F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
Baviera en Navidad
Berlin y el Este
El Rin
La Oktoberfest
Museo Audi
Museo BMW
Museo Hockenheimring
Museo Mercedes 2016
Museo Mercedes 2009
Museo Porsche
Museo Téc. Sinsheim
Museo Técnica Speyer
Navidad en el Rin
Ruta 1001 museos
Selva Negra Navidad
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
GRAN BRETAÑA
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS SOBRE RUEDAS
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




      

 

 


Porsche Museum

 

Stuttgart

 

   

 

 

 

 

 

Nota: Este reportaje ha sido realizado con la aprobación expresa del "Porsche Museum"

 

Note: This reportage and the reproduction of pictures is expressly authorized

by "Porsche Museum"

 

 

  

 

 

 El "Porsche Museum" se encuentra en la localidad alemana de Zuffenhausen, a las afueras de Stuttgart. El actual edificio se inauguró en 2009.

 

Esta es nuestra tercera visita a un museo Porsche, pero la primera en la fantástica y muy moderna ubicación actual.

 

El nuevo museo Porsche me ha encantado. Se puede decir más alto, pero no más claro. Y precisamente de claridad hablamos porque eso es lo que más se pone de manifiesto en toda la exposición.

 

El color blanco y los grandes espacios dominan todo el museo y potencian la imagen de exclusividad y alta tecnología que caracteriza a la marca.

 

El aspecto futurista de la fachada ya nos da, de entrada, una idea diáfana de lo que nos aguarda en el interior. Un amplo vestíbulo -que incluye a la tienda, la cafetería y una vista al taller del museo- nos recibe. La exposición se encuentra en dos plantas, con "subplantas" a diferente altura. Los vehículos están distribuidos entre amplios espacios y el conjunto es extremadamente luminoso y transmite una gran "pulcritud".

 

La ubicación del actual museo se encuentra en una zona totalmente dominada por Porsche. Las naves de la factoría ocupan una gran parte y un original "monumento" a la mayor gloria de Porsche domina la rotonda que hay enfrente del museo. Estamos en territorio "Porsche".

  

  

   

El "techo" de cristal de la entrada exterior refuerza el ambiente tecnológico y futurista

 

En pleno "Territorio Porsche"

  

 

 

Aspectos prácticos 

 

 

El vestíbulo de entrada y el taller, al fondo. Al museo se accede por las escaleras mecánicas.

 

El "Porsche Museum" dispone de aparcamiento subterráneo, de pago, pero no es demasiado complicado aparcar en las calles adyacentes. Eso es una ventaja si se viaja con autocaravana.

 

 

El museo se aprecia claramente. En las calles adyacentes se puede aparcar.

 

Para compensar, a seis kilómetros de distancia está el camping de Stuttgart, el "Camping Cannstatter Wasen", estupendo tanto para pernoctar en la ciudad, como para dejar la caravana unas horas si fuera necesario.

 

La duración "razonable"de la visita puede estar entre dos y tres horas, dependiendo del tiempo que estemos dispuestos a invertir contemplando tantos y tantos coches que, a buen seguro, a todos nos traerán muchos y buenos recuerdos.

 

En 2016, la entrada cuesta 8 € para los adultos y 4 € para los jóvenes entre 15 y 17  años. Los menores de 15 años entran gratuitamente.  A partir de las 17,00 h. el precio de la entrada se reduce a la mitad, así que esa puede ser una opción si a cambio de pagar menos asumimos que habremos de ver el museo con cierta prisa. Disponen de autoguías. Los paneles explicativos de cada modelo están en alemán e inglés.

 

Abre de 9  a 18 horas. La taquilla cierra a las 17,30 h. Cierra los lunes. Más info en www.porsche.com/museum

  

   

El mostrador de recepción

 

La tienda

 

Si una vez terminada la lectura de este reportaje sobre la historia de Porsche y todavía os quedan ganas de más y más coches aquí tenéis los reportajes que hemos hecho a los más importantes museos de automóvil de Europa y, en particular, al Mercedes Benz Museum, que se encuentra a sólo 6 kilómetros de distancia. Además en 100 kilómetros a la redonda tenéis otros tres museos de alucine: Los del automóvil y la técnica de Sinsheim y Speyer y el del circuito de Hockenheim. Todos ellos los encontraréis pinchando en las fotos respectivas y esperamos que os gusten.

 

   

 

Los museos del automóvil más importantes de Europa

 

 El Auto&Technik Museum

Sinsheim

 

 

 

El taller del museo

 

 

Esto es todo cuanto se ve del taller del museo

 

Mi visita al "Porsche Museum" no pudo empezar mejor. Tuve el privilegio de tener "acceso privado" al taler del museo gracias a la invitación del museo por mi condición de webmaster y ello no sólo me permtió apreciar en vivo y en directo cómo trabajan y acondicionan los coches, sino que pude estar junto a uno de los modelos míticos de Porsche y del cine. Un auténtico icono de mi infancia, cuando competía con mi "Porsche 917 Gulf" de Scalextric en los campeonatos de mi colegio. De no haber sido así, hubiera tenido que conformarme con verlo "a distancia y de mala manera" a través de la vidriera que separa al taller del vestículo. Y yo que deseaba que el Porsche 917 K estuviera expuesto...

 

En otros momentos lo ha estado y a buen seguro lo seguirá estando, pero por suerte los hados me fueron propicios y mi deseo se hizo realidad. Fue todo un momentazo.

 

Junto al Porsche 917 K (1970) Gulf de Bell y Siffert. Un momento para recordar.

Y luciendo el nº de 20 del coche de Steve McQueen en la película "Las 24 horas de Le Mans" (1971)

En la película su coche no llevaba aún los aletines traseros.

 

¡Qué preciosidad!

   

   

Otro Porsche mítico, el Porsche 917 Can Am (1972)

 

La "Expo" del vestíbulo y el taller

 

El Porsche 908/3.  Este coche fue segundo en la Targa Florio 1970 pilotado por Kinnunen-Rodríguez

   

Todavía con el subidón en el cuerpo tras mi "encuentro" con el 917 K, pude iniciar la visita al Porsche Museum. Para ello hay que tomar las escaleras mecánicas que nos conducirán a la primera planta y nos recibirá el "primer Porsche de la historia". Algo que, seguramente, no acertaríamos a imaginarnos...

 

 

Ferdinand Porsche, el origen de los "Porsche"

 

 

El primer "Porsche" de la historia.

Este "Egger Lohner C2 Phaeton" eléctrico (1898) fue motorizado por Ferdinand Porsche con un motor eléctrico,

alcanzando los 25 km/h. Es el primero de la saga Porsche y nunca ha sido restaurado.

 

   

   

Ferdinand Porsche desarrolló numerosos motores de aviación.

En 1917, en plena Gran Guerra fue galardonado por ello.

 

 

 

 

 

Ferdinand Porsche, el fundador de la marca, es uno de los genios de la automoción de todos los tiempos.

 

A lo largo de su vida trabajó, en mayor o menor medida, para Daimler, Mercedes, Auto Unión o Volkswagen pero siempre se le recordará por dos grandes razones: ser el creador del mítico "Käfer", el VW Escarabajo y por fundar la marca Porsche.

 

Nació en 1875 en una localidad de Bohemia, la actual Chequia que formaba entonces parte del Imperio Austro-húngaro. Falleció en 1951 después de un accidente cerebro-vascular. Está enterrado en Austria, en Zell am See.

 

                                                                                                            ( Foto propiedad de Porsche)

 

En 1922, trabajando para la firma Austro-Daimler, Ferdinand diseñó un monoplaza de carreras llamado "Sascha" en honor de su patrocinador, el conde Alexander "Sascha" Kolowrat. Este ligero y revolucionario coche, de 1.100 cc, venció en su categoría en la Targa Florio de 1922 y, después, obtuvo numerosas victorias en otras carreras.

 

 

El Austro Daimler "Sascha" en primer plano

  

   

 

 

Austro Daimler MotorSpritze, contra-incendios

 

 

En 1934, la "Oficina de Ingeniería Porsche" presentó un proyecto denominado “Estudio para la Construcción del Coche del Pueblo Alemán” para construir un coche robusto, compacto y de bajo coste para el conductor “normal” financiado por el estado alemán. Ese fue el pistoletazo de salida del prototipo que, unos años después, se convertiría en el entrañable "Escarabajo" (Käfer, en alemán).

 

El primer "Coche del Pueblo" (Volkswagen) vio la luz en 1935, capaz de acomodar a cuatro adultos como pasajeros. Porsche viaja con su hijo "Ferry" a Detroit para conocer de primera mano los procesos de fabricación de automóviles en serie. En 1938 nace el "Käfer" en la que sería la primera fábrica de la moderna "Porsche" y que resultó destruida en la guerra. Las propias necesidades militares alemanas convirtieron las fábricas automovilísticas en otras de armamento y la producción del "Volkswagen" tuvo que interrumpirse.

 

Durante la posguerra se reanudó su fabricación en la fábrica de Wolfsburg -sede de la actual Volkswagen- con la ayuda británica, al encontrarse bajo su zona de influencia.

 

En 1950 ya se habían vendido más de 100.000 unidades del "Escarabajo". En 2003 la cifra superaba los 21 millones. 

 

El Typ 64, (1939) uno de los más queridos por Ferdinand Porsche

Con elementos del "Escarabajo" este vehículo de carrocería de aluminio no llegó a la gran producción.

Está considerado, de alguna manera, como el "primer Porsche", aunque no sea estrictamente cierto.

 

 

El talento del ingeniero Porsche sirvió a su país tanto en la Gran Guerra como en la Segunda Guerra Mundial desarrollando motores y vehículos militares, entre ellos alguno de los carros de combate más famosos de la "Wehrmacht". Al final de la contienda fue encarcelado en Francia y ahí empezó una más que interesante aventura para Ferdinand Porsche y su hijo Ferry.

 

Al finalizar la guerra, Ferdinand Porsche, su hijo "Ferry" y su yerno Anton Piëch (abuelo del que luego sería presidente de Volkswagen, qué cosas) fueron arrestados y encarcelados en Dijon (Francia). "Ferry" fue pronto liberado, pero su padre, trabajó en la cárcel en proyectos para Renault. 

 

Los desaguisados de la guerra motivaron que Ferry se estableciera en un antiguo aserradero de la localidad austríaca de Gmünd al resultar destruida la fábrica original. 

 

Ferry prosiguió con su empeño para seguir en el mundo del automóvil, dedicándose a la maquinaria agrícola en un contexto social y económico terrible.

 

Ya convertido en constructor de prestigio, Ferry Porsche nunca dejó de lado su querencia por el sector agrícola.

 

Este tractor diesel de 1959 es un bello ejemplo y demuestra que un vehículo utilitario puede ser también un objeto de colección.

 

Fabricado bajo licencia en Friedrichshafen, en 1963 ya se habían vendido más de 120.000 ejemplares.

 

Pero volvamos a los avatares de la familia Porsche al finalizar la contienda mundial.

 

El italiano PIero Dusio, fundador de la marca Cisitalia en 1944 y amigo de Ferry Porsche -hijo de Ferdinand- le encargó el diseño de un monoplaza de F1: el "Typ 360 Cisitalia". Con parte de ese dinero y conjuntamente con su hermana Louise, pagaron la fianza que liberó a su padre de la prisión. Ferdinand Porsche pasó a colaborar con su hijo y finalmente el Typ 360 pudo ser construido por Cisitalia. 

 

El Typ 360 Cisitalia

Con 4 ruedas motrices y sobrealimentado, este depurado monoplaza, fabvricado en Italia por Cisitalia, nunca llegó a competir en F1. Los problemas financieros de Dusio y la prohibición de la sobrealimentación lo impidieron.

   

   

     

  

 

1948. Nace la marca Porsche 

 

Porsche Typ 356 "Nº 1" Roadster (1948)

El despertar de la moderna Porsche

 

 

 

 Un joven Ferry Porsche junto a su padre.

 

(Foto propiedad de Porsche)

 

 

Ferry Porsche, en su taller de Gmünd, sentó las bases de la moderna Porsche con la fabricación del roadster 356 en 1948.

 

Inspirado en el Volkswagen, Ferry Porsche hizo realidad su sueño de construir un deportivo que mereciese tal nombre. El 356 "Número 1", ligero y con su motor VW de 35 cv alcanzaba los 135 km/h y gracias a la autorización del gobierno regional de la región austríaca de Carintia, Porsche pudo probar su prototipo en carreteras abiertas. 

 

En 1950 Porsche traslada la producción a Zuffenhausen, Sttutgart -donde continúa- y allí abandona la fabricación en aluminio de las carrocerías del 356 en favor del acero.

 

 

   

El 356/2 Coupé (1948)

Sólo 52 se construyeron artesanalmente en Gmünd con carrocería de aluminio.

 

Porsche 356 SL Coupé (1950)

El importador francés de Porsche obtuvo la

victoria de su clase en su primera participación en competición.

   

 El Porsche 356 SL Coupé (1950)

Desde luego no es "su mejor perfil". Por suerte el diseño Porsche ha mejorado notablemente...

   

   

 Otro pedacito de historia.

Este Porsche 356 Coupé "Ferdinand" fue el primer vehículo producido en 1950 en la nueva factoría de Stuttgart/Zuffenhausen y fue un regalo para Ferdinand Porsche por su 75 cumpleaños.

.De ahí el apodo del coche.

 

 Porsche 356 America Roadster (1953)

Con carrocería de aluminio y construido para el mercado americano, era mucho más ligero que los 356 europeos

y fue concebido para participar en competición.

  

 


 

Porsche y la competición automovilística

 

 El Typ 804 (1962) - El único F1 enteramente construido por Porsche

Vencedor del GP de Francia en 1962 con el norteamericano Dan Gurney al volante

En los años 80 el motor TAG Porsche Turbo logró tres campeonatos del mundo con McLaren (1983,84 y 85)

   

   

Líneas depuradas al máximo

 

La trasera es realmente peculiar

   

Espectacular tubo de escape del 356 B 2000 GS Carrera GT (1960)

Incorporaba numerosas innovaciiones técnicas: mejora de la refrigeración de frenos, paneles absorbentes en caso de colisión, sistema de dirección mejorada. Desde 1955 todos los motores "racing" se llaman "Carrera".

 

 

   

El peculiar  perfil del 356 2000 GS Carrera GT (1960)

 

Porsche 356 B 1600 GS Carrera GTAbarth (1960)

Ganó su clase en la Targa Florio 1962

Representó la entrada de Porsche en la clase GT

   

El Porsche 904 GTS (1964), el primer Porsche con carrocería de plástico, está considerado uno de los más bellos coches de competición de la historia. Fue diseñado por Butzi Porsche, hijo de Ferry.

En su nutrido palmarés se encuentran las victorias en la Targa Florio, las 12 h. de Sebring o los 1.000 km de Monza de 1964. Al año siguiente quedó segundo en el rally de Montecarlo y 4º en Le Mans. Ninguna especialidad se le resistíó. Montó motores desde los 4 a los 8 cilindros.

  

   

"Leicht" - Ligero

La ligereza es siempre una virtud en competición.

Cada pieza debe pesar lo menos posible.

 

Estudio de la carrocería del Porsche 908 Coupé (1967)

  

 

  

   

Este Porsche 908 Coupé KH (1967) consiguió la primera gran victoria para un 908 en los 1.000 km. de Nurburgring en 1968. Jo Siffert y Vic Elford al volante.

 

¡El tatarabuelo de los actuales faros de led!

En los años 60 uno se apañaba con lo que había...

  

El 908 coupé "cola larga" subió al segundo escalón del podio en Le Mans 1969

Hans Hermann y Gérard Larrousse lo pilotaron.

  

   

El Porsche 909 "BergSpyder" (1968)

Es el Porsche más rápido de la historia. Acelera de 0 a 100... ¡En sólo 2,4 segundos!

 

Ligereza al máximo era su lema.

Fue un prototipo pensado para competir contra Ferrari en las carreras de montaña. Arrasó.

  

La era 917.

Ya hemos visto que el 917 K "estaba en talleres", pero aquí tenemos el "cola larga" de 1971

Llegó a alcanzar los 387 km/h en Le Mans, pero el "Cola larga" nunca venció las 24 horas.

El modelo expuesto abandonó en Le Mans 1971, con Elford y Larrousse al volante.

 

 

El Porsche 917/20, "El Cerdito Rosa"

 

Y llegamos a una de las grandes y curiosas atracciones del museo, el Porsche 917/20 "Cerdito Rosa", que causó sensación en Le Mans 1971 y sigue causándola hoy en día.

 

En 1971 la marca de Stuttgart se presentó en las 24 de Le Mans con tres tipos diferentes de carrocería en su modelo 917. Y se llevó el triunfo final con el modelo corto, el 917 K, con los colores de Martini Racing a manos del holandés Gijs Van Lennep y del austríaco Helmut Marko, el actual responsable de pilotos jóvenes del equipo Red Bull de F1.

 

Sin embargo hubo dos tipos de carrocería más en carrera, el LH -cola larga- que acabamos de ver y una curiosa carrocería, más ancha, a medio camino entre el cola corta y el cola larga. Este modelo, el 917/20 fue obra del ingeniero Lapine. Su aspecto rechoncho enseguida llamó la atención y alguien tuvo la ocurrencia de compararlo con un cerdito. Con mucho sentido del humor el equipo Porsche replicó con una curiosa decoración que causó furor. ¿Que se parecía a un cerdo, dijeron las malas lenguas?   Sin problema. Lo pintamos de rosa y le colocamos el despiece de un carnicero, se dijeron en Porsche. Y dicho y hecho. Así se presentaron en Le Mans y dieron la campanada publicitaria.

 

Sin apenas haberlo probado, marcó el mejor tiempo en las pre-calificaciones. Luego, en carrera, el equipo alemán formado por Reinhold Jöst y Willi Kauhsen lo llevaron hasta la quinta posición cuando debieron abandonar por accidente. En cualquier caso es un digno objeto de museo... 

 

El Porsche 917/20 Coupé "Cerdito Rosa" (1971)

  

       

  

La "Zona 917"

 


Los años 80. Dominio en el Mundial de Resistencia.

 

Porsche es un auténtico especialista en Resistencia. Su palmarés es tan extenso como apabullante, pero bastará con recordar que se llevó todos los mundiales de resistencia en la categoría de prototipos desde 1978 hasta 1985 inclusive, eso sin contar su dominio casi absoluto en la categoría GT durante los 70.

 

Uno de los protagonistas de más renombre de la época fue el Porsche 956 Grupo C, que se llevó los mundiales desde 1982 al 1985 y cuyo "efecto suelo" era tan brutal que -al menos en teoría- podría llegar a correr... ¡ boca abajo! Y como una imagen vale más que mil palabras... 

 

Eso es lo que nos cuentan en el museo:

Por su capacidad de agarre, al alcanzar los 321,4 km/h este 956 podría correr pegado al techo.

  

El 956 tocó y sigue tocando el cielo...

  

En 2008 Porsche volvió a la carga con este RS Spyder, para competir en la categoría LMP2, especialmente en EE.UU. - Además del campeonato, se llevó la victoria en las 12 horas de Sebring.

En Le Mans 2008 ganó en la categoría LMP2

 

Le Mans es feudo de la marca de Stuttgart. Porsche es la más laureada en las 24 horas de Le Mans. 18 victorias absolutas adornan el palmarés de la marca. Y las dos últimas ediciones han sido suyas. Aquí tenemos al 919 Hybrid que venció en 2015, llevándose además el mundial de resistencia. 

 

   

El Porsche 919 Hybrid, campeón del mundo de Resistencia

 

Vencedor en Le Mans 2015 con

Hulkenberg, Tandy y Bamber

  

Como contra gustos no hay disgustos, a mí me gustan mucho más los prototipos de hace años que estos de ahora

 

Terminaremos por ahora este repaso a la historia de Porsche en competición con el bonito 550 Spyder que ganó su clase en la Panamericana de 1954... 

 

El Porsche 550 Spyder en primer plano

  

Su "trasero" me parece espectacular

 

 

La era 911, el nacimiento de un mito

 

Si un estilo de coche puede identificarse con Porsche sin error posible ese el del 911.

 

Desde su nacimiento en 1964 hasta nuestros días sus líneas maestras continúan de rabiosa actualidad, con esa impronta que todo el mundo identifica con Porsche. Algo que no está al alcance de cualquiera...

 

 

El nacimiento de un mito... ¡El Porsche 911 2.0 Coupé! (1964)

Presentado en el International Motor Show de Frankfurt en 1963 era muy distinto al 356 y no sólo por sus 6 cilindros

Una curiosidad. Porsche quería denominarlo "901", pero Peugeot tenía reservado el "cero central" para la numeración de sus modelos. Porsche lo sustituyó por el 1 y así nació un número mítico... ¡El 911!

 .. 

 

   

Inconfundible 911

 

¿Qué es una carrocería sin un motor?

   

Porsche 912 (1965)

Un año después del lanzamiento del 911, Porsche puso en el mercado el 912.

Bien mirado hubiera sido mejor llamarlo "910" porque "no era más, era menos" que el 911.

El 912 fue una versión espartana, con 4 cilindros en vez de 6 y un equipamiento más austero. Se fabricó hasta 1969.

  

Otro modelo mítico, el Porsche 911 Targa (1967)

Porsche lo anunciaba como "El primer cabriolet seguro del mundo".

En los primeros años 70, el Targa representaba un 40% de las ventas del 911.

  

Porsche 911 Carrera RS 2.7  Coupé (1973)

El primer 911 "Carrera" de la historia, en honor de la "Carrera Panamericana"

Su distintivo alerón trasero le valió el apodo de "Cola de Pato"

  

La línea 911 seguía "cogiendo músculo".

En 1976 salío el primer 911 turbopropulsado, el 911 Turbo 3.0 coupé.

Hizo falta valor para sacar un modelo así en plena crisis del petróleo, pero fue un bombazo.

El 911 Turbo se convirtió enseguida en la bandera por excelencia.de Porsche.

 

   

 

El 911 y sus eternas variantes tienen su propio espacio

 


  

   

   

No hay "coche de los malos" que se le resista...

Este modelo conmemora el 1.000.000 de coches sport de Porsche desde 1948. La efeméride se celebró el 15 de junio de 1996 y el Dr. Ferry Porsche lo donó al Estado Federal de Baden Württenberg

 

Porsche 911 GT1 Versión de calle.

De 1996 a 1998 Porsche fabricó la versión de calle de su GT1 para cumplir las normas para competir en Le Mans. No le fue mal, se llevó la carrera en el '98.

 

  

 

 Porsche GT Cup (2012)

  

Para terminar este recorrido por la historia y evolución del mito 911, nada mejor que hacerlo con un punto de humor gracias a la magia del cine...

 

 

La simpática "Sally Carrera" de la película de Disney "Cars" (2006)

Un auténtico homenaje a un icono como el 911

Para convertir un Porsche 911 (996) en Sally hubo que reconstruirlo casi por completo.

Este coche es perfectamente capaz de circular.

 

   

  

 

Tiempos modernos...

 

Una importante parte del museo está dedicada a sus modelos más recientes, pero no menos icónicos, que ponen de manifiesto la pasión por la tecnología que caracteriza a los coches de Porsche y también por abrirse a otros campos hasta hace poco vedados. Es la hora de los Cayenne, los Macan, los Panamera o los "dream-cars"...

 

Los Carrera GT, Cayman, Speedster...

  

   

Maravilloso Porsche Carrera GT (2003)

 

 

Lujo, deportividad y elegancia a partes iguales

en el Carrera GT

.

  

   

El Cayman es la versión coupé del Boxster
   

   

   

En este espacio podremos "escuchar" el rugido

del modelo que elijamos

 

Los logos también tienen su minuto de gloria

 

En el piso superior admiraremos los modelos que actualmente marcan el rumbo de la marca

   

   

Porsche 911 Carrera GTS Targa (2014)

 

Porsche Panamera GTS (2015)

    

   

Porsche Cayenne GTS (2014) Sólo 440 cv...
 

Porsche Macan GTS (2016)

  

Fabuloso Porsche 918 Spyder (2013)

Solamente se han fabricado 918 unidades para un coche de ensueño que llega a los 100 en 2,6 seg.

  

   

Impresionante desde cualquier ángulo...

 

 

 

 

La "Era Transaxle", una exposición temporal

 

 

 

Durante algunos meses de 2016 la marca celebra el 40º aniversario del lanzamiento del Porsche 924 en 1976. Este modelo rompió con el esquema "Todo atrás" del sempiterno 911 e inauguró lo que se ha conocido como la "Era Transaxle".

 

El concepto "transaxle" (trans-eje) se caracterizaba por motor delantero y caja de cambios y tracción trasera, todo en bloque. Cuatro modelos compusieron esa concepción mecánica que duró hasta 1995: el 924, 928, 944 y el 968. La llegada del nuevo "Boxster", un año después, supuso el retorno a la posición central del motor.

 

Estos modelos, de precio inferior a lo acostumbrado, popularizaron la marca y su éxito comercial ayudó decisivamente a remontar la crisis financiera que apretaba lo suyo a mediados de la década de los 70, pero los puristas nunca perdonaron del todo a Porsche "haber abandonado las esencias" montando en el 924 un motor de origen Audi. Claro que el concepto evolucionó adecuadamente y la potencia y la exclusividad también crecieron con cada nuevo modelo. En cualquier caso el Museo Porsche rinde un merecido homenaje a unos coches que son Porsche por derecho propio .

 

Temporal, pero bonita exposición dedicada a los 924, 928, 944 y 968. Los "Transaxle"

  

 El Porsche 924 (1976), un coupé 2+2 con motor origen Audi. De ahí las críticas de los puristas de la época...

  

   

En 1977 nació el 928, con un motor V8
 


 

 

El Porsche 944 fue el sucesor del 924. Más refinado, rendía 167 cv en su primera versión (1982)

 

   

Aquí podremos apreciar la tecnología "Transaxle"

 

Motor delantero, tracción trasera.


 

El Porsche 968 puso fin a llos "Transaxle" en 1995. Equipaba un motor 3.0 y rendía 240 cv.


Y así ponemos punto y final al recorrido por el Porsche Museum. Historia viva del automovilismo y que me ha encantado de veras. ¡A que se nota! 

 

 

                                                                                                Stuttgart, agosto de 2016

 

 

 

  

 

 

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com