblemente, del mundo. Muy por encima del propio Mundial de la especialidad.

 

No por nada las marcas "premium" alemanas, Audi, BMW y Mercedes ponen toda la carne en el asador para llevarse el trofeo cada temporada. Se compite al máximo nivel y muchos ex-pilotos de F1 encuentran aquí un buen lugar para seguir corriendo. En 2016 participan Timo Glock, Paul di Resta o Gary Paffett. También lo hacen nuestros Dani Juncadella y Miguel Molina.

 

Para que ninguna marca se enfade, las tres están representadas, aunque Audi repite. La verdad es que tienen un aspecto impresionante y son muy, muy bonitos. Lástima que los modelos expuestos no estén identificados, pero no son demasiado antiguos. 

 

 

 

 

 

 

 

   

 


 


  

Tampoco falta un Porsche "Pace Car"

 

 

La especialidad reina: la Fórmula 1

 

La representación de la F1 es relativamente pequeña, pero no por ello menos impactante, con especial atención tanto a las marcas germánicas, como a sus pilotos. Sin embargo el lugar de honor estaba reservado al colorista Benetton Ford B189 de 1989...

 

 El Benetton Ford B189, vencedor del GP de Japón de 1989 con Alessandro Naninni

  

El BMW Sauber de 2006

  

El Jordan Mugen de 2002

  

   

El ATS-BMW 07 de 1994 de Manfred Winkelhock

 

El Arrows Megatron Turbo de Cheever (1987)

 

 

El Williams Renault FW013 de Riccardo Patrese (1989). Con Boutsen, venció el GP de Australia

 

Y terminamos el repaso a la F1, con el monoplaza alemán Zakspeed-Yamaha ZK891 (1989) pilotado por Bernd Schneider y Aguri Suzuki. Aunque en el museo el coche apunta alto, su paso por las pistas fue un fracaso total. El motor Yamaha no daba para más y en las 16 carreras del campeonato, Schneider logró clasificarse para la carrera sólo dos veces, aunque no acabó ninguna de ambas. Suzuki ni eso. No logró precalifcarse ni una sola vez. Fue el canto del cisne para Zakspeed y Yamaha. Ambos abandonaron la F1 al final de tan aciaga temporada.

 

De todas maneras no sólo de puntazos vive la F1 y el automovilismo. Está muy bien que esos coches tan poco exitosos tengan también su lugar en el recuerdo.

 

 El Zakspeed Yamana de 1989 "quedó patas arriba".

.  

 

El circuito de Hockenheim rinde homenaje a los pilotos "de casa"...

 

Las huellas de los participantes alemanes en el GP de Alemania de 2008

  

   

Las huellas de los pilotos alemanes en el DTM 2008

 

N.Hulkenberg y Timo Glock no se perdieron el museo

 

 

Las miniaturas y el slot reclaman su minuto de gloria

 

La marca germana de slot "Carrera" -la colega alemana de nuestro "Scalextric"- también muestra algunos de sus modelos clásicos más afamados...

 

 

   


 


   

La planta superior. Regreso al reino del motociclismo

 

 

  

La visita al Motor Sport Museum va tocando a su fin. No obstante, los amantes de las 2 ruedas todavía tienen mucho y bueno donde recrear la vista.

 

Desde la primera planta no solo dispondremos de multitud de motocicletas de todo tiempo y época, sino también unas estupendas vistas sobre gran parte de la planta baja, lo que nos permitirá apreciar coches y motos "a vista de pájaro", algo que siempre es de agradecer.

 


 

 

   

 

Una Schrittmacher

   Una Wilkinson de 1912

  

   

Inconfundibles las motos de finales de los 60

 

La armada alemana. Las Kreidler y Krauser

    

 

   

 

Una Laurin&Klement checa
 

Un triciclo Monet&Goyon de 1919

   

 

   

    

 Y con estas panorámicas del Motor Sport Museum de Hockenheim decimos adiós a un pequeño, pero muy interesante museo que concilia, como ninguno, el deporte de las dos y las cuatro ruedas. Sin duda alguna, un museo que todo amante del motor no debe perderse.

 

                                                                                                                   Hockenheim, agosto de 2016

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com