F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
Baviera en Navidad
Berlin y el Este
El Rin
La Oktoberfest
Museo Audi
Museo BMW
Museo Hockenheimring
Museo Mercedes 2016
Museo Mercedes 2009
Museo Porsche
Museo Téc. Sinsheim
Museo Técnica Speyer
Navidad en el Rin
Ruta 1001 museos
Selva Negra Navidad
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
GRAN BRETAÑA
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




     

 


Mercedes Benz Museum

 

Stuttgart - (2016)

 

   

 

 

 

  

  

 

 

 "El Museo Mercedes Benz" se encuentra en la ciudad alemana de Stuttgart. El actual edificio se inauguró en 2006 y en 2016, cuando el museo celebra su 10º aniversario, hemos vuelto a visitarlo... ¡por cuarta vez!  Las dos primeras, en su antigua ubicación y la tercera, en 2009, ya en este soberbio edificio.

 

Un poco "más abajo" encontraréis el enlace a la visita de hace siete años. Realmente poco ha cambiado el museo en ese tiempo, pero aprovechando la visita a Stuttgart y al Museo Porsche -que por falta de tiempo se nos quedó en el tintero en 2009, aunque no en 2016- merecía la pena darle otra vuelta. ¡Es tan bonito!

 

Especialmente también porque Mercedes Benz es la vigente campeona del mundo de Fórmula 1 y esperaba poder ver, al menos, uno de los coches campeones de los dos últimos años. Y los hados fueron muy comprensivos porque me concedieron el deseo de contemplar, en vivo y en directo, el W05 Hybrid de 2014.Todo un detalle. 

 

El Mercedes F1 W05 Hybrid de Lewis Hamilton. Campeón del Mundo en 2014,

 

El "Museo Mercedes Benz" muestra la evolución del automóvil durante 125 años desde que Karl Benz patentara en 1886 el triciclo considerado como el primer automóvil con motor de combustión interna de la historia y ahí empezó todo.

 

Ubicado en un futurista edificio de siete plantas expone cerca de 160 vehículos y más de 1.500 objetos. Y es que recorrer el museo Mercedes Benz es hacer un viaje por la historia viva del automóvil.

 

Así pues, no estará de más que "pongamos cara" a sus fundadores. Ellos sembraron la semilla para que ahora el equipo de su marca se permita el lujo de arrasar en la F1 tres años consecutivos. ¡Y veremos si no habrá también un cuarto en 2017! 

 

   

Kark Benz, en 1870

 

Gottlieb Daimler y su esposa,

Emma, en 1875

 

Pero Mercedes Benz no es nuevo en el oficio y ya en 1954 y 1955, con Fangio al volante, arrasó en la F1 de hace sesenta años. A lla entrada del museo se rinde homenaje a la gesta con una bonita escultura.

 

Un dato a tener en cuenta. Si hacéis uso del parking subterráneo -justo debajo del museo- accederéis directamente al mostrador de entrada al museo, ya que estaréis dentro del edificio. Para ver la estatua, pues, será necesario que salgáis expresamente a la calle. La estatua se encuentra junto a la entrada principal.

 

Juan Manuel Fangio y su Mercedes W196 de F1.

El campeón del mundo de 1954 nos recibe a la entrada del museo

Una estatua igualita a esta la encontraréis en Montecarlo (Mónaco)

La foto corresponde a la visita de 2009. ¡En Agosto 2016 estábamos a más de 30º!

 

 

Si una vez terminada la lectura de este reportaje sobre la historia de Mercedes y todavía os quedan ganas de más y más coches aquí tenéis los reportajes que hemos hecho a los más importantes museos de automóvil de Europa y, en particular, al Mercedes Benz en 2009. Pinchad en las fotos respectivas y esperamos que os gusten.

 

   

Los museos del automóvil más importantes de Europa

 

 El museo Mercedes (2009)

 

 

 

Aspectos prácticos 

 

La presentación en sumamente futurista...

 

El museo se encuentra a las afueras de la ciudad de Stuttgart, en el barrio de Bad Cannstatt. La parada del S-Bahn, el tren suburbano, más cercana es la de "Neckarpark" y también hay paradas de metro en las proximidades. Por tanto es fácil llegar en transporte público desde el centro de la ciudad de Stuttgart. ¡El tráfico es terrible en Stuttgart!

 

Hay aparcamientos en la calle, en las proximidades del museo y también un aparcamiento subterráneo situado debajo del edificio-museo. En la foto se aprecia claramente el parking de superfície. Si viajamos con la caravana o la autocaravana, esa puede ser una buena zona para dejar nuestro vehículo mientras visitamos el museo, pero procurando no coincidir con ningún evento en el cercano estadio de fútbol, pues entonces no habrá manera de aparcar. 

 

En la foto de Google Maps se aprecia el aparcamiento en fila. El museo es el

edificio triangular. El parking subterráneo se encuentra debajo.

 

Una estupenda originalidad ambienta perfectamente el parking subterráneo.

En las plantas del parking encontraremos varios modelos que nos "anticipan" lo que está a punto de llegar

 

Aún así tengo serias dudas de que con caravana se pueda aparcar. Para compensar, a un kilómetro de distancia está el camping de Stuttgart, el "Camping Cannstatter Wasen", estupendo tanto para pernoctar en la ciudad, como para dejar la caravana unas horas si fuera necesario.

 

La duración "razonable"de la visita puede estar entre dos y tres horas, dependiendo del tiempo que estemos dispuestos a invertir contemplando tantos y tantos coches que, a buen seguro, a todos nos traerán muchos y buenos recuerdos.

 

En 2016, la entrada cuesta 8 € para los adultos y 4 € para los jóvenes entre 15 y 17  años. Los menores de 15 años entran gratuitamente.  A partir de las 16,30 h. el precio de la entrada se reduce a la mitad, así que esa puede ser una opción si a cambio de pagar menos asumimos que habremos de ver el museo con cierta prisa...

Abre de 9  a 18 horas. La taquilla cierra a las 17 h. Cierra los lunes. Más info en www.mercedes-benz.es 

 

 

 

1886 - 1900 - Los ancestros

 

Tras pasar por taquilla, accederemos a la zona dedicada a los más venerables ancestros del automóvil subiendo siete plantas en un futurista ascensor. Toda una paradoja.

 

Después descenderemos, mediante rampas en espiral, recorriendo la historia de la marca, pero por ahora en el centro de la planta dedicada al periodo 1886-1900 nos espera el primer automóvil de la historia, el triciclo Benz de 1886... 

 

El Benz triciclo de 1886. El primer automóvil de la historia... ¡Aún no tenía 4 ruedas!

   

   

Esta será la primera vista que tendremos de la

colección Mercedes Benz. Todo un homenaje a la

historia del automóvil en mayúsculas.

 

Descenderemos a la planta inferior contemplando los

preciosos "abueletes" de nuestros coches.

  

   

Este camioncito de 1898 se permitía el lujo

de transportar hasta 5 toneladas de peso con solo

10 cv de potencia y dos cilindros en el motor.

 

Por si hay algún incrédulo en la sala, aquí

lo podemos ver en su tiempo...

  

   

Imágenes de hace más de un siglo de una

fábrica de locomotoras

 

Las fábricas Mercedes Benz

no han sido siempre como ahora

   

 El Benz Omnibus de 1895

 

Haciendo uso de las rampas o de los ascensores llegaremos a la siguiente "parada", el período 1900-1914...

  

   

 

 

 

 


1900 - 1914 - Desde el inicio del siglo XX hasta la Gran Guerra

 

 

 

  

 Aquí la cosa empieza ya a ponerse seria. Y también muy interesante. Una vez dejados atrás los carruajes y los tatarabuelos de nuestros coches, le llega el turno a las encantadoras "Genovevas" anteriores  a la Primera Guerra Mundial, ya con el ADN de lo que sería la automoción de hoy en día. 

 

En durante este período cuando los coches de la "Daimler Motoren Gesellschaft" pasaron a denominarse "Mercedes".

 

Emil Jellinek, empresario austríaco y miembro del consejo de Administración, pidió que los coches de la marca se llamasen igual que su hija, Mercedes. Y se salió con la suya.

 

Sin embargo hubo que esperar a 1926 para que los coches pudieran ser llamados "Mercedes Benz", fruto de la unión entre la Daimler y la Benz.

 

  

 Aquí tenemos el chasis del "Mercedes 35 cv", diseñado por Wilhelm Maybach, considerado como "primer automóvil moderno" de la historia gracias a su ligero y amplio chasis; su bajo centro de gravedad; su radiador dotado de celdillas en "panal de abejas" que mejoraba radicalmente la refrigeración de su también potente motor.

 

Este modelo contenía, pues, toda la esencia de lo que sigue siendo, hoy por hoy, lo que llamamos "automóvil".

 

Por su parte, su sucesor,  el "Mercedes Simplex 40 cv" de 1902 es el Mercedes más antiguo que existe y está considerado como el primer coche "moderno" de la Historia.

 

El adjetivo "Simplex" apelaba a su facilidad de conducción.

 

   

El "Mercedes Simplex 40 cv" de 1902 ocupa el lugar de honor que le corresponde

 

Sí, el Mercedes Simplex 40 cv tiene un emplazamiento de primera fila, pero no está solo ni mucho menos. Está pero que muy bien acompañado por otras joyas de la automoción de primeros del siglo XX...

 

   

 

El Mercedes Simplex 60 cv era el tope de gama

de Mercedes en 1906. Este modelo perteneció

a Emil Jellinek.

 

Benz 18 Doppelphaeton (1905)

Por aquel entonces Mercedes y Benz aún eran

competidores, hasta su unión en 1926

  

 

El Mercedes 75 cv Doppelphaeton

Fue el tope de gama de la marca entre 1907 y 1911 y podía construirse con varias carrocerías

  

Una vez terminada la visita a los vehículos de primeros del siglo XX, el recorrido temporal del museo se interrumpe para sumergirnos en uno de los sectores que más fama ha reportado a la marca Mercedes Benz a lo largo de los años: los vehículos industriales y comerciales.

 

 

La galería de los viajeros y otros vehículos industriales

 

Tres de las siete plantas del museo se dedican a una de las facetas de la marca que más éxitos comerciales le ha reportado: autobuses y autocares de toda época, camiones de todo tipo y tamaño, furgonetas, campers, coches de bomberos, vehículos para la construcción..

 

Todo ello aderezado con accesorios, coches de turismo e instructivas referencias al origen e historia de los distintos elementos que componen un vehículo a motor. En fin, un paseo que no dejará indiferente a nadie. 

 

 

.. 

 

   

 


 

El autobús Mercedes LO 1112 que prestó servicio en Buenos Aires

   

 

 En pequeñas urnas nos van contando historias curiosas, como la del retrovisor.

Se lo debemos a la inglesa Dorothy Lewitt, quien en 1906 recomendaba a las escasas conductoras

de entonces llevar siempre consigo un espejito de tocador. Útil tanto para inspeccionar posibles averías

como utilizarlo para "ver por detrás" si hacía falta.

Hizo historia. En 1914 todos los coches equipaban retrovisor.

 

   

   

 

La camper Mercedes Vito

 

Los accesorios y complementos tampoco faltan

  

   

El Mercedes Benz 3500 "Todo tiempo" (1952)

El primer autobús de posguerra de la marca.

El vehículo expuesto fue un autobús para turistas

en Italia.

 

Nuestro entañable "Chocolate Elgorriaga"

también tuvo uno en su fábrica.

 

.

   

   

Este autobús sirvió en Londres.

 

¡Quién lo diría!

 

 

  

   

 

 

 

  

   

Machacar la nieve no es cosa fácil...

 

El coche médico de los Grandes Premios de F1

 

 

Mercedes dominó la competición a mediados de los años 50.

Y había que transportarlos adecuadamente...

 

  

 

1914 - 1945. Tiempos de cambio. Lujo y elegancia a partes iguales

 

 

  

 

La planta dedicada a los fantásticos "oldtimer", los cochazos de los años de entreguerras es una de las más impresionantes y espectaculares de todo el museo.

 

Verdaderamente cuesta "quedarse con uno", pero yo me quedo, sin duda alguna, con el precioso y elegantísimo Mercedes Benz 500 K Special Roadster de 1936...

 

Impresionante el 500 K Spezial Roadster de 1936

 

 

   

Precioso desde cualquier ángulo...

 

Un "secretillo". En el Auto&Technik de Sinsheim

podréis ver uno igual si no podéis venir a Stuttgart...

 

Otro modelo que rivaliza en empaque con el 500 K es el imponente Typ SS de 1930. El vehículo expuesto perteneció al Maharajá de Cachemira y conjuga como pocos deportividad, exclusividad, lujo, potencia y, además, es convertible. Siete litros de cilindrada y 200 cv. Un auténtico lujo al alcance de muy pocos... salvo que uno sea Maharajá o pueda vivir como tal, claro. 

 

El Mercedes Benz Typ SS de 1930

 

   

Mercedes 10/40 cv Sport Biplaza (1923)

Sólo 5 años después de perder la I Guerra Mundial, Alemania era ya capaz de fabricar coches así

 

Mercedes Benz - "Grosser Mercedes" (1937)

Al verlo entendemos enseguida porqué lo llaman

"Gran Mercedes". Era el coche de representación

por excelencia de la época de pre-guerra

  

 

 

 

1945 - 1960 

Los "años extraordinarios"

y el milagro de la posguerra.

 

 

  

Tras dejar atrás las joyas de la pre-guerra, descenderemos hacia la exposición dedicada "A los años del milagro", que supusieron el espectacular resurgimiento de Alemania, cual Ave Fénix, tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial.

 

En muy pocos años -aunque el "Plan Marshall" ayudase lo suyo- el país fue reconstruido y la industria, con él. Aquí encontraremos una buena y bella muestra de lo que se puede ser capaz si uno se lo propone... 

 

Una espectacular muestra de lo que Mercedes fue capaz de hacer en "los Años del Milagro"

 

Mientras descendemos hacia el Mercedes "Ala de Gaviota" y otras joyas de la época, nos ilustraremos y entretendremos con las vitrinas expositoras que adornan las rampas... 

 

Los catálogos de la época, auténticos "incunables"

  

   

Un cartel -no escrito en alemán precisamente- nos recuerda que Fangio y Kling hicieron doblete en Francia '54

 

¡Y qué decir de los catálogos de tapicerías!

  

Impresionante el Mercedes Benz 300 SLR - Uhlenhaut Coupé de 1955

Se desarrolló para competir en 1956, pero la marca se retiró ese año de la competición.

Entonces, Rudolf Uhlenhaut, jefe del equipo de pruebas lo utilizó como "coche de representación"

  

   

En 1951, solo seis años después de la derrota, vio la luz

este impresionante 300 "Adenauer"

 

Y su versión descapotable...

 

 

   

El Mercedes 300 S Cabriolet (1951)

Aún con las grandes líneas maestras de los años 30

   Impactante el interior del mítico 300 SL Alas de Gaviota

  

El 300 SL "Gullwing". Bello y elegante como pocos

  

 

  

   

En 1962 el 300 SL Roadster sustituyó al mítico

"Alas de Gaviota"

 

Un nuevo sistema de suspensión lo hacía igual de potente, pero mucho más manejable

 

Y pensar que ahora llevan airbarg y mil mandos en el volante...

 

 

1960 - 1982 - "Visionarios" que marcaron los cánones actuales...
 

 

 

Mercedes Benz es y ha sido siempre una marca puntera en innovaciones tecnológicas. No se es "premium" porque sí. En los años 60 Mercedes ya probaba sus vehículos con sistemas sofisticadísimos de recogida de datos.

 

Y para muestra un botón. Fijaos en la siguente foto que ambos coches están conectados por un largo cable que transmite datos y registros al coche de atrás, equipado con todo el instrumental. El "abuelito" de los actuales sistemas "wireless", sin cableado de ningún tipo. Ahora bien, no envidio para nada al conductor del coche de atrás. ¡Eso sí que debía ser estrés del bueno! 

 

No se es una marca "premium" porqué sí.

 

   

   

El vehículo "nodriza"

 

Práctico, sí. Bonito, no tanto.

  

   

El Mercedes 220 S de 1964. Alias "El registrado"

Este modelo fue el primero en equipar una carrocería

capaz de absorber la energía de los impactos

 

Instrumental de recogida de datos en el

coche "nodriza"

  

   

Y el no menos importante 190 E de 1984

El "Baby Mercedes" supuso la primera incursión

de la marca en el segmento de las berlinas medias.

El "abuelito" de la actual Clase C. Casi nada.

 

"Crash Dummies" de 1973

La clase Hybrid II estaba dotada de sensores

para ensayos de cinturones de seguidad.

  

No, no es una sopa de letras. Son las siglas de los modelos Mercedes actuales.

 

 

Un nuevo comienzo...

 

El automóvil de reinventa constantemente y Mercedes Benz no es una excepción.. Hoy en día prima la tecnología híbrida y eléctrica y la industria no cesa de buscar nuevas alternativas a los motores de combustión tradicionales.

 

Lógicamente una marca de prestigio como Mercedes encabeza la investigación en ese ámbito y el museo es un lugar perfecto para "presumir" de sus avances aplicados a los coches de cada día.

 

Con el lema "Un nuevo comienzo" -New Beginnig- se exponen coches de todo tipo equipados con las tecnologías más recientes. Veamos algunos... 

 


En un ya lejano 1981, Mercedes Benz presentó en el International Motor Show de Frankfurt el experimental "Mercedes Auto 2000", Un larguísimo coche que exploraba la reducción del consumo de combustibles fósiles a través de tres vías: un V8 de gasolina con cilindros con corte de combustible; un V6 turbodiésel y, por último, un motor de turbina a gas. Un Cx de 0,28 -revolucionario para la época- ayudaba también a la misión de reducir el consumo. Sin embargo tanta tecnología no sirvió para hacerlo demasiado resultón, ¿verdad?

 

   

El experimental Mercedes Auto 2000 (1981)

 

Nunca llegó a producirse en serie.

 

Este otro, en cuestiones de belleza, ya es otro cantar... El Mercedes Benz AMG Electric Drive está movido por cuatro motores eléctricos en cada rueda y proporciona nada menos que 750 cv y una aceleración de de sólo 3,9  segundos para llegar a cien por hora. Tiene puertas en "ala de gaviota" y alcanza los 250 km/h. Sería perfecto si no fuera porque tiene un "defectillo" importante... ¡cuesta más de 400.000 euros! 

 

   

Precioso el SLS AMG Electric Drive

 

 

  

La "Fuel Cell"

Este motor proporciona energía a partir de la combinación del hidrógeno y el oxigeno

que contiene el aire. Equipa al Mercedes clase B, de color verde pistacho,

que podemos ver en la foto que encabeza esta sección.

 

Para rematar esta sección dedicada a los "nuevos comienzos", veremos como en los últimos decenios el Grupo Daimler, propietario de Mercedes Benz, ha ido expandiendo su influjo creando nuevas marcas como "Smart" o adquiriendo otras de rancio abolengo, como las americanas Dodge, Chrysler, Jeep y Plymouth. O Setra, la emblemática marca alemana de autocares, entre otras, aunque en 2009 traspasó las acciones de Chrysler y sus marcas asociadas: Dodge, Jeep, etc.

 

En la actualidad el Grupo Daimler está formado por la marca Mercedes (con sus filiales Benz, Maybach y la AMG). La industrial "Mercedes", con sus furgones, furgonetas y Camper Van) o la urbana "Smart", en el sector del automóvil de turismo, deportivo o industrial ligero.

 

En el terreno "pesado", Mercedes fabrica camiones y autobuses en Alemania, EE.UU. y en muchos otros países con sus marcas Setra, Freighliner, Thomas, etc.

 

 

 El Grupo Daimler en tiempos recientes

 

 

Mercedes Benz y la competición:

75 años de las "Flechas de Plata"

 

En los primeros lugares, los vencedores del munidal de F1 y del DTM en 2015

  

La visita al museo va tocando a su fin, pero antes de pasar por los "Show Car" y los caza-records hay que detenerse el tiempo que haga falta en uno de los apartados más importantes y emblemáticos de la marca: su historia en la competición automovilística. En la que, si no lo ha ganado todo, poco le faltará: la Fórmula 1, las 24 horas de Le Mans, las 500 millas de Indianápolis, el DTM, el mundial de Camiones, Ralliys...

 

Accederemos "a la pista oval" a través de una escalinata en la que podremos ir apreciando algunos de los motores más sobresalientes de la historia de la marca en el deporte motor... 

 

 

  

       

El motor del la primera "Flecha de

Plata", el W025 de 1936

 

Este motor venció en Indianápolis

en 1994 a bordo de un Penske

pilotado por Al Unser Jr.

 

Kimi Räikönnen ganó su primer GP de F1 en Malasia 2003, con un McLaren Mercedes

  

 El Mercedes Benz F1 W196 R, carenado, campeón en 1954 con Fangio al volante.

Todo un homenaje a las "Flechas de Plata" de la marca de la estrella

  

Las famosas "Flechas de plata" de Mercedes ya marcaban el paso en los años treinta. En los 50 volvieron al primer plano con Fangio y Cía. No hay especialidad que se les resista y ahora dominan la Fórmula 1 con mano de hierro.

 

Para evitar involuntarias confusiones y por si alguien aún no lo sabe, aclaremos que el adjetivo "Flechas de Plata" es común a todas las marcas alemanas y tanto en Auto Union (Audi) como en BMW y otras se utiliza dicho apelativo, que simplemente hace referencia al color plata de sus carrocerías. El plata era el color nacional de Alemania en la época previa a la llegada de la publicidad a la competición automovilística. El rojo, el de Italia. ¿Os suena?

 

Yo esperaba poder ver, al menos, uno de los dos recientes campeones del mundo de F1. Y ahí estaba el de 2014. 

 

El Mercedes F1 W05, campeón en 2014 con Hamilton.

 

A finales del siglo XX, vencieron otros dos campeonatos con McLaren y el finlandés MIka Häkkinen, en 1998 y 1999. En 2008, en la última curva de la última vuelta del último GP de la temporada, volvieron a lo más alto con Hamilton al volante, dejando a Felipe Massa y a Ferrari desconsolados. Se da la curiosa circunstancia de los tres campeonatos ganados por Hamilton han sido motorizados por Mercedes, aunque en dos equipos diferentes: McLaren y la propia Mercedes Benz 

 

   

Dos de los tres McLaren Mercedes campeones de F1

1998 y 2008

 

Impresionante estampa del W196 R de Fangio

 

Aprovechando la forma ovalada del edificio, la exposición de los coches de competición -a modo de pista peraltada y en curva- es realmente espectacular. 

 

El W125, la "primera flecha de plata" de Mercedes (1937)

   

   

Hacían falta arrestos para correr así

 

De ignífugo, poco

  

   

¡Qué bonita la presentación!

 

Esta es la versión "desnuda" del W196 R de 1955

¡Fuera carenados de rueda!

 

 

 

  

El McLaren Mercedes MP4-23 de 2008, campeón del mundo con Hamilton

 

 

   

  

 

 El Penske-Mercedes Indy, ganador en 1994 

 Mercedes Benz 500 SLC - 1981

Ganador del Rally Costa de Marfil

con Waldegaard-Thorszelius al volante

   

 

 

   

  

 

El McLaren Mercedes MP4-13, campeón en 1998
 

El de 1999, despiezado.

   

 

   

 

El "Benz- Rayo" de carreras (1909)

El primer coche en superar los 200 km/h

 

Brutal el Mercedes AMG C63

Campeón del DTM 2015 con Pascal Wehrlein

 


El futuro ya es presente.

O pasado: caza-récords, experimentales y show-cars...

 

La visita va tocando a su fin. Y lo hace a lo grande, mirando al futuro sin complejos, apoyado en un pasado deslumbrante. En los años 30, romper récords causaba auténtico furor. Y por si alguien lo duda... 

 

No hay que negar que la presentación es, como poco, impactante

  

   

El Mercedes T80 (1939)

Diseñado por Ferdinand Porsche, con 3000 cv,

fue en 1940 (¡en plena guerra!) el vehículo con 4 ruedas

más rápido del mundo... ¡600 km/h!

 

El Mercedes W125 "Cazarrecords" (1938)

Rudolf Caracciola alcanzó los 432,7 km/h

en carretera abierta, entre Frankfurt y Darmstadt

 

Y no solo se conformaron con romper records de velocidad a destajo.  A finales de los años 60 experimentaron con el Mercedes C111 con motor Wankel rotativo, todo un clásico que Scalextric se encargó de inmortalizar. La experiencia no resultó demasiado exitosa, pero siguen mostrando, como ya hemos visto, nuevos caminos con la  energía solar, vehículos eléctricos... 

 


  

 

 

 

 

 

   

 

.

 

La presentación es tope futurista...

   

El Mercedes C111 Wankel, un clásico entre los clásicos.

Casi 50 años después, aún impacta su diseño

 

 

Y toca despedirse del Museo Mercedes Benz

 

El viaje a través de la historia del automóvil de la mano de Mercedes Benz toca a su fin. Quizás lo hagamos algo abrumados por todo lo que acabamos de ver y que, a buen seguro, requerirá algo más de tiempo para asimilarlo y "digerirlo". A mí me ha pasado. De hecho, al escribir este reportaje he reparado en algunos detalles que, al visitarlo, se habían pasado completamente por alto.

 

En fin, aún queda algo más que decir. A la salida nos aguarda la tienda del museo. ¿Quien se resiste a llevarse un pequeño recuerdo? Y también un espacio dedicado a la venta de automóviles usados. Luego sí, llegará la hora del adiós, aunque mejor será decir...¡Hasta pronto! ¿No? 

 

   

Conviene presumir de tecnología

Un impresionante Clase A AMG negro mate nos lo recuerda.

 

La entrada a la tienda

  

   

La tienda Mercedes

 

Y la zona de exposición y venta de usados

 

 

Stuttgart, agosto de 2016

 

 

 

  

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com