F.COLET EN CARAVANA
NUESTROS VIAJES
ALEMANIA
ALSACIA EN NAVIDAD
AUSTRIA
BÉLGICA
DINAMARCA
ESTONIA
FINLANDIA
FRANCIA
GRAN BRETAÑA
Toda Gran Bretaña
Inglaterra-Gales
Escocia
Devon y Cornualles
Peculiaridades GB
Beaulieu Museo Motor
Museo Donington F1
HOLANDA
HUNGRÍA
IRLANDA
ITALIA
LUXEMBURGO
MALTA EN AVIÓN
MÓNACO
NORUEGA
PORTUGAL
"PUENTES" Y "FINDES"
REPÚBLICA CHECA
SAN MARINO
SUECIA
SUIZA
ORGANIZA TU VIAJE
MOVERSE POR EUROPA
COSAS DEL CARAVANING
MUSEOS AUTOMÓVIL
DE LA "A" A LA "Z"
PARQUES ATRACCIONES
TURISMO VALLADOLID
Contacto
Aviso legal
Mapa del sitio




 

 

FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

12 - 31 Agosto 2010

Duración del viaje: 21 días y medio.

Kilometraje total: 6.443

Relato publicado en "El Camping y su Mundo"  (Mayo 2011)

     
Hacemos constar que la información práctica que se facilita en el relato se hace a título personal, con la intención de que pueda resultar lo más útil y ajustada posible. No obstante recomendamos que, en evitación de sorpresas y contratiempos, antes de emprender el viaje, confirméis los horarios, precios y demás datos susceptibles de variación o modificación. ¡Y buen viaje! 

   

FECHA

ETAPA

KMS.

Jueves, 12 Agosto

2010

Valladolid-Área de Bordeaux-Cestas A 63

(por A1 - Autovía Extegárate)

575

Viernes, 13 Agosto

Área de Bordeaux-Cestas A 63 - Peuplingues (Calais)

(Vía Tours - Chartres - Dreux - Rouen)

847

Sábado, 14 Agosto

Peuplingues - Terminal - Eurotúnel

Traslado Eurotúnel - Northiam

Rye - Hastings

122

Domingo, 15 Agosto

Traslado a Warrington (Liverpool)

 

429

Lunes, 16 Agosto

Liverpool - Chester

143

Martes, 17 Agosto

Traslado a Blairlogie (Escocia/Midlands)

Stirling

395

Miércoles, 18 Agosto

Stirling - Callander - The Trossachs

90

Jueves, 19 Agosto

Edimburgo - Leith

135

Viernes, 20 Agosto

Dunfermline - St.Andrews - Carril

Pittenweem

228

Sábado, 21 Agosto

Glasgow - Luss (Loch Lomond)

174

Domingo, 22 Agosto

Traslado a Rosemarkie (Black Isle)

Delfines en Chanonry Point

(Escocia/Highlands)

254

Lunes, 23 Agosto

Chanonry - Rosemarkie - Inverness

Loch Ness

133

Martes, 24 Agosto

Traslado a Balmacara (Isla de Skye)

Plockton - Eilean Donan Castle

Isla de Skye

174

Miércoles, 25 Agosto

Traslado a Motherwell (Glasgow/Lowlands)

Lanark - New Lanark

203

Jueves, 26 Agosto

Traslado a Glemford (Inglaterra)

644

Viernes, 27 Agosto

Lavenham

Glemford - Folkestone (Eurotúnel)

Peuplingues (Francia)

211

Sábado, 28 Agosto

Traslado a Chartres

Chartres

392

Domingo, 29 Agosto

Traslado a Sarlat la Canéda

Sarlat la Canéda

496

Lunes, 30 Agosto

Traslado a Urrugne

St. Jean de Luz

428

Martes, 31 Agosto

Urrugne – Valladolid

(Vía AP-1)

370

 

Total Kms.

6.443

 

 

 

PRECIOS GASÓLEO (Agosto 2010)

España

1,08 - 1,10 €

Francia

1,11 – 1,14 € (En supermercados. En autopista 1,30 € aprox)

Gran Bretaña

1,15 – 1,26 Libras esterlinas

1,38 - 1,51 € aprox. al cambio

La gasolina es algo más barata que el gasóleo




 

 

 

LOCALIDAD

Y

CAMPING

 

PRECIO

/Noche

2 adultos, coche+

Caravana y

Electrici

dad

 

 

Tjta.

Cré

dito

 

 

Ntra.

Cali

fica

ción

 

 

 

OBSERVACIONES

Peuplingues

(Calais)

Francia

 

Les Épinettes

12,50 €

 

NO

7

Sin barrera. Recepción abre de 8,15 - 19,30 h.

Si se llega tarde, se puede acampar, pero las plazas “de paso” son pocas y en fines de semana suele estar completo, por lo que conviene reservar por teléfono. Aseos correctos. Duchas con ficha. Parcelado.

www.lesepinettes.fr

Northiam

(East Sussex)

Inglaterra

 

Rother Valley

16,50 Libras

 

20,00 €

Aprox.

 

 

 

NO

7

Junto a la estación de tren. Bien situado para visitar la zona. La zona de acampada es un prado enorme, pero sólo unas pocas parcelas disponen de electricidad. Nos tocó esperar a las 12 h. para disponer de plaza. Conveniente reservar los fines de semana. Tiene un aspecto cutrecillo, pero los servicios son buenos.

www.rother-valley.com

Warrington

(Liverpool)

 

Holly Park

 

17,00 Libras

 

21,00 €

Aprox.

 

 

NO

5,5

Liverpool no tiene camping cerca. Éste es uno de los más próximos y está ¡a 39 km! Sin embargo está junto a la autopista M6. Su situación es lo mejor de todo. Es un camping enorme, sin parcelar y con bastantes desniveles. Muchas caravanas permanentes. Los aseos que teníamos cerca eran muy cutres. Llegamos un domingo a las seis de la tarde. Vino una chica en un coche y nos cobró en “cash” las dos noches sin darnos recibo. No hubo problemas.

www.ukcampsite.co.uk/sites/reviews.asp?revid=2191

Blairlogie

(Stirling)

Escocia

 

Witches Craig

Caravan

Park

20,00 Libras

 

24,00 €

Aprox.

SI

9

El mejor camping de todo el viaje. Parcelas enormes, con suelo de cantos. Dueños amabilísimos. Servicios limpios y correctos, cerrados con llave. Hay pocas parcelas de ese tipo, por lo que es conveniente reservar. El fin de semana estuvo “petado”. Ojo, exigen pago por adelantado de la estancia, pero si por algún motivo hay que marchar antes de lo previsto ya advierten que no devuelven el dinero. Por eso mismo, en caso de duda, es mejor pagar lo justo y luego, ya se verá. Se paga por desplegar el toldo o el avance. Buen acceso, junto a la carretera.

www.witchescraig.co.uk

Rosemarkie

(Black Isle)

Inverness

Highlands

 

Rosemarkie Caravan Park

18,00 Libras

Sin electricidad

 

22,00 €

Aprox.

SI

7

Este camping sólo merece la pena si queréis estar muy cerca de Chanonry Point para poder ver varias veces a los delfines, porque para visitar Inverness y la zona, hay otros mucho mejor situados. Pertenece al Caravaning Club, lo que implica que, si no se dispone del Carnet de Camping Internacional, os cobrarán 7 libras de recargo. Eso vale también para todos los camping propios del Club, que son unos cuantos en GB

Está junto a la carretera, en un espacio abierto a todo el mundo, por eso los servicios -espléndidos- se abren con un código secreto. La situación, junto al mar y frente a Fort George es espléndida, pero sólo un lado dispone de tomas eléctricas. Es caro para lo que ofrece.

www.ukcampsite.co.uk/sites/details.asp?revid=4690

Balmacara

(Junto a Kyle of Lochalsh y la Isla de Skye)

 

Reraig

Camping

14,30 Libras

 

17,30 €

Aprox.

SI

 

7

Perfecta situación para visitar la Isla de Skye y Plockton, junto a la carretera. Parcelado. Acceso todo el día. Se paga de 17 a 22,30 h. en la casa de los guardas, que está allí mismo. Los servicios, excelentes, como en la mayoría de camping británicos. La única pega reseñable fueron unos mini-mosquitos que no picaban, pero que molestaban un montón porque se metían dentro del coche, de la caravana, etc.. La baja calificación es por los puñeteros mosquitos. www.reraig.com

Motherwell

(Glasgow)

 

Strathclyde Country Park

(Municipal)

14,40 Libras

 

17,50 €

Aprox.

NO

8

A las 22 h. cierran el camping. Preguntad en recepción qué hacer en caso de querer llegar más tarde. Junto a la autopista y bien situado para visitar Glasgow y las Lowlands. Servicios con llave. Muy cerca de un restaurante “Carvery Toby” totalmente recomendable.

www.ukcampsite.co.uk/sites/reviews.asp?revid=3495

Glemsford

 

Clockhouse Farm Caravan Park

10,00 Libras

 

12,00 €

Aprox.

NO

5

Nos tuvimos que quedar en esta granja por no tener más remedio. Acceso mediante carretera de un única vía. No tiene duchas y los servicios son terroríficos. A cambio comes ciruelas y moras gratis. El dueño es muy majo, pero el camping es sólo para situaciones desesperadas, aunque estaba a reventar (fue el fin de semana del “Bank Holidays”, el último lunes de agosto es festivo en Gran Bretaña y ese fin de semana el país se vuelve literalmente loco.

www.ukcampsite.co.uk/sites/details.asp?revid=4454

Morancez

(Chartres)

(Francia)

 

Municipal

 

12 €

NO

7

Abierto todo el día. Barrera cierra a las 21 h. El guarda vive en el camping, pero las horas de recepción son de 8-11 y de 17-21 h. - Junto a un lago. Parcelado. Servicios bastante sencillos. Muy bien situado para visitar Chartres.

www.eurocampings.net/nl/europa/frankrijk/centre/eure-et-loir/camping-mun.-de-morancez-111326/

Proissans

(Sarlat la Canéda) (Francia)

 

Camping à la Ferme

« La Roussie »

13,10 €

NO

5

Regresamos a este camping-granja por puro romanticismo, pues habíamos estado en él en 2002 y teníamos muy buen recuerdo. El camping está bien para lo que cuesta. Lo que pasa es que habíamos olvidado el pésimo acceso que tiene, por carreteras estrechas tremendas. Para visitar Sarlat y el Perigord hay otros muchos camping mejor situados. Esta vez, a olvidar…

www.campinglaroussie.fr

Urrugne

(St. Jean de Luz)

(Francia)

 

Camping Larrouleta

 

20,5 €

SI

8

Barrera, aunque abierta durante la jornada Cierra a las 22 h. Camping enorme, junto a la N-10 y a la salida 2 de la autopista A63. 9 km. a la frontera de Hendaya. Junto a un lago. Parcelado. Todos los servicios y piscina cubierta todo el año. Un muy buen camping. La barrera funciona con tarjeta magnética que proporcionan en recepción. Si se llega cuando la recepción está cerrada, se acampa y luego ya te registrarás. www.larrouleta.com

Visitad la página web www.eurocampings.net/es/ de la Guía ACSI. Además de una amplia información de 8.000 camping europeos, por ejemplo si aceptan tarjetas de crédito, incluye un localizador geográfico muy útil para encontrar el camping. Incluye un enlace a google maps, muy útil para situarlo con el GPS.

 

Para Gran Bretaña hay una web muy buena para encontrar camping allí, pues incluye un enlace a google maps, muy útil para situarlo con el GPS.

www.ukcampsite.co.uk/sites

 

 

 



Destino Escocia.

 

Había ganas de volver a Escocia 13 años después. Y hacerlo con más calma, pues la primera visita a la Gran Bretaña fue un “tour” demasiado apretado! Si por entonces nos centramos en sus numerosos y fantásticos castillos, ahora tocaba centrarse en pueblos y ciudades. Más que nada porque en el segundo viaje con la caravana nos centramos en Inglaterra y algo de Gales. Eso sí, como en Escocia hay mucho que ver y hacer, conviene seleccionar bien el siempre escaso tiempo disponible.

 

Y si todo largo viaje requiere una cuidadosa preparación, hacerlo a Gran Bretaña más si cabe; porque no nos bastará con coger la caravana, autocaravana o carro-tienda. “Saltar el charco” supone pensar en barcos o Eurotúneles, por ejemplo Y eso implica estar sujetos a horarios, reservas… y costes añadidos. Así que, para que sea más llevadero, cuanto antes reservemos, mejor. 

Eurotúnel. Esperando a registrarnos

  Aunque afortunadamente las tarifas se han abaratado bastante respecto a anteriores viajes, cruzar el Canal de la Mancha sigue siendo doloroso para el bolsillo. Hemos probado ambos medios, pero en este viaje optamos por el Eurotúnel, a pesar de ser un poco más caro que el barco. En parte porque el Eurotúnel cobra 45 €, una sola vez, por llevar al bicho. En cambio "Seafrance", no. También es más rápido (35 min. contra 90) y no teníamos que dejar a la perrita encerrada en la caravana durante la travesía, además de ahorrarnos posibles problemas de mala mar. Leer más sobre los ferries británicos...

Con la reserva anticipada nos aseguramos de tener billete el día y hora elegidos, pero a cambio nos obliga a arriesgar el pago si luego no pudiéramos ir. www.eurotunnel.comwww.seafrance.com

 

Las horas vespertinas y matutinas son las más económicas. Sin embargo a partir de las 20 h. -hora británica- nos convendrá tener previsto un camping, cercano a Dover o Folkestone, que disponga de plazas para “late arrivals” o “llegadas tardías”. Y es que, en principio, las áreas de autopista británicas no son una buena elección para pernoctar. Son fenomenales, sí, pero no gratuitas; salvo las dos primeras horas. Después habrá que pagar 16 libras al día y, eso, en todas las áreas del país. Sus normas para largas estancias son muy estrictas. Hay carteles informativos sobre cómo pagar la estancia “in situ”. Y también se advierte que quien no cumpla, cepo al canto. 

 

"Advertencias" en las áreas de autopista para pernoctar

 

Nosotros pernoctamos en el camping “Les Épinettes”, en Peuplingues, cerca de la Terminal francesa y cruzamos el Eurotúnel el sábado por la mañana. Eso sí, en fin de semana conviene reservar plaza en el camping, por teléfono, pues las “de paso” son escasas.

 

Viajar con animales a Gran Bretaña es toda una “aventura” o más bien, una “desventura”. Viajar con perros, gatos o hurones implica cumplir estrictos requisitos. Y sin haceros los locos, que si os pillan “de extranjis” os pueden requisar la mascota. Los controles son severos, así que bromas, las justas. En la web www.defra.gov.uk/ se explica todo el “Pet Travel Scheme”, en inglés, faltaría más.

Cuatro son los principales requisitos:

1º - el animal debe tener su pasaporte europeo.

2º - El microchip debe leerse sin problemas (lo comprueban).

3º - Un certificado veterinario de que el animal posee un determinado nivel de anticuerpos de la rabia, con una antigüedad mínima de seis meses anterior a la fecha de entrada en GB. La pega es que, en España, para este análisis de sangre solamente hay dos laboratorios autorizados: uno en Barcelona y otro en Granada. Contactad con vuestro veterinario. El consuelo es que, una vez conseguido, ya vale para siempre; siempre y cuando se revacune anualmente, claro.

Por último -y puede que eso sea lo más fastidioso- es la obligación de desparasitar al animal, con un producto específico, contra pulgas, lombrices y garrapatas… ¡dentro de las 48 horas inmediatamente anteriores a la entrada del animal en la Gran Bretaña!. 

El Centro de Control de Animales del Eurotúnel

 

En el pasaporte debe constar la hora de administración y la firma del veterinario. Ese detalle es clave, pues nos condiciona el desarrollo del viaje. Lo mejor, si es posible, es llevarlo hecho de casa, pero si no, deberemos conseguirlo en Francia. Creo que los veterinarios de Calais se ponen las botas…

 

Y llegamos a Gran Bretaña

 

Pues bien, con los papeles en regla y con nuestra caravana Rápido, en la tarde del jueves 12 de agosto de 2010 dejamos Valladolid rumbo a Calais. Pernoctamos, como de costumbre, en el área de Bordeaux-Cestas y el viernes cubrimos los más de 800 km. hasta Peuplingues. 

Manejando la caravana con el "movedor", en el camping de Peuplingues

 

Probamos la ruta alternativa a la A-28, la reciente autopista de peaje entre Tours y Rouen, vía Le Mans. Desde Burdeos, pasamos por Angoulême, Poitiers, Tours, Chartres, Dreux, hasta Rouen, ruta que combina autovías, autopistas de peaje y carretera convencional. Pues bien, la próxima vez pagaremos felices el peaje de la A-28. ¡El tramo entre Tours y Chartres es enervante! Leer más sobre la mejor ruta para llegar a Calais. Ysi quieres ahorrar unos euros en las gasolineras francesas, pincha aquí.

No obstante y aunque nosotros no paguemos recargo al ser de techo bajo, los caravanistas y autocaravanistas en general han de tener en cuenta que, en Francia, los vehículos de más de dos metros de altura en carretera sufren un recargo que ronda el 50%. Algo a tener muy en cuenta. Leer más sobre los peajes en Francia...

 

El sábado amaneció ligeramente cubierto y tras cumplir los trámites preceptivos en el “Point de Control Animal” y cerrar bien todas las llaves del gas de la caravana, a las 10,40 h. en punto el tren-lanzadera arrancó rumbo a Inglaterra. 35 minutos después salimos directamente a la “Motorway M20” bajo un ligero “calabobos”, como no podía ser de otra manera... Welcome to England! 

 

   

A punto de "embarcar"

 

El interior del "tren lanzadera"

 

No sé si será porque ya era… ¿la sexta vez? que conducía por la izquierda, pero no tuve el menor problema de adaptación. Que nadie se asuste por conducir al revés. Es fácil acostumbrarse, especialmente si pensamos que los coches llegan por la derecha en las numerosas rotondas (roundabouts) y recordar colocarnos en el carril izquierdo tras una incorporación a otra vía.

 

Lo peor es que las carreteras “nacionales” resultan infamemente estrechas, pero con la inestimable colaboración de nuestro “copiloto”, adelantar será sólo un trámite más. Además hay que agradecer que, en general, sean muy respetuosos con los caravanistas. Circulando por autovías de dos carriles, la mayoría nos cederá el paso casi nada más poner el intermitente. ¡Ya nos gustaría que eso ocurriese también en otros países!. Ojo también a la multitud de radares. Muy útil contar con un GPS que nos avise…

 

Acampamos en el camping “Rother Valley” de Northiam, en el sur de Inglaterra, a fin de visitar las preciosas localidades de Rye y Hastings, con sus casas típicas de entramado de madera.

 

Rye

En Hastings veremos los almacenes de madera negra donde se guardaban las redes de pesca. Y si algo aprendimos también es que los fines de semana los camping del sur del país están literalmente abarrotados. O sea, que conviene reservar plaza. Y otra cosa, algunos tienen acceso por carreteras de un solo carril, lo que puede ser muy problemático. Vale la pena usar el “Google Maps” y su “Street View”, por ejemplo, para asegurarnos “visualmente” que los accesos al camping son aptos para la caravana.

Hastings. Almacenes de redes

 

¿Londres sí o Londres no?

 

Visitar Londres es muy tentador, pero una visita “campista” a la City no está exenta de dificultades, tanto económicas, como logísticas. En primer lugar la mayoría de los camping alrededor de la capital están alejados del centro y como no son demasiado grandes, en verano se hace casi imprescindible la reserva previa de plaza. No todos están bien comunicados y el transporte público –muy bueno, pero muy, muy caro- dispara tremendamente los costes de desplazamiento, lo que es un detalle importante si queremos ir varios días, algo imprescindible si es la primera visita.   

Londres. Portobello Market.

Por otra parte, entrar en el centro con el coche implica pagar un peaje diario elevado y las tarifas de parking son realmente disuasorias. Y las autocaravanas de más de 3.500 kg están sujetas a un peaje en la “Zona de bajas emisiones”, problemas de aparcamiento al margen, lo que tampoco ayuda. www.tfl.gov.uk/roadusers/lez/default.aspx.

 

No pretendo descorazonar a nadie, pero sí llamar la atención ante un asunto que hay que meditar. No pillamos plazas libres en el camping “Abbey Wood” -que está muy bien comunicado con el centro por tren+metro- y acabamos pasando de la jornada en la capital, que ya es una vieja conocida. A punto estuvimos de ir al camping “Debden House”, pero las críticas acerca de lo ruidoso que era, nos hicieron desistir. Otra vez será.

 

A Escocia, pasando por Liverpool.

 

Así pues empleamos el domingo para trasladarnos a Liverpool. Las autopistas británicas, de tres carriles, son gratuitas, salvo puntos concretos. La M6 que rodea Birmingham es de peaje (porque evita cruzar la metrópolis). Cuesta 5 libras (las caravanas pagan doble); fines de semana, una libra menos. 

 

Acampamos en el camping más cercano a la ciudad de Los Beatles, el “Holly Park” de Warrington (ver comentario en el cuadro sobre los camping). 

Liverpool. Matthew Street

El lunes lo dedicamos por entero a Liverpool que, por cierto, no nos pareció gran cosa, salvo por el “imán” Beatles. Como no podía ser de otra manera paseamos por Matthew Street y nos hicimos las fotos de rigor junto a la estatua de Lennon y el “Cavern Pub”, amén de visitar la tienda oficial situada en la esquina de la calle. Los muy “fans” deberán visitar también “The Beatles Story”, el museo dedicado al grupo, (www.beatlesstory.com) situado en Albert Dock, una zona rehabilitada y muy interesante de los muelles. O darse una vuelta por los lugares más emblemáticos en el “Magical Mistery Tour”.   

Liverpool. "Beatles" por todas partes

 Aparcamos en el centro de la ciudad, en un parking cubierto de varios pisos en Mount Pleasant St. El sistema de pago es curioso y barato: una hora cuesta 1,30 libras, pero a partir de dos horas el precio es el mismo para todo el día, 6 libras. Funciona con parquímetro y hay que dejar el tique en el parabrisas, como si de la ORA se tratase. Abre de 7 a 20 h. (fin de semana, a las 9).

 Como la ciudad no dio para mucho, acabamos el día en Chester, que tiene un centro histórico realmente espectacular. Habíamos estado ya en 2003 y aunque llegamos con el comercio a punto de cerrar (en Gran Bretaña el comercio cierra entre las cinco y las seis de la tarde), la visita resultó muy agradable. El parking de la Market Place –sólo para turismos- es gratuito a partir de las 15 horas. Una buena alternativa en GB es usar los Park&Ride (P+R), los aparcamientos disuasorios situados en las afueras de las principales ciudades británicas que incluyen parking barato o gratuito junto a un buen servicio de autobuses, de dos pisos, por supuesto. 

La encantadora Chester

 La mejor ruta a Escocia.

 Desde el Canal creemos que la mejor ruta para llegar directamente a Escocia es la que discurre, vía Cambridge, por la M20 ó M2, M11, A14, A1 y A66 hasta enlazar con la M6 en Penrith. La hicimos de regreso y está bien. El tramo de la A66 es un mix entre autovía y carretera, pero se circula a buen ritmo por ella. El resto es autovía de dos carriles y autopista de tres. A partir de Nottingham el tráfico es intenso, pero como ya he comentado, la gente es amable y con poner el intermitente enseguida te hacen hueco para adelantar. El puente que cruza el Támesis, el Dartford Bridge, es de pago (1,5 libras), pero sin recargo a caravanas.

 

Tras hacer algunos ajustes de itinerario, pusimos rumbo a Stirling (Escocia). Acampamos en el mejor camping de todo el viaje, el “Witches Craig” de Blairlogie. Y fue un acierto llegar un martes porque aún pillamos una buena parcela libre. El fin de semana no hubiéramos tenido esa suerte. Stirling tiene un castillo precioso, pero esta vez no entraba en el plan. Durante los cinco días en Blairlogie visitamos una amplia zona de las midlands: Callander y los Trossachs; Edimburgo; Glasgow, el Loch Lomond, Dunfermline, St.Andrews y los pueblos pesqueros del East Neuk.

 

"Witches Craig", fantástico camping en Blairlogie

 Los “souvenirs” escoceses.

 Callander es “la puerta de los Trossachs”, preciosa zona de lagos y montañas inmortalizada por Walter Scott en sus novelas. La luz del atardecer en el Loch Katryne es espectacular. 

Callander

    

El Loch Katryne. Un paraje fantástico

 

Callander no tiene mucho interés, es una calle llena de tiendas repletas de mil y un “souvenirs” escoceses: galletas de mantequilla; kilts; monstruos del lago Ness y cualquier cosa capaz de llevar cuadros escoceses. Por cierto, como casi toda Escocia es “una gran tienda de souvenirs”, donde más baratos los encontraréis es en las tiendas de “todo a una libra”. De lo contrario podéis pagar hasta cinco veces más por el mismo producto.

 

Y no es broma. No todo se encuentra en las tiendas de “A 1 libra”, claro, pero sí muchísimas cosas que valen la pena: imanes de frigo, llaveros, tazas, etc. En cuanto a las famosas cajas de “shortbreads” -las galletas de mantequilla escocesas- lo más sensato es comprarlas en los supermercados tipo Tesco. Buscad, comparad y…

 

Glasgow.

 Visitamos Glasgow en sábado para coincidir con “The Barras”, el famoso mercado de baratijas de fin de semana. Desde luego ni es Portobello Road ni Camden Town, sus “primos londinenses”, pues es cutre de narices y para colmo, está alejado del centro. Algo sólo para muy forofos.

 
   

The Barras. Glasgow

 

The Barras, el mercado

En Glasgow aparcamos el coche en el parking de los almacenes “Buchanan Galleries”. La hora sale a libra y pico. La verdad es que la ciudad nos gustó más de lo previsto, aunque eso tampoco sea decir mucho. No es Edimburgo desde luego. 

   

Glasgow. Buchanan Street

 

Gaiteros "urbanos" en Glasgow

 A media tarde nos fuimos a Luss, un encantador pueblecito de casas de piedra gris, a orillas del Loch Lomond, el lago más grande de Escocia. Fantásticas las vistas desde la playa del lago. ¡Vale la pena! Ah! desde la carretera A82 apenas se ve el Lomond, salvo en su parte más norteña.  

El Loch Lomond

  

Luss, a orillas del Loch Lomond

  

Edimburgo

 Edimburgo, por supuesto, es visita ineludible en todo viaje a Escocia y os llevará el día completo. Y si, además, queréis visitar el castillo, más vale que nos durmáis en los laureles. “La parte nueva” de la ciudad no es demasiado interesante. No ocurre lo mismo en la “medieval”, con su famosa “Milla Real”, atestada de tiendas de souvenirs escoceses, of course.

 

Edimburgo, la "Royal Mile"

Hay varios P+R, aunque algo alejados del centro, por lo que aparcamos en pleno centro, en el parking del Hotel Radisson. El acceso está en Blackfriars St., una bocacalle de High Street. También comimos, muy bien, en un pub. La cocina británica es bastante mejor de lo que se suele creer. Y si tenéis oportunidad, probad el “Carvery”, un tipo de menú a base de carnes asadas y buffet libre. Suele encontrarse en algunos restaurantes a precios sorprendentes. Hay uno junto al camping de Motherwell, cerca de Glasgow.

 
   

Especialidad escocesa en el pub

 

El típico Fish & Chips, en plato

  

Edimburgo

   

Edimburgo. Los típicos "Kilt" escoceses

 

El Reino de Fife

 Dedicamos también un día a recorrer el “Reino de Fife”. Dunfermline, la antigua capital, es bastante prescindible, pero St.Andrews nos gustó mucho. Impresionantes las ruinas de la catedral, sus calles y la línea costera. En cambio los pueblos pesqueros del East Neuk -Crail y Pittenweem- nos decepcionaron muchísimo. Como para pensárselo.

 

Dunfermline

   

Crail

  

   

St. Andrews. Ruinas del castillo

 

St. Andrews, ruinas de la catedral

  

   

Boda escocesa en St.Andrews

 

Pasteles "British" - St. Andrews

  

Delfines en Las Highlands.

El domingo tocaba traslado a las Highlands, las Tierras Altas escocesas. Concretamente a Rosemarkie, localidad que si no fuera por los delfines que pueden verse -principalmente al atardecer- en Chanonry Point, podríamos ignorarla perfectamente y quedarnos más cerca de Inverness. 

El camping de Rosemarkie, frente al mar.

 

Sin embargo queríamos ver delfines en el mar - si la suerte acompaña- y por eso acampamos en el camping de Rosemarkie. Hay que tener cierta paciencia, pero en poco más de una hora logramos ver unas cuantas aletas asomando. Verlos saltar hubiera sido la repera. Desde el camping hay unos 20’ andando por la playa hasta Chanonry Point. Si vamos en coche, atravesaremos un campo de golf, pero avisan que no quieren saber nada de posibles “pelotazos”. 

   

Chanonry Point.

Esperando a los delfines

 

Regresando al camping

  

Aquí vimos algunas aletas de delfín...

  

Antes de pasar por Inverness, hicimos una escapada a Cromarty, pueblo pesquero de Black Isle supuestamente “encantador”. No perdáis el tiempo ahí. En Rosemarkie, el pueblo del camping, visitamos el diminuto y muy interesante “Museo de los Pictos”, antiguos habitantes de la zona. 

Esto es Cromarty

 

Inverness y el Loch Ness. 

Inverness no tiene grandes monumentos, pero tiene su punto y resulta agradable de ver. En general los pueblos y ciudades escoceses -de maciza piedra granítica- no tienen el encanto de las casitas de entramado de madera inglesas, pero bueno, Escocia es una maravilla por otros muchos motivos. 

   

Inverness

 

Inverness

 

El "Annya Café" y la buena atención al cliente...

Allí vivimos una de las anécdotas del viaje. En las bonitas galerías “Victorian Market Arcade” de Inverness nos sentamos a comer en “Annya Café”. Todo parecía discurrir sin problemas. Sin embargo, la hija de la dueña “traspapeló” nuestro pedido y después de una buena espera, se descubrió el desaguisado. Tras pedirnos mil disculpas por el "lapsus" los dueños, en desagravio, nos sirvieron otra ronda de bebidas. Un detalle que les debió parecer poca cosa porque al ir a pagar la cuenta… ¡se negaron en rotundo y nos invitaron! E insistir en lo contrario no nos sirvió de nada.  Hay que reconocer con letras de oro cuando se cuida al cliente, no sólo cuando nos la juegan. Olé por Annya y "su café". 

   

"Victorian Market Arcade", Inverness

 

El "Annya's Café"

 

Acabamos el día, tras el paseo por Inverness, en el famosísimo Loch Ness, aunque el único “monstruo” que vimos -exceptuando el que hay en el Centro de Visitantes de Drumnadronchit- fue el peluche que compramos. Llovía y el ambiente brumoso resultaba realmente “apropiado” para que Nessie asomara la cabeza, pero no hubo suerte… 

 

El canal del Loch Ness

  

   

Urquhart Castle y el Loch Ness

 

"Nessie"

  

La Isla de Skye y Plockton.

 

El tiempo había empeorado drásticamente aquel el martes 24 de agosto cuando nos trasladamos a Balmacara, al Reraig Camping, junto a la isla de Skye, uno de los puntos de Escocia que no habría que perderse. Fastidiaba ver las nubes cubriendo los “dientes de sierra” de las Cuillin Hills, porque ese paisaje es uno de los más espectaculares de toda Escocia. 

 

En el Reraig Camping de Balmacara

 

Tras acampar, Plockton nos esperaba. Es un pueblo pintoresco de fachadas color pastel en un paraje de postal y que tiene un famoso “microclima” que ayuda a que crezcan… ¡palmeras!. De allí parten excursiones en barco para ver delfines y focas. Una interesante alternativa a Chanonry Point. Las carreteras de la zona son muy malas. Desde Balmacara y durante bastantes kilómetros sólo hay un carril y muchas curvas “ciegas” lo que obliga a conducir con un cuidado exquisito y a abusar del claxon, pero el paseo vale la pena.

   

La bahía de Plockton

 

Palmeras en Plockton

 

Desandamos el camino para acercarnos a uno de los castillos más espectaculares y fotografiados de toda Escocia… ¡Eilean Donan! Nos conformamos con verlo por fuera porque “ya quedamos servidos” de ver castillos por dentro en el primer viaje a Escocia.  Leer más sobre los castillos que vimos en aquel entonces...

Eilean Donan Castle

  

Eilean Donan. El puente de acceso.

Pero si queréis hartaros a castillos, conviene adquirir el pase “Historic Scotland” - www.historic-scotland.gov.uk/explorer.htm- y, si quisiéramos ver otros de Gales o Inglaterra, entonces el “Great British Heritage Pass” sería lo mejor. www.greatbritishheritagepass.com. Y si el whisky escocés es lo que priva, no faltarán destilerías que visitar. Escocia tiene encantos para todos los gustos y edades.

 

Y llegó la hora de pisar Skye, una de las visitas que más ilusión nos hacía. Afortunadamente los hados se apiadaron de nosotros y al mediodía las escarpadas cumbres de las Cuillin se habían librado de las nubes. ¡Un regalo! 

El puente de Kyle of Lochalsh y las Cuillin al fondo

 

La Isla de Skye está unida a Kyle of Lochalsh - localidad sin apenas interés- por un puente que antes era de pago y ahora no. Skye es muy agreste y buena parte de sus carreteras son de un solo carril con apartaderos, especialmente en la península de Trotternish (con las formaciones geológicas del Old Man of Storr y The Needles) y en la zona de las Cuillin. 

La Isla de Skye

  

Las Cuillin. Isla de Skye

  

Old Man of Storr y The Needles - Isla de Skye

 

Portree es el pueblo más importante, con un puerto realmente fotogénico. Desde lo alto de la carretera la foto es espectacular. Skye es paisaje sobre todo y podemos dedicarle todo el tiempo que queramos, pero para echarle un vistazo bastará con un día. Como teníamos previstos dos días para Skye y nos conformamos con uno, decidimos “gastarlo” en las Lowlands. 

Portree

  

Portree

  

   

Las "anchas" carreteras

de la península de Trotternish

 

Las curiosas vacas de Skye

  

Paseo por las Lowlands, las Tierras Bajas escocesas. New Lanark.

 

La ruta A82 entre Skye y Glasgow a través de las Highlands es preciosa. 

   

Las Highlands

 

Más Highlands

  

Memorial a los comandos caídos en combate

 

Acampamos en Motherwell y pasamos la tarde en Lanark, pueblo totalmente prescindible, pero que esconde una curiosidad digna de ver: New Lanark. El complejo de viviendas y molinos -obra de un filántropo de la época- sorprende y cautiva a la vez, ilustrando cómo en el siglo XVIII se podía producir y ser respetuoso con los trabajadores al tiempo. Es patrimonio mundial de la UNESCO y el paraje -en un valle- es espectacular. 

New Lanark

  

New Lanark

 

Al lado del camping hay un restaurante de "Carvery", llamado "Toby's Carvery" donde se cena de maravilla. Probad el "Carvery" que es un tipo de semi-buffet libre muy común en la Gran Bretaña. "El Carvery" consiste en una cena o comida a base de asados, acompañado de un buffet libre con entrantes, verduras, ensalada, etc. todo muy apetecible y a un precio buenísimo. No llegamos a 20 euros por persona. En el "Toby's", que tiene pinta de ser una franquicia, funciona el sistema de "rellena tu refresco todo lo que quieras pagando sólo uno", habitual en otro tipo de restaurantes.

   

El Chef sirviendo las carnes...

 

El "Carvery"

 

Y, de vuelta, pasamos por Lavenham, Chartres, el Perigord y San Juan de Luz...

 De vuelta a Folkestone, todavía hicimos una visita a Lavenham, en el condado inglés de East Anglia. Lavenham conserva un buen número de casas de entramado de madera y es un pueblo muy bonito, aunque un poco "solitario". 

   

Casas de entramado en Lavenham

 

Lavenham - High Street

 

   

Camping-granja en Glemsford

"Clockhouse Farm"

 

Los "servicios"

 

Ojo con el último fin de semana de agosto en la Gran Bretaña. El último lunes de agosto siempre es fiesta en el Reino Unido y provoca un desplazamiento masivo de gente durante ese fin de semana largo. Eso tiene importantes implicaciones para los extranjeros, pues hay que preverlo con tiempo y tomar medidas porque no es fácil encontrar plaza libre en los camping desde el mismo jueves anterior. Especialmente si la estancia va a ser inferior al fin de semana completo. Así pues la reserva anticipada aparece como la solución definitiva ante semejante circunstancia.

 

Aunque nosotros éramos conscientes de que ese fin de semana iba a ser problemático no esperábamos tener problemas para pernoctar la noche del jueves al viernes en la zona próxima al Canal, pues regresaríamos al continente el mismo viernes. Pero nos equivocamos.

 

Volviendo de Escocia la idea era pernoctar en uno de los camping de Bury St. Edmunds, para luego visitar Lavenham a la mañana siguiente. Llegamos alrededor de las seis de la tarde y ya no hubo manera de que nos admitiesen en dos camping de la zona, con la excusa de que estaba todo reservado para el fin de semana.

 

Finalmente dimos con nuestros huesos en un camping que era nuestro "plan C", el Clockhouse Farm Camping en Glemsford, no demasiado lejos de Lavenham (la zona tampoco tiene tantos camping para elegir). Llegar ya fue toda una odisea, pues circular con la caravana por las infames carreteras rurales británicas -tan abundantes ellas- de un único carril pone los pelos de punta, mientras vas rezando para que no te topes con nadie de frente, lo que no suele ser raro porque resultan bastante transitadas en general.

 

El camping en cuestión es una granja habilitada con una zona de acampada. Llegamos y al ver que había varias plazas libres, me di por salvado después de un día de viaje desde Escocia y un par de camping "fallidos". Pero también estuve a punto de equivocarme...

 

De entrada el dueño nos admitía a condición de que nos fuéramos "a primera hora", o sea, antes de las nueve o las diez de la mañana, con el mismo pretexto de siempre, "el Holidays Bank" o lunes festivo. Le expliqué que sólo queríamos visitar Lavenham y que regresábamos a casa y que para eso necesitábamos salir, como muy pronto, a las doce de la mañana. Primero se resistió, pero ante mi insistencia, pues ya era muy tarde y  necesitábamos acampar (para mas "inri" había plazas vacías a tutiplén) accedió con la condición de que, sin falta, a las doce nos largásemos.

 

La verdad es que el hombre tenía un sentido del humor muy británico y guasón y tenía debilidad por gastarme bromitas. Lástima que mi inglés no sea tan bueno como para "replicarle" en condiciones, porque con ganas me quedé. No obstante nos ofreció sus ciruelas cogidas directamente del árbol o sus zarzamoras "en desagravio".

 

Lo cierto es que la granja, como camping, deja mucho que desear, incluso por las 10 libras que nos cobró por todo. El camping no tiene duchas -las estaba construyendo con vistas a los Juegos Olímpicos de 2012- y los servicios son de lo más rudimentario, eso sin tener en cuenta el difícil acceso al lugar, aunque eso es desgraciadamente común a muchos camping en el Reino Unido.

 

 Así pues el "Clockhouse Farm" sólo es una opción a tener en cuenta en unas circunstancias como las vividas. En ninguna más. Madrugamos, visitamos Lavenham y a las doce salíamos del camping. ¡En ese rato llegaron un buen montón de campistas!. Realmente el fin de semana de Holiday Bank es un problema en las zonas muy turísticas y eso incluye casi todo el sur de Inglaterra.

 

El viernes, 27 por la tarde cruzamos de nuevo el Eurotúnel por la tarde y pernoctamos otra vez en Peuplingues, acampando en la plaza que habíamos dejado reservada de palabra quince días antes, a la ida. Llegamos al Eurotúnel casi un par de horas antes de lo que hubiera sido necesario y nos encontramos con la agradable sorpresa de que el aparato automático de registro nos ofreció la alternativa de viajar antes -que era más caro- al mismo precio. Así pues ganamos un par de horas sobre el horario previsto y tuvimos más tiempo para solazarnos en el camping francés. ¡Fenomenal!.

  

Esperando para subir al tren lanzadera...

 

Rumbo a Chartres:

Si la ida había sido “de tirón”, la vuelta no. El sábado por la mañana nos trasladamos a Chartres, pero en ruta nos desviamos ligeramente hasta Danville, un pequeño pueblo que nos pillaba "ligeramente" de paso para ver el “Chocolatrium”, el museo de los “Chocolates Cluizel”. Una apetitosa e ilustrativa visita para los amantes del chocolate. Facilitan un impreso en castellano y la entrada incluye una degustación. El parking es pequeño, pero aparcamos la caravana sin problemas porque estaba casi vacío.

 

 

El "Chocolatrium"

 Esta visita no estaba "planificada", pero a la ida vimos los carteles que lo anunciaban y me quedé con la idea de verlo a la vuelta si se nos terciaba. Y se nos terció. ¡Ventajas de viajar a tu aire con la caravana, que haces lo que quieres!

 

A la hora de comer llegamos al camping de Morancez, a las afueras de Chartres. Por la tarde visitamos la catedral y el casco antiguo. Chartres es una de esas ciudades que, por caer un poco a trasmano, nos ha llevado bastantes años visitar, pues nunca parecía ser el momento adecuado. La catedral me decepcionó un poco, lo que no quita para que sea espléndida. Quizás tanta espera había disparado demasiado mis expectativas… El casco antiguo es bonito, en la línea de las ciudades pequeñas francesas y el solecito se agradecía incluso demasiado tras varios días más nublados que otra cosa

 

   

La catedral de Chartres

 

Chartres

  

Y llegamos al Périgord...

El domingo seguimos “bajando” y al mediodía acampábamos cerca de Sarlat la Canéda, en el Périgord, una de las regiones más bonitas y espectaculares de toda Francia. Sarlat es ya una vieja conocida, a la que siempre se agradece regresar. Una preciosidad medieval de piedra dorada. El Périgord esconde tanto vestigios prehistóricos, como pueblos y castillos medievales de postal. No os lo perdáis, bien vale unas vacaciones. El domingo por la tarde Sarlat -a diferencia de otras ciudades- está bien viva, pues siendo “la capital del Foie Gras” las tiendas del centro están abiertas hasta las siete de la tarde. Y si algo no falta, son turistas, claro. 

 

   

Sarlat. La Maison de la Boétie

 

Sarlat la Canéda

  

El Périgord, "la patria" del Foie Gras

 

El lunes fue el último día “visitable”, pues el martes ya volvimos a casa. Como de costumbre, viajamos por la mañana y “turisteamos” por la tarde. Tarde que pasamos paseando por San Juan de Luz, con sus fachadas blancas y vigas de madera de vivos colores. Tiene mucho ambiente y una playa espectacular. 

 

 

Descripción

 

 

Aunque tuvimos mucha suerte con la climatología -el tiempo es allí muy, muy variable- tras las brumas escocesas tanto sol resultaba incluso extraño. Y, de esa manera, pusimos punto y final a un interesantísimo recorrido por la verde y enigmática Escocia.

 

 

 

www.francisco-colet-viajesycaravaning.com
contacto@francisco-colet-viajesycaravaning.com